Martes, 29 de Noviembre de 2022 Cielo claro 26.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 26.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $174
Dólar Blue: $318
Columnistas

Los Gauchos del béisbol que buscan su mundial

En menos de dos meses, Argentina va a estar jugando el Mundial de fútbol en Qatar con la expectativa puesta en romper 36 años sin títulos. A partir de hoy otro equipo: el de béisbol masculino buscará su propio hito cuando arranque las eliminatorias para el World Baseball Classic de 2023, su propio Mundial al que nunca clasificó antes.

béisbol argentina

La batalla de Gettysburg es la más emblemática de la guerra de Secesión de los Estados Unidos que duró cuatro años entre 1861 y 1865. Lo estados sureños confederados, partidarios de la esclavitud, armaron su intento de país independiente, pero los unionistas del norte los derrotaron y evitaron el cisma. En 1863 esa batalla puntual, que duró tres días y dejó 50 mil muertos, marcó el destino a favor de la Union. Uno de los mandos militares destacados en combate fue Abner Doubleday que guió al I Cuerpo del Ejército tras la muerte del mayor general John Reynolds. La leyenda reza que 24 años antes de esta lucha, en Cooperstown, estado de Nueva York, Doubleday fue quien fundó el béisbol moderno, si bien no hay documentos que lo confirmen. A lo largo de la historia hay múltiples libros que abordan que el uso de un palo y una pelota como entretenimiento se utilizaba ya en culturas milenarias como la griega, la persa o la egipcia.

Estados Unidos es la meca de un deporte con mucho predicamento, también en Asia y América Latina, donde Argentina no es la excepción. Los Gauchos, el seleccionado masculino, buscará desde hoy en Panamá la clasificación al World Baseball Classic de 2023, que es, básicamente, el Mundial de la categoría. Se jugará en marzo en tres grupos, repartidos entre Taiwan, Japón y Estados Unidos, cuyo partido de campeonato será en el LoanDepot Park, la casa de los Miami Marlins de la Major League Baseball. Hasta 2013 el béisbol y el softbol tenían representación mundial por separado, pero se fusionaron en la Confederación Mundial de Softbol y Béisbol con sede en Lausana, que tiene dentro de su Junta Directiva a Antonio Castro, uno de los nueve hijos de Fidel. Mientras duró la separación hubo una Copa Mundial de Béisbol, que cohabitó hasta 2011 con el WSC o Clásico Mundial, que tuvo su primera edición en 2006 en San Diego y fue ganado por Japón.

En Argentina se practica en tres lugares: el área metropolitana de Buenos Aires, donde entre equipos masculinos, femeninos y de menores hay alrededor de ochenta; Salta, que cuenta con siete; y Córdoba, con cuatro. El deporte llegó al país hace más de 130 años y hay registros periodísticos del diario La Prensa que en 1888 menciona al Buenos Aires Béisbol Club. En 1925 se fundó la Asociación Argentina, en 1954 a su vez se creó la Federación Argentina de Béisbol y Softbol, que se dividieron en 1960, dando origen formal a la Federación Argentina de Béisbol a secas. Incluso en los años ‘30 River, Boca, San Lorenzo o Gimnasia y Esgrima La Plata tuvieron sus novenas en la Liga Argentina. En 1977 se organizó en Buenos Aires el Mundial Juvenil que ganó Venezuela en el Estadio Nacional de Ezeiza, que está pegado al predio que la AFA. En ese mismo lugar, Los Gauchos le ganaron a Brasil la final del Sudamericano de 2004, el primer título internacional de un equipo argentino de mayores.

El seleccionado se nutre de las tres ligas locales y de beisbolistas que juegan en Europa y en Estados Unidos, aunque ninguno lo hace en las Grandes Ligas de la MLB. Hay casos de hijos de extranjeros de países con tradición pelotera como Andrés Kim y Eric Ma, hijos de coreanos, nacidos en Argentina, que se fueron a Estados Unidos donde jugaron en el beisbol universitario. También hay dos venezolanos, Carlos Gimenez, nacionalizado argentino, y José Mendoza que cuenta con pasaporte croata.

