Jueves, 08 de Diciembre de 2022 Cielo claro 35.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 35.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $177
Dólar Blue: $316
Sociedad

Los estudiantes que toman las escuelas van a quedar libres si no recuperan los días de clase

Acuña

La ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, continua su enfrentamiento con los estudiantes que mantienen una toma en las escuelas públicas para visibilizar su reclamo. La ministra advirtió que quienes participen en las tomas, deberán recuperar los días de clases perdidos durante los fines de semanas y en caso contrario, correrán el riesgo de quedar libres.

Acuña criticó la medida que llevan adelante hace 10 días y confirmó que aun quedan siete escuelas tomadas: “Tenemos, en términos de reglas y de mecanismos claros ya presentes en las escuelas, medidas pedagógicas que tienen que ver, por ejemplo, con el régimen de regularidad”, afirmó Acuña en declaraciones a Radio Rivadavia.

La ministra explicó el sistema de presentismo donde para ser un alumno regular, hay que tener el 85% de presente por bimestre y ahora con las tomas, los estudiantes "ya están superando esos días".

"Con lo cual, esos chicos que están en la toma, perdieron la regularidad, no son alumnos regulares. ¿Qué significa esto? Que este bimestre van a tener que hacer medidas compensatorias como por ejemplo ir a las escuelas los días sábado para recuperar la regularidad. Si en el segundo bimestre no recuperan la regularidad, no van a poder acreditar las materias, lo que en nuestra época se llamaba ‘quedarse libre’”, explicó Acuña.

Los chicos que están en la toma, perdieron la regularidad, no son alumnos regulares.

Soledad Acuña.

A su vez, Acuña reafirmó que detrás del inicio de estos reclamos están organizaciones gremiales como CTERA y sostuvo que se trata de una "iniciativa político-partidaria" que se inició hace diez días cuando "entregaron manuales a los estudiantes en 15 escuelas sobre cómo tomar una escuela y qué reivindicaciones podían levantar", aunque esta versión fue negada por los estudiantes.

"Hasta ese momento, nosotros no teníamos por parte de ninguna escuela conocimiento de una situación de malestar que justifique una medida de fuerza tan fuerte como esta”, agregó Acuña.

El gobierno porteño a su vez, envió la semana pasada a la Policía de la Ciudad a la casa de los estudiantes para notificar a los padres que fueron denunciados y que tendrán que hacerse cargo del dinero invertido en el pago de los docentes que no pudieron dar clases a raíz de las tomas, cifra que se eleva al 1,5 millón de pesos.