Miércoles, 29 de Mayo de 2024 Nubes 11.0 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 11.0 °C nubes
 
Dólar BNA: $935
Dólar Blue: $1210
Cultura & Espectáculos

Expertos aseguran que Pablo Picasso pintó una caricatura de Adolf Hitler

Expertos italianos aseguran que el pintor Pablo Picasso quiso homenajear su amigo, el artista Paul Klee, a través de una caricatura de Adolf Hitler. Todavía se espera que estudios ulteriores comprueben la autenticidad de la obra.

Annalisa Di Maria es una experta en arte y miembro del comité de expertos en Arte y Literatura del centro Unesco de Florencia. Di Maria presentó recientemente la obra aunque asegura que "no se la puede atribuir con certeza a Picasso". "Ciertamente la pintura tendrá que ser investigada más a fondo", agregó.

Picasso murió en 1973 y recién ahora descubrieron lo que podría una obra inédita del pintor

De acuerdo con la experta, se trata de una pintura que Picasso regaló a Klee, uno de los artistas más perseguidos por el régimen nazi. Di Maria explicó que no se encuentra en los catálogos de las obras robadas o incautadas ya que se trata de una pintura "muy incómoda", en el que se ridiculiza a Hitler. Por lo tanto, la mantuvieron escondida

dida. La experta indicó que si se comprueba la autoría de Picasso, se trataría de un descubrimiento excepcional, ya que quedaría demostrada la oposición y la lucha de Picasso contra Hitler.

La obra que se le atribuye a Pablo Picasso todavía tiene que ser autentificada

El cuadro muestra una cara que intenta caricaturizar a Hitler a través de algunos elementos que no eran tolerados por el líder del régimen nazi como el maquillaje en la cara , el pintalabios y la pipa (siendo que el líder odiaba el tabaco). En los labios se ve la palabra escrita “Schweigen” (”Cállate”, en alemán); que podría tener varias interpretaciones, como la voluntad de mantener la obra en secreto, para evitar que el autor fuera perseguido por los nazis; o la persecución y censura que ejercitaba el régimen.

Una amistad histórica

El reconocido pintor español forjó una amistad con el también pintor de alemán a través de una admiración mutua. Se encontraron en al menos dos ocasiones. De hecho, en el año 1914, Klee hizo una obra para rendir un homenaje a Picasso. Según se cree, Picasso quiso devolverle el gesto y para eso pintó esta obra cuya autoría aún no está comprobada. La pintura pertenece ahora a una familia italiana, que tenía un antepasado que trabajaba en una estación de trenes. Se cree que allí pudo ser encontrada la obra.

Está pasando