Domingo, 27 de Noviembre de 2022 Muy nuboso 22.9 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 22.9 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $172
Dólar Blue: $320
Mundo

¿Por qué tantos yankies están circuncidados? La bizarra historia del prepucio en Estados Unidos

Un estudio publicado en la revista Science Direct en noviembre del 2014 comprobó lo que cualquiera que mira pornografía estadounidense intuía: los yankies están, casi todos, circuncidados. La investigación, llevada a cabo por los médicos y profesores Brian J. Morris, Stefan A. Bailis y Thomas E. Wiswell, llegó a la conclusión de que el 80,5% de los adultos estadounidenses estaban circuncidados. Los números de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) son similares. Para ellos, el 81% de los hombres de su país carecen de prepucio.

Este es un hecho completamente distintivo entre los países cristianos. Mientras las religiones judía y musulmana exigen la práctica para demostrar el pacto con Dios que sus creyentes tienen o para seguir las leyes de Mahoma, el cristianismo la abandonó desde los tiempos del apóstol Pablo de Tarso, quien buscó eliminar la práctica para facilitar la expansión de su religión. En Europa, por ejemplo, las cifras no suelen superar el 20% de adultos circuncidados, al igual que en América Latina. Entonces, ¿por qué la práctica se impuso tanto en el poderoso país del norte?

Racismo, mitos, cereales y lucha contra la masturbación

Si bien la circuncisión puede ayudar a evitar, de forma marginal, algunas enfermedades, como el contagio de HIV o el cáncer de pene, sus beneficios son pequeños y no lo suficientemente importantes como para que sea una práctica medicamente recomendada.

Las explicaciones para su prevalencia en Estados Unidos difieren. Algunos argumentan que las principales razones están referidas a su sistema médico "por demanda". A mediados del siglo 19, se comenzó a expandir la idea de que la circuncisión era más higiénica, y demostraba un mayor poder adquisitivo. Cuando el acceso a la salud comenzó a popularizarse, los estadounidenses le exigieron la práctica a sus médicos, a quienes además les resultaba más redituable llevarla a cabo, separando a los bebés de sus prepucios. Un proceso similar ocurrió en otros países, como Inglaterra o Australia, al mismo tiempo, aunque en esos países la popularidad de la práctica bajó poco después.

En 1886, el doctor John Harvey Kellog, el inventor del cereal que lleva su nombre, comenzó a militar la circuncisión con el objetivo explícito de disminuir la masturbación en los jóvenes.

Además, estaba el dato de la salud sexual de los judíos en Estados Unidos. Si bien esta se debía, mayoritariamente, a la insularidad de esta comunidad, que se relacionaba poco con el resto de la población, algunos médicos estadounidenses encontraron en la circuncisión que este pueblo practica una de las razones para su llamativa falta de enfermedades venéreas.

Sin embargo, en el medio hubo campañas con tonos marcadamente más bizarros. En 1886, el doctor John Harvey Kellog, el inventor del cereal que lleva su nombre, comenzó a militar la circuncisión con el objetivo explícito de disminuir la masturbación en los jóvenes. Él particular personaje quería llevarla a cabo al comienzo de la pubertad y sin anestesia, como un castigo para los jóvenes que se masturban.

La circuncisión de la raza negra es un remedio eficiente para prevenir la predisposición para la violación indiscriminada inherente a su raza.

Doctor Peter C. Remondino

En 1894, el doctor Peter C. Remondino escribió un artículo en la revista National Popular Review, afirmando que "la circuncisión de la raza negra es un remedio eficiente para prevenir la predisposición para la violación indiscriminada inherente a su raza". El doctor Lewis A. Sayre, que fue en su momento presidente de la Asociación Médica de los Estados Unidos, contó que había logrado curar la parálisis en las piernas de un niño a través de la circuncisión. Además, planteaba que podía curar la epilepsia, desórdenes mentales, el dolor de cadera y las hernias a través de esta práctica. Para este peculiar médico, uno de los principales impulsores de la circuncisión, la "irritación genital" y la masturbación eran las causas de todos estos problemas de salud, y esta se podía evitar quitando el prepucio.

Es un hecho sabido que el prepucio es un factor frecuente en la masturbación, no solo en niños sino también en adultos... la circuncisión ha llegado a ser reconocida como el remedio más efectivo.

Abraham Wolbarst

La lucha contra la masturbación fue un factor importante en el crecimiento de la circuncisión en Estados Unidos. Eso se puede ver en libros como "All about the baby", del doctor R.N Tooker, que recomendaba la práctica para prevenir "el vil hábito de la masturbación", o en las publicaciones del doctor Abraham Wolbarst, el autor del artículo "Circuncisión Universal como Medida Sanitaria", publicado en la revista de la Asociación Estadounidense de Médicos. Él argumentaba que "es un hecho sabido que el prepucio es un factor frecuente en la masturbación, no solo en niños sino también en adultos... la circuncisión ha llegado a ser reconocida como el remedio más efectivo".

Los prepucios en crecimiento

Si bien la práctica sigue siendo extremadamente popular en aquél país, desde los años 80' que vienen creciendo la cantidad de bebés a los que les permiten quedarse con su prepucio. De acuerdo a una encuesta de la página YouGov, el 33% de los estadounidenses entre 18 y 29 años creen que los niños deben ser circuncidados, comparado al 43% de los que tiene entre 30 y 44, el 52% de los que están entre los 45 y los 64, y casi dos tercios de los adultos mayores.

En los 32 años entre 1979 y el 2010, la tasa de circuncisión en Estados Unidos bajó un 6%, de 64,5% hasta 58,3%, según la CDC. El porcentaje total de recién nacidos circuncidaos tocó un máximo de 64,9% en 1981, y un mínimo de 55,4% en el 2007.

Está pasando