Lunes, 05 de Diciembre de 2022 Lluvia ligera 23.6 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 23.6 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $175
Dólar Blue: $312
Columnistas

Figuritas y copitos en la República de los Niños

Las derivaciones del fallido magnicidio de la Banda de los Copitos y la intervención del Gobierno por la escasez de figuritas dominaron la escena pública, dejando en ridículo a cualquier parque temático.

Desde la mirada adulta, acercar la complejidad del mundo a un niño consiste en achicarlo. Presentarlo a escala infantil y ponerlo a la altura de esos “locos bajitos”, como diría el cuerdo de Serrat.

Las instituciones de la República representadas en una maqueta funcionan y permanecen impolutas. Algo de eso persiste en la República de los Niños (el primer parque temático de América fundado en 1951 en Gonnet, ahí nomás de la ciudad de La Plata). La Casa de Gobierno, el Palacio de Justicia, los ministerios, el Parlamento y otras tantas instituciones replicadas en miniatura son las atracciones del parque.

Afuera es distinto. Como si se tratara de una extensión atrofiada de la República de los Niños, las noticias de la semana se presentaron dominadas por una pulsión infantil ensombrecida. Las derivaciones del fallido magnicidio de la Banda de los Copitos y la intervención del Gobierno por la escasez de figuritas dominaron la escena pública, dejando en ridículo a cualquier parque temático.

Los copos de azúcar –ya sospechados en nuestras infancias- nunca volverán a ser lo mismo.

Los copos de azúcar –ya sospechados en nuestras infancias- nunca volverán a ser lo mismo. La banda de jóvenes con trastornos del espectro nazi también provocó este daño colateral. La coartada de los copitos no la vio venir ni el Agente 86. Y ahora el manto de sospecha recae sobre los legítimos vendedores de esas nubes de azúcar. Periodistas con aspiraciones de seriedad ensayan su tono más solemne para poder decir “copito de azúcar” sin desgraciarse de risa en medio de un editorial político sobre el intento de magnicidio.

El esfuerzo por mantener la compostura no fue menor en la Secretaría de Comercio, que intervino esta semana convocando a las partes involucradas en el desabastecimiento de figuritas del Mundial. La falta de fichus fue abordada como una cuestión de Estado por funcionarios, kiosqueros y empresarios que asumieron su rol como un acting aprendido en sus infancias en alguna visita escolar a la República de los Niños.

Reunión cumbre en la Secretaría de Comercio por la falta de figuritas.

Funcionarios, kiosqueros y empresarios asumieron su rol como un acting aprendido en una visita escolar a la República de los Niños.

¿A qué estamos jugando? Aún no lo sabemos. La premisa de cualquier juego infantil es poder responder primero esa pregunta.

Cuando las formas de la infancia se apropian de los procedimientos de la vida adulta aparecen con una mueca de tristeza y patetismo. Esa especie de niñez fantasmal nos deja solos y a merced de los monstruos. Y encima se murió Carlitos Balá.

Está pasando