Martes, 04 de Octubre de 2022 Cielo claro 16.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 16.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $156
Dólar Blue: $282
Política

Ximena de Tezanos Pinto, la vecina de Cristina: “Tengo todo el derecho del mundo a decirte 'chorra' y perseguirte con la cacerola”

De qué vive la mujer que se hizo conocida por criticar a la vicepresidenta desde su balcón. Cómo justifica la presencia de miembros de Revolución Federal en su casa. Y sus opiniones sobre el machismo, la dictadura y Milei.

Podría ser la madre, la hija, la esposa o la vecina de 55 años de cualquiera. Con un saquito gris, dos anteojos y sus características puntas violetas al final de su pelo gris pasa casi desapercibida. Toda sonrisa, amabilidad y chistes. Pero no es cualquiera.

Ximena de Tezanos Pinto es la madre de tres hijos y una hija, la exesposa de dos hombres y la vecina del piso de arriba de la vicepresidenta Cristina Kirchner. Estudia Informática en la Escuela Argentina de Negocios, cuya cuota mensual del próximo año alcanzará los $25 mil. Pero su principal trabajo fue criar, la maternidad atraviesa cada una de sus reflexiones sociales.

“Los hermanos y la exposición a ciertas crueldades, competencias y atropellos tienen una función de ir forjándote y dándote la fuerza para el momento en el que vos salís a la sociedad”, aseguró al recordar los chistes con los que sus hijos molestaban a su hija y concluyó: “La crueldad es una cualidad, es funcional a la construcción de la sociedad”.

La crueldad es funcional a la construcción de la sociedad.

Sin embargo, se preocupó por sus hijos cuando el grupo Las Tesis popularizó la performance Un violador en tu camino. “Veo muchos varones hoy sufriendo esta cosa de ‘El violador eres tú’, pero ¿por qué? ¿Por desear y ver un culo y que se les pare? –cuestionó Tezanos Pinto–. y consideró: “No está bueno ir contra los varones, porque las diferencias entre los varones y las mujeres son las que nos complementan”.

El límite parece ser la propiedad privada, ya que no está “para nada a favor” de que los hombres controlen el patrimonio que heredan sus esposas. Además, consideró que las mujeres tendrán “un rol muy importante para conformar gobiernos mucho más democráticos” y que ya lograron “acceder a un montón de privilegios que estaban vedados”.

Veo muchos varones sufriendo hoy, pero ¿por qué? ¿Por desear y ver un culo y que se les pare?

Luego de terminar su último año del secundario en un colegio pupilo de Los Cardales, al norte de la Ciudad de Buenos Aires, trabajó como secretaria bilingüe y al poco tiempo su primer marido se mudó con ella. En la actualidad, vive de ahorros, de un vivero online y de alquilar las habitaciones de su departamento. Una de sus inquilinas, Gladys Egui, es la abogada de Gastón Guerra, el hombre denunciado por agredir al periodista de C5N Lautaro Maislin y al dirigente social Luis D’Elía; y de Leonardo Sosa, el cofundador del grupo de libertarios Revolución Federal, que fue detenido por resistencia a la autoridad.

La amiga, la abogada y los chicos de Revolución Federal

Tezanos Pinto describió como “simbólico” el alquiler que le cobra a su inquilina, sin contrato de por medio. “El contrato de palabra es lo que más vale”, aseguró.

La abogada Gladys Egui se recibió en la Universidad de Buenos Aires en 2013 y se especializó en prevención de lavado de activos y derecho registral, notarial e inmobiliario. El nexo entre Gastón Guerra, Leonardo Sosa y ella fue otra amiga de Tezanos Pinto: Cristina Luján Romero, denunciada la última semana por agresiones por las legisladoras porteñas Claudia Neira y Maia Daer.

–¿Qué pensás de los chicos de Revolución Federal? Especialmente de la frase de su cofundador, Leonardo Sosa: “Nuestro objetivo es que los kirchneristas tengan miedo de ser kirchneristas”.

–Que está totalmente equivocado, pero equivocadísimo: es una estupidez y bastante condenable la solución que pretende ser. No deja de ser la misma de Hitler diciendo ‘Hay que matar a los judíos’. Aniquilar al otro no es solución, ya lo sabemos. Lo que tenemos que hacer es colaborar y, como aniquilar al otro no es solución, es que tenemos nosotros los deportes. Tenemos esos ámbitos para darle curso a esas inquietudes que como animales tenemos bajo nuestra humanidad.

Tezanos Pinto fue colgando distintas banderas en su balcón.

Cuando Ximena habló de la guillotina que construyó y llevó frente a la Casa Rosada el otro cofundador de Revolución Federal, Jonathan Morel, y sobre las bolsas mortuorias que en febrero de 2021 también aparecieron en esa plaza, evaluó: “Siempre hay algo que se infiltra, no tenés todo puro blanco y puro negro”.

Egui originalmente era abogada de Romero, pero ella la conectó con Guerra y Sosa cuando requirieron de servicios de representación legal. No solo los defiende a ellos tres, sino que también es la abogada de Tezanos Pinto, quien se puso a disposición de la jueza María Eugenia Capuchetti en la causa por el atentado a Cristina Kirchner.

–¿Estás preocupada por Luján, por las denuncias que le hicieron las legisladoras del Frente de Todos?

–No, no, ¿vos viste el video? Yo tengo todo el derecho del mundo a decirte 'chorra' y a perseguirte con la cacerola. Y eso fue en junio y se acuerdan ahora. Es igual de ridícula que la denuncia que le metió Lautaro Maislin a Gastón Guerra.

