Martes, 04 de Octubre de 2022 Cielo claro 15.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 15.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $156
Dólar Blue: $282
Política

Massa explicó por qué dejaron caer las reservas y apuró el gasoducto Néstor Kirchner

Sergio Massa, el ministro de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, le dio una explicación a la situación crítica de las reservas en el Banco Central: "Nuestra decisión fue soltar un poco más las reservas pero garantizarles a los argentinos que tengan gas en casa y las fábricas puedan seguir funcionando". Además, destacó que la elección del gobierno nacional tuvo que ver con no frenar "el ritmo de incorporación de 25.000 argentinos por mes al mercado formal de trabajo".

En ese sentido, afirmó que en algunos países europeos, como España o Alemania, se tuvieron que llevar a cabo reducciones del consumo de energía durante los últimos meses por la guerra en Ucrania. Según Massa, la baja de reservas se debe en buena parte a la importación de energía, cuyo precio se disparó entre cinco y diez veces desde el comienzo de la guerra.

La explicación llegó en un acto realizado este miércoles en Salliqueló, donde también participó el presidente Alberto Fernández. Allí se firmaron los contratos para la realización del primer tramo del gasoducto Néstor Kirchner. Por eso, Massa planteó que "si hubiésemos tenido el gasoducto, esos 4.100 millones de dólares más que nos costó la guerra probablemente los hubiésemos ahorrado en su gran mayoría".

Hoy estamos firmando el contrato del primer tramo, esperemos que en no más de 30 días estemos licitando la ingeniería del segundo.

El ministro apuró: "Hoy estamos firmando el contrato del primer tramo, esperemos que en no más de 30 días estemos licitando la ingeniería del segundo". Añadió que "tenemos que transformar nuestros recursos en riqueza y desarrollo", y planteó que "la energía es uno de los cuatro grandes jugadores de la economía mundial, con la agroindustria, el conocimiento y los minerales".

Además, Massa comentó que la construcción del gasoducto está financiada, al menos parcialmente, con el Aporte Solidario Extraordinario del 2020, la ley impulsada por Máximo Kirchner, y que por lo tanto el estado "garantiza los fondos para sostener la obra".