Martes, 04 de Octubre de 2022 Cielo claro 15.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 15.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $156
Dólar Blue: $282
Política

Agustina Díaz se despegó de Brenda Uliarte y aseguró que no estuvo en las inmediaciones de la casa de Cristina Kirchner

Agustina Díaz

Agustina Díaz, la cuarta detenida por el intento de magnicidio de la vicepresidenta Cristina Kirchner, intentó ayer mejorar su situación en la causa. En la ampliación de su declaración indagatoria ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti, aseguró que no tuvo nada que ver con el atentado.

La joven señaló que solo la unía una relación de amistad con la imputada Brenda Uliarte, a la que creía una fabuladora y “fantasiosa”. Agustina Díaz, que antes y después del atentado mantuvo chats con la novia de Fernando Sabag Montiel, sostuvo que “le había seguido la corriente” a su amiga.

“Mandé a matar a Cristina; no salió porque se metió para adentro”

El mensaje de Brenda Uliarte a Agustina Díaz

Por otro lado, la cuarta detenida afirmó que no estuvo en las inmediaciones de la casa de la titular del Senado. El abogado de Díaz, Javier Molina Díaz, informó después de la indagatoria que “la geoposición de ella (determinada por su celular) deja en claro que el 1 de septiembre ella no estuvo en cercanías de Juncal y Uruguay, el 31 de agosto tampoco y que durante todo el transcurso del mes de agosto tampoco lo ha estado”.

Molina Díaz volvió a negar que su defendida forme parte de organización que quiso matar a Cristina Kirchner. “A la brevedad estamos presentando la falta de mérito porque entendemos que no hay mérito suficiente, es decir no hay prueba, que sostenga que ella permanezca detenida”, anticipó el abogado, quien apeló ante la Cámara Federal pidió la libertad de la joven.

Cabe resaltar que Uliarte le mandó el 27 de agosto un mensaje a Díaz donde confirmaba el intento de homicidio a la vicepresidenta. “Mandé a matar a Cristina; no salió porque se metió para adentro”, decía el texto enviado por la novia de Sabag Montiel.