Martes, 18 de Junio de 2024 Nubes 15.1 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 15.1 °C nubes
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Política

El vocero de Revolución Federal admitió que Brenda Uliarte participó en su "marcha de las antorchas"

Antorchas

Jonathan Morel, el vocero del grupo Revolución Federal, admitió que Brenda Uliarte, imputada por el intento de magnicidio contra la vicepresidenta, participó en la movilización organizada por ese grupo el 18 de agosto afuera de la Casa Rosada, tal como ella misma lo comunicó en un posteo de Instagram que luego borró.

Morel reconoció, además, que el mismo día del atentado recibió un mensaje de Instagram de un remitente desconocido que decía lo siguiente: "Lo hicimos bien, lo organizamos en un chat de una comunidad con un extranjero. Igual no tenía alas, es solo para que corran".

El vocero aclaró que no conoce a Uliarte y su agrupación no tiene nada que ver con el atentado en contra de Cristina, como expuso en un comunicado el día de ayer. "El mensaje lo recibimos el mismo día del atentado, 40 minutos después. Me lo mandó una cuenta con 5 seguidores. Creo que la justicia tiene que investigarlo, por eso lo hicimos público, y estamos hablando con abogados", dijo.

En conversación con Radio Con Vos, Morel aseguró que "a Brenda no la conocía", más allá de su aparición en Crónica, vendiendo algodones, que se hizo viral. "Soy una persona que saluda a todos. Son marchas de 60 personas, tampoco es muy difícil, los ves a todos. Somos siempre los mismos 30. Jamás vi a ninguno de los dos", dijo.

Somos siempre los mismos 30. Jamás vi a ninguno de los dos.

Además, negó la vinculación política entre la agrupación, que escracha habitualmente a políticas y que tiró antorchas encendidas a la Casa Rosada, con el atentado a la vicepresidenta. "Revolución Federal es un grupo donde no hay una bajada de línea de nadie, cada uno es libre de opinar lo que quiere. A mí me parece una locura (el atentado), repudiable, pero hay otros que piensan distinto", sostuvo.

Y explicó a Uliarte como una consecuencia de la política, antes que de sus discursos de odio: "Si fue a manifestarse antes a la marcha, no fue escuchada. Entonces tienen que escuchar a la gente, porque le hablan solo a su tribuna".