Martes, 04 de Octubre de 2022 Cielo claro 16.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 16.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $156
Dólar Blue: $282
Sociedad

Según Pablo Salum, el denunciante de la Escuela de Yoga, organismos de DD.HH. encubrieron a la secta

Pablo Salum

A sus 14 años, Pablo Salum fue uno de los primeros adolescentes que logró escapar de la secta “Escuela de Yoga” y hoy es uno de sus principales denunciantes.

El activista, impulsor de la ley antisectas y director de la fundación LibreMentes, relató cómo la Escuela de Yoga cooptó a toda su familia desde 1986, aprovechándose de la vulnerabilidad de su madre y cómo él escapó en 1994.

Salum aseguró que Juan Percowicz, el líder de la organización, sabía “jugar con la necesidad de las personas de pertenecer a algo, de ser parte de un grupo” y terminaba adoctrinándolos con la idea de pertenencia a “un grupo de élite, de seres superiores que iban a salvar al mundo y trascender al apocalipsis que se llevaría a todos los que estaban afuera, que eran inferiores”.

La secta juega mucho con la necesidad que tienen las personas de ser parte de algo, de ser parte de un grupo.

Una vez adoctrinados, los jerarcas de la Escuela de Yoga obligaban a sus subordinados a tareas que podían ir desde leer un libro a participar en orgías con sus propios hijos.

Desde que logró salir, Pablo Salum se transformó en un “enemigo de su familia” y en un activo denunciante de la Escuela de Yoga, que lo ha perseguido e intentado acallar recurriendo a una amplia red de encubridores entre los que incluyó al exministro de Justicia durante el gobierno de Carlos Menem, Raúl Granillo Ocampo, y a algunos de los personajes más respetados en el ámbito de los derechos humanos.

Según Salum, figuras como Adolfo Pérez Esquivel, Estela de Carlotto, Norita Cortiñas, Osvaldo Bayer, Piero, Julio Strassera y Eugenio Zaffaroni, entre otros, fueron parte del encubrimiento a la secta.

En una larga entrevista con Reynaldo Sietecase, además, Salum apuntó a varias organizaciones que a su juicio serían coercitivas, entre las que destacó a El Arte de Vivir del gurú Ravi Shankar, que tuvo fuerte penetración entre las élites argentinas.