Martes, 04 de Octubre de 2022 Cielo claro 15.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 15.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $156
Dólar Blue: $282
Sociedad

Los testimonios de los internados en La Razón de Vivir: entre las "condiciones inhumanas" y el "me salvaron la vida"

El centro de rehabilitación “La razón de vivir” a cargo de “Teto” Medina está siendo investigada por ser una asociación ilícita y por el delito de “reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral”. Distintas personas que estuvieron internadas allí dieron testimonios de las condiciones inhumanas en las que vivían, sin embargo varios otros continúan defendiendo este espacio y asegurando que fue de gran ayuda en su recuperación.

El presentador pasará la noche detenido en Berazategui y será indagado mañana por la mañana luego de haber sido detenido esta mañana en su domicilio de la calle Cabello en Recoleta. La causa comenzó por la denuncia de un párroco que contó que alguien allegado a él estaba internado en ese centro y que de esa forma conoció las situaciones que vivían, las comparó con una secta

“Néstor mencionaba en ocasiones frases de tinte religioso como ´Muchos son los elegidos y pocos los que se salvan´, como haciendo alusión a la biblia. Refería también que en la quinta no se trataba de ser inteligente, sino obediente. La indicación a los adictos era que las mujeres los iban a hacer recaer en las adicciones y por eso Néstor le exigía a las chicas que iban de visita que no lleven ropa ´provocativa´”, contó el párroco.

Varias personas que estuvieron internadas en el centro de rehabilitación también se abrieron sobre las espantosas experiencias de las que fueron víctimas como castigos físicos y psicológicos. Declararon en la justicia sobre el las torturas, el abuso psicológico y el encierro: eran obligados a dormir en el piso y no podían comer.

Una de las personas contó que le retiraron los medicamentos de HIV. Otro testimonio desgarrador fue el de E.A.Q. que sufrió la amputación de unas de sus piernas por una diabetes avanzada que no pudo recibir la atención medica y debió ser atendido por otros adictos. Mientras que otro hombre -identificado como REA- explicó que lo hicieron trabajar de albañil al enterarse que era su oficio.

E.A.Q. sufrió la amputación de unas de sus piernas por una diabetes avanzada y fue atendido por otros adictos.

"Llegue a “La razón de vivir” por Facebook y porque la cuota era de $30.000 por mes. Cuando entré y se enteraron de que tenía el oficio de albañil me pusieron a trabajar. Comencé por terminar cuatro habitaciones, con revoque, contrapiso, carpeta y aberturas, con la ayuda de algunos internos y desde horas de la mañana hasta las siete de la tarde. Luego construí una oficina completa. Nunca recibí un pago a cambio de ello, ya que me decían que todo era ´parte del tratamiento´”.

Entre las prohibiciones, la víctima contó que no podía comunicarse con su familia y que era obligado a subir fotos a un grupo de Whatsapp Ed la familia para simular que estaban bien y "no siendo explotados como realmente sucedía”.

Sobre los castigos, contaron que si alguien quería irse de la clínica recibían insultos o ser obligados a hacer guardia toda la noche sin dormir. El interno R.M.M. contó que los privaban de diferentes cosas como alimentos, bebidas, descanso y comunicación con la familia.

Otra persona relató que no pudo atender su H.I.V.: “Néstor Zelaya me dijo que estaba ´negativizado´ y que hiciese ´fuerza´ para curarme. Me negó la atención médica que necesitaba. Tampoco me brindaron ningún tratamiento contra adicciones ni atención médica por una lesión que tenía en mi pie. Los integrantes de la asociación comenzaron a decirme que el ´tratamiento´ del lugar consistía en hacerme pasar necesidades físicas y psíquicas para que ‘valorara’ más las cosas”.

Sin embargo, varios familiares y recuperados salieron en defensa de Tato. Desde una de las quintas de rehabilitación ubicada en Berazategui, donde hay 58 internos, una mujer contó que su hijo hace seis meses está internado y que "mejoró como absolutamente todos los chicos": "Estamos felices"

"'Teto' es una excelentísima persona que viene todos los martes siempre acá y a otras comunidades para darle charlas motivacionales y los transforma a los chicos con una actitud de vida nueva porque él también pasó un período de adicción", señaló en declaraciones a TN.

A mi hermano le salvaron la vida. Hoy tiene la responsabilidad de vivir sanamente gracias a que existen lugares así.

Familiar de un internado.

Otra mujer, madre de Luciano, contó que su hijo hace un año internado no pasó "ningún trabajo forzado" y que allí se les enseña a tener "obligaciones como levantarse temprano, lavar los baños…. A mi hijo lo veo bien No le dan pastillas, nada. Todo es bajo terapia y conversar".

También en las redes sociales del centro los testimonios dan cuenta de una experiencia ampliamente positiva. Un comentario cuenta que el hermano de la usuaria se internó en esa comunidad donde "le salvaron la vida".

"Hoy B.D. lleva casi cuatros años sin consumo. Hoy mi hermano es un trabajador, un hijo, un padre, un amigo, hoy mi hermano tiene la responsabilidad de vivir sanamente gracias a qué existen lugares así", expresó.