Sábado, 22 de Junio de 2024 Lluvia ligera 15.0 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 15.0 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Mundo

Condenaron a un tuitero en el primer juicio por fake news en España

Fake news

Este martes se conoció la condena que recibió un tuitero español después de difundir fake news sobre inmigrantes marroquíes. El proceso, que había empezado en 2020, terminó con una condena a 15 meses de cárcel y una multa de 1620 euros.

El juicio contra el tuitero fue el primero de este tipo, ya que nunca antes en España se había juzgado a una persona por difundir información falsa en las redes sociales. El hombre, identificado por los medios locales como “J.M.”, compartió en Twitter un video en el que se ve cómo un hombre ataca violentamente a una mujer en la calle, y aseguró que el atacante era un MENA, sigla con la que se conoce a los Menores Extranjeros No Acompañados en España. Además, afirmó que el ataque se produjo en la ciudad de Canet de Mar, en la provincia de Barcelona.

"Aquí tenéis el video del MENA marroquí de Canet de Mar, a esos que le vamos a dar la 'paguita' hasta los 23 años”, escribió J.M. en Twitter, y agregó: “Estos energúmenos y estas manadas de moros de mierda no saldrán en los medios". Finalmente, resultó que ni el atacante del video era marroquí ni el lugar era Canet de Mar: las imágenes eran de un episodio ocurrido en China.

La acusación contra el tuitero por publicar fake news

En los primeros meses de 2020 la Fiscalía de Barcelona, a cargo del fiscal Miguel Ángel Aguilar, presentó una querella contra J.M. argumentando que el tuitero actuó "movido por su animadversión y profundo rechazo a los inmigrantes extranjeros de origen marroquí, y entre ellos a su sector más vulnerable como son los menores no acompañados". Además, el fiscal consideró que J.M. había actuado con la intención de difamar a los marroquíes vinculándolos con acciones violentas y contribuyendo con los estereotipos y los prejuicios hacia estas personas.

Aguilar acompañó la acusación con otras “múltiples publicaciones de naturaleza xenófoba y racista", en algunas de las cuales el tuitero calificaba a los inmigrantes como "hijos de la gran puta" y a los musulmanes como "moros de mierda", además de compartir imágenes de Hitler presentándolo como quien resolvería “el problema de los menas” y mensajes del Ku Kux Klan como "Debemos asegurar la existencia de nuestra raza y un futuro para los niños blancos".

El proceso estuvo a cargo de la Audiencia de Barcelona y, si bien la condena incluyó 15 meses de cárcel, la defensa y la Fiscalía acordaron que el usuario no fuera preso porque no tenía antecedentes penales y aceptó cerrar sus redes sociales. Además, le prohibieron las actividades docentes o deportivas por cinco años y deberá hacer un “curso de igualdad”.