Sábado, 03 de Diciembre de 2022 Cielo claro 18.7 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 18.7 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $175
Dólar Blue: $312
Columnistas

¿Hasta cuándo dólar Qatar?

aeropuerto

No por ser de público conocimiento, dejamos de pensar en el temor a las crisis que nos genera el dólar cotidianamente.

La pérdida de los verdes billetes en las reservas del Banco Central son un problema que involucra a todos los argentinos desde hace mucho tiempo, aún a aquellos a los que sus alteraciones no afectan.

Desde tiempos pretéritos los gobiernos que se sucedieron en nuestro querido país han intentado poner un parche salvador que frene la sangría de divisas, pero nunca han dejado de ser eso… parches.

Así fue como en los inicios del segundo mandato de Cristina Fernández en 2011 se impuso una percepción del 15% a los gastos en moneda extranjera, pensando que la gente renunciaría a su necesidad de viajar, a comprar artículos de intereses personales como libros y revistas, máquinas y herramientas, o simplemente medicamentos para mejorar la calidad de vida de los enfermos.

Más tarde vino el cepo, que a través de la AFIP decidía quién podía y quién no podía adquirir divisas extranjeras en el concepto que fuera.

Finalmente se prohibieron las operaciones y no quedó más remedio que pedir permiso para gastar en dólares si alguien quería viajar.

Está claro que ningún parche alcanzaba. Lo que inicialmente fue del 15%, pasó al 20% en marzo y al 35% en octubre de 2013.

En 2014, el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, impuso una percepción del 20% también para quienes quisieran atesorar dólares y con un límite de sólo 2000 al mes.

Y aunque parecía que estábamos debajo de la alfombra, todavía había mucho más para esta película de terror llamada: La economía fantasma de un país llamado Argentina.

¿El dólar Qatar vino para quedarse como otros tantos impuestos que eran por única vez?

Con la llegada de Mauricio Macri el cepo fue levantado en diciembre del 2015, porque el gobierno anterior no sabía ponerle límites a los problemas.

Duró casi 3 años la medida, tras las PASO previas a las elecciones de 2019 los funcionarios de la administración MM lo reimplantaron con un límite inicial de compra de 10 mil dólares por mes y final de sólo U$S 200 mensuales y que rige actualmente.

En el mientras tanto, la flamante administración Fernández-Fernández creó el impuesto PAIS -Impuesto para una Argentina Inclusiva y Solidaria- que recarga con el 30% a las operaciones en moneda extranjera.

Una vez más, la voluntad por gastar de la gente fue más fuerte y entonces se agregó una nueva percepción de 35%, que este año se incrementó al 45%.

Pero la gente es mala y comenta.

En este caso, que nos íbamos todos a Qatar a ver a una selección de fútbol Argentina con ganas de salir campeón; y como la ilusión es lo último que se pierde, los argentinos compramos más de 45.000 entradas para ir a ver cómo la celeste y blanca se bate a duelo en cada partido.

Así, los funcionarios que no funcionan decidieron que era necesario aumentar los controles y el valor del dólar, agregando una nueva percepción del 25% al valor del dólar ¿oficial?

Mundiales dólar Qatar

Y ahora siiii señoras y señores; ya con un 30% del Impuesto Solidario, más el 45% de Anticipo de Ganancias, y el 25% de Anticipo a los Bienes Personales, el país está salvado.

Lo que no nos dijeron es si el dólar Qatar tiene vencimiento. ¿Será que va a durar hasta que termine el mundial de fútbol? ¿O será que vino para quedarse como otros tantos impuestos que eran por única vez?

En este contexto parece un chiste decir que los gastos mensuales inferiores a 300 dólares estén exentos de la percepción ¿no?

La incapacidad de entender a la actividad turística como un negocio de ida y vuelta le impide a los funcionarios ver la magnitud del negocio que se pierde el país con estas medidas.

Es una verdad incomprendida decir que si hay aviones para salir, hay aviones para venir y en los que vienen hay turistas que gastan su dinero en el país.

El turismo no es una actividad “depredadora” de la economía del Estado y mucho menos el culpable de la situación económica del país.

Si la excusa del “dólar Qatar” está basada en las más de 45 mil entradas vendidas a los argentinos para el Mundial FIFA estamos haciendo mal las cuentas.

¿Cuántos de esos compradores saldrán realmente desde Argentina?

¿Cómo se cuenta a los miles que viven en el exterior y viajarán a Qatar sin impactar en nuestras reservas?

¿Nadie se dio cuenta que, a esta altura del año, los pasajes, hoteles y entradas vendidos en el país ya fueron pagados?

A partir de esta medida poco seria, quienes viajen por trabajo, salud o tan solo a capacitarse serán castigados por gastar o invertir sus ahorros. Una verdadera locura que se debe repensar en favor no sólo de una actividad que genera empleos y divisas en ese ida y vuelta, sino también en las necesidades de un país que ya duele de tanta mediocridad.