Lunes, 15 de Abril de 2024 Lluvia ligera 20.6 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 20.6 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $912
Dólar Blue: $1010
Policiales

Alan Schlenker, exlíder de Los Borrachos del Tablón, rompió el silencio desde la cárcel

Los Borrachos del Tablón

El exlíder de Los Borrachos del Tablón (LBDT), Alan Schlenker, rompió el silencio desde una cárcel de máxima seguridad en Rawson, donde cumple una cadena perpetua por haber instigado el asesinato de Gonzalo Acro en 2007. El exjefe de la barra de River lleva preso nueve años a más de 1.400 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

A pesar de expresarse a través de una cuenta de Twitter, que es administrada por sus familiares, volvió a hablar para los medios después de mucho tiempo. El ingeniero agrónomo, que se casó en la cárcel, se refirió a varios temas y cargó contra la justicia argentina y la mafia de José María Aguilar y su examigo y barra de River, Adrián Rousseau.

Schlenker, que encabezó a LBDT entre habló sobre la situación interna y “todas las irregularidades” del Servicio Penitenciario Federal. “Yo veo abusos arbitrariedades y algunos manejos que son turbios y que violan la ley”, declaró. A su vez, reveló que hace un mes y medio denunció al director de esa unidad penal por “fomentar la violencia interna” y que “diez días después hubo un muerto en el pabellón 12”.

En diálogo telefónico con el periodista Pablo Carrozza, el barra de River dio su versión sobre el “trágico crimen” de Gonzalo Acro y recordó que desde 2007 siempre dice “lo mismo”. “No hay ningún elemento, absolutamente ninguno, para tenerme a mí preso”, se descargó y responsabilizó nuevamente a "la banda de Palermo" del asesinato de Gonzalo Acro.

Para él, en el juicio se probó que Acro había apuñalado a "Urko" Berón de Palermo y que el "Colo" Luna tomó venganza matandolo. "Probado el enfrentamiento preexistente entre la víctima y los victimarios NO se puede instigar al que ya estaba instigado (enemistado) previamente", se justificó. El exjefe de Los Borrachos del Tablón reiteró que no estaba en el lugar del crimen y que Adrián Rousseau sabía de “primera mano quién y por qué lo mataron a Acro”.

Por último, Schlenker afirmó que no se suicidaría, como sí dijo que lo haría su hermano William que también está preso: “Yo busco justicia”. “Quiero pensar que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) puede llegar a tomar cartas en el asunto”, aseguró, quien presentó su denuncia en 2017. La causa en el organismo internacional, según sus palabras, fue avanzando y ahora está esperando que se pronuncie, aunque son “plazos de muchos años”.