Los grupos de WhatsApp son un quilombo.

El día que Guerra y Sosa estuvieron en el departamento de Tezanos Pinto y subieron fotos a sus redes sociales, habían sido invitados por ella y por Romero “para trabajar en una iniciativa popular”. Todas las iniciativas que lleva adelante las publica en la página web “Argentina República Democrática”.

La dueña del departamento del sexto piso del edificio en Juncal y Uruguay no pudo precisar si Romero y Sosa se conocieron en Revolución Federal o en otro grupo. “Es que no lo sé, yo estuve en un grupo con Luján que se llamaba Ciudadanos Anónimos”, explicó y agregó: “Los grupos de WhatsApp son un quilombo”.

La dictadura de ayer y el "dictador benevolente" de hoy

"Nadie sale, aunque los escuchen gritar", le indicó su madre a una Ximena de seis años, a su hermana y a sus hermanos. Las camas de la habitación que no tenía ventanas a la calle se convirtieron en el refugio de los más chicos de la familia la mañana siguiente del golpe de Estado de 1976. Pero solo hasta que se animaron a salir.

En el último piso del edificio de su infancia vivía un brigadier de apellido Palacios. La puerta principal, que compartían todos los vecinos, estaba custodiada por dos soldados con cascos y fusiles. La circulación de la calle Rodríguez Peña entre Quintana y Alvear estaba cortada. “Cuando empezamos a ir por la calle Quintana había como un clima de alivio”, recordó Tezanos Pinto con voz serena, como si estuviera parada en esa calle de nuevo.

Gastón Guerra en el balcón de Tezanos Pinto.
Leonardo Sosa desde el balcón de Tezanos Pinto.

–Ya que en las últimas elecciones votaste a Victoria Villarruel porque estás interesada en la defensa que ella hace de los militares, ¿qué considerás que pasó durante la última dictadura?

–Que hubo desaparición forzada de personas, sí, la hubo. Que eso fue totalmente indebido. Que hubo jueces que opinaron sobre el caso. Mi opinión personal puede resultar un poco polémica. Hay un dato que no estamos tomando…

–¿Creés que había violencia de los dos lados?

–No, no, durante la dictadura del ´76 hubo violencia… No, bueno, por parte de los guerrilleros también, porque la Masacre en el Comedor [N. de R.: Comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal] fue en el ´76. Y continuaron con esa violencia. Pero el gobierno de facto fue totalmente indebido: no me parece bien que hayan robado chicos, que hayan torturado personas, que hayan matado gente.

Defendiendo a Luis Chocobar, el policía condenado por gatillo fácil.

Tezanos Pinto no tiene desaparecidos durante la última dictadura en su familia. Y una tía paterna estaba casada con un militar, aunque aseguró que “no cumplió funciones de nada”.

Tezanos Pinto define a Javier Milei como un “dictador benevolente”.

De todas maneras, si bien votó la lista del diputado Javier Milei en las últimas elecciones para que la defensora de los militares Villarruel ingresara a la Cámara de Diputados, y considera que ella “es una mujer con bastante fuerza”, el liderazgo lo identifica en él. Define al dirigente de La Libertad Avanza como el “dictador benevolente” que “tiene que concentrar el poder de los otros para lograr eficiencia”.

Aunque reconoce que las propuestas de Milei “no son tan claras”. Le “encantó” el evento “El fin de la inflación” al que asistió el lunes 12 en el Teatro Broadway sobre la calle Corrientes, pero reconoció que hubo partes en las que no entendió “un pomo”.

Ser la vecina de Cristina después del atentado a su vida

Toda sonrisas, amabilidad y chistes, Ximena de Tezanos Pinto encontró el lado positivo del atentado a la vida de Cristina Kirchner. Festejó el “repentino interés” y la “revalidación” de “la independencia de la justicia” y “el uso de la fuerza por parte del Estado para mantener el orden en las calles”.

Los cuatro patrulleros de la Policía Federal que rodean la esquina de Uruguay y Juncal son un espejo de sus palabras. Las fuerzas de seguridad no solo están afuera, sino también en el interior del edificio: en la puerta principal pidiendo identificaciones y en el pasillo del piso de la expresidenta. 

“El tema de la seguridad de la vicepresidenta es responsabilidad del Ministerio de Seguridad, no es mi responsabilidad en absoluto y no lo acepto”, sostuvo tajante Tezanos Pinto e insistió: “Hablen con el ministro de Seguridad que es poco cuidadoso”.

Con militantes kirchneristas en su casa.

– ¿Te mostrás tan disponible para los medios para que dejen de vincularte con el atentado?

– Eso me tiene sin cuidado. Yo me preocuparía si quien me vincula con el atentado es un fiscal o una jueza, pero como sé que no tengo nada de qué preocuparme, me da lo mismo, que hablen lo que se les dé la gana. No tengo nada que ocultar, no tengo realmente nada que ocultar.

Al atacante de Cristina Kirchner, Fernando Sabag Montiel, lo describió como “una persona que no está en sus cabales, incivilizada” e insistió: “Si alguien cree que matando a una persona va a solucionar algún problema o aportar algo a la sociedad, está totalmente equivocado”.

En línea con las últimas palabras del expresidente Mauricio Macri en LN+, Tezanos Pinto aseguró muy tranquila: “El problema no es Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, el problema es la corrupción de toda una dirigencia”.