Miércoles, 17 de Abril de 2024 Cielo claro 20.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 20.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1030
Policiales

Capturaron a El Dumbo, el narco que sembró el terror y que era de los más buscados del país

Dumbo

Raúl Maylli Rivera, más conocido como El Dumbo, fue detenido en Lima, tras una investigación de la Policía Federal Argentina en la que colaboraron fuerzas uruguayas y peruanas.

El narcotraficante que sembró el terror en el Bajo Flores, en Villa Lugano y en el barrio Padre Carlos Mugica, fue capturado con un DNI boliviano en la capital de Perú, luego de permanecer prófugo durante meses.

El operativo policial capturó a El Dumbo tras el seguimiento de Jonatán Camelino, alias el Oso, hombre de extrema confianza de Maylli, que viajaba a Uruguay vía Buquebus y desde allí volaba a Lima. Un agente de incógnito que lo siguió en el barco y el avión, reconoció a las personas que fueron a buscar a Camelino al aeropuerto en Lima y dispuso su seguimiento, que llevaron a cabo los agentes peruanos.

Esto los llevó hasta El Dumbo, que fue detenido pasadas las 6 en el parque San Silvestre del distrito San Juan de Lurigancho.

El líder narco peruano tenía un pedido de captura nacional e internacional dictado por el juez federal Julián Ercolini en mayo de 2021. 

Allí se le consideró el “jefe de una una organización destinada principalmente a la distribución y comercialización de sustancias estupefacientes, con dominio territorial en un sector del barrio Padre Mugica -especialmente en inmediaciones de la Platea 11- en el sector central del contiguo asentamiento Bermejo del barrio de Villa Lugano y en la villa 1-11-14″.

Tenía dominio territorial en un sector del barrio Padre Mugica, en el sector central del contiguo asentamiento Bermejo del barrio de Villa Lugano y en la villa 1-11-14.

Para el magistrado, la banda de Dumbo, actuó “al menos desde noviembre de 2018 y hasta su desbaratamiento el 24 de mayo del 2021″, cuando fueron detenidos 12 de sus integrantes.

Por datos que ayudaran a dar con su paradero, el Ministerio de Seguridad de la Nación ofrecía una recompensa de 5.000.000 de pesos.