Distinta suerte corrieron sus compatriotas Yaferson López, Juan Mujica, William Montes, Luis Jiménez y Samuel Hidalgo que fueron anunciados en roster para el Clásico Mundial, pero a quienes Panamá no le autorizó la visa de ingreso. Si bien la Federación Argentina de Béisbol intentó en un principio continuar con las gestiones, decidieron reemplazarlos para tener el plantel completo. La inmigración desde Venezuela engrosó los distintos equipos, dado que allá el deporte representa lo que el fútbol a la Argentina. Quienes conocen la liga metropolitana sostienen que, si bien el nivel es bueno, no son necesariamente mejores que los argentinos, pero manejan una velocidad y una naturalidad superior, aunque sí hay diferencias entre los niños y adolescentes de un país y otro. También estuvieron a punto de sumar al seleccionado a estadounidenses nietos de argentinos, pero por una cuestión migratoria no pudieron obtener el pasaporte.

Para la edición 2023 del Clásico Mundial hubo dieciséis equipos que se clasificaron por haber jugado la edición de 2017 y se abrieron dos clasificaciones para los cuatro lugares restantes. La primera se hizo en Alemania, terminó el 21 de septiembre donde se clasificaron Reino Unido y República Checa. El segundo empieza hoy en la Ciudad de Panamá con seis equipos: Brasil, Nueva Zelanda, Nicaragua, Panamá, Argentina y Pakistán, contra quien es el debut a las 21. Los asiáticos están en el puesto 31 del ranking mundial, cuatro puestos más abajo que Los Gauchos que parten como favoritos. El formato del torneo no es eliminatorio, pero es necesario ganar tres partidos para lograr un boleto al Clásico. Si hoy vencen a los pakistaníes, juegan mañana a la noche contra los locales en el Estadio Nacional que ya tiene sus 27 mil entradas vendidas. “A nosotros nos inspira la idea de jugar en un estadio lleno contra los locales”, reconoce Guido Monis, uno de los lanzadores o pitchers, jugador de Ferro Carril Oeste y productor audiovisual.

“Nos enteramos que teníamos esta chance después del Sudamericano de Lima hace dos meses. Nos dijeron que existía y empezamos a trabajar, primero con una lista de cincuenta jugadores elegibles, luego se bajó a una de 35, hasta la final de 28”, afirma Monis que es uno de los catorce pitchers. Representa la mitad del plantel y el puesto más importante porque es quien lanza las pelotas. Para aquellos que no dimensionan el rol, sería como una mezcla de volante central y enganche en el fútbol por el hecho de que la generación de juego está en sus hombros. Él fue parte del plantel que fue subcampeón en Perú y buscará un lugar en los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, cuyo repechaje todavía no tiene fecha ni lugar.

Si bien no hay jugadores nacionales en las Grandes Ligas de Estados Unidos sí hay entrenadores como el manager principal del seleccionado, el salteño Rolando Arnedo, que trabaja para los Arizona Diamondbacks. Uno de sus asistentes y coach de pitcheo, Marcelo Alfonsín, es coordinador en la Liga de Verano de Dominicana para los Houston Astros.

A nivel mundial, la MLB es como la NBA, pero a diferencia del básquet cuenta con muchos más extranjeros, en especial latinoamericanos. Solo entre los diez mejores del ranking mundial de selecciones hay cuatro países: México, cuya liga es muy fuerte, Venezuela, República Dominicana y Cuba. Colombia, ubicado en el puesto once, es el otro país sudamericano fuerte. El segundo torneo más relevante es el japonés, aunque ahí hay mayor presencia de jugadores locales. El deporte llegó a territorio nipón a finales del siglo XIX y los partidos se juegan a aforo completo en estadios con una capacidad promedio de 35 mil espectadores.

El equipo recibió un apoyo importante de Ángel Di María que, mientras concentraba para los amistosos contra Honduras y Jamaica les mandó un saludo y deseó suerte. Hoy a la noche cuando Los Gauchos escuchen las dos palabras mágicas, “Play Ball” (a jugar a la pelota), comenzarán el camino en búsqueda de su norte, el Clásico Mundial de Béisbol 2023.

Está pasando