Sábado, 20 de Abril de 2024 Cielo claro 22.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 22.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $914
Dólar Blue: $1015
Cultura & Espectáculos

Costantini compró dos cuadros posiblemente robados

Se trata de dos cuadros que formarían parte de un conjunto de obras valuadas en 140 millones de dólares. Para hacerse del material que fue vendido a galerías, una mujer habría tenido su madre en Brasil cautiva durante un año.

Eduardo Cosntantini adquirió dos obras - Elevador Social (1966), de Rubens Gerchman, y Maquete para Meu Espelho (1964), de Antonio Dias, valuadas cada uno en 300.000 dólares- que iban a ser presentadas en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) a finales de agosto. Pero las mismas formarían parte de una serie de obras que una mujer de la alta sociedad brasilera le habría robado a su madre.

En 2021 Costantini adquirió las dos piezas en una galería brasilera.

Según Infobae Cultura, la familia involucrada en este caso serían los Boghici. La policía brasilera informó que detuvo a cuatro personas, entre ellas Sabine Boghici, hija de Genevieve Boghici (82), la viuda de uno de los más importantes coleccionistas de arte del país vecino, quien fue estafada.

Antonio Dias. Maquete para o meu espelho, 1964

Lo que pudo saberse es que Sabine mantuvo cautiva a su madre por un año para poder vender las obras de arte , las joyas y también robarle dinero en efectivo. Costantini había adquirido en 2021 las dos piezas en una galería brasilera, que serían de los herederos de Jean Boghici. Sin embrago, hasta el momento, esos cuadros no forman parte de la investigación policial.

Guadalupe Requena, encargada de comunicación de las actividades del fundador del Malba, explicó que “a partir de la información pública sobre el robo a la viuda del coleccionista brasileño Jean Boghici, Eduardo Costantini aclara que en 2021 adquirió cuatro obras de esta importante colección de arte moderno brasileño por intermedio del galerista Ricardo Camargo”.

Elevador Social (1966), de Rubens Gerchman, iba a presentarse en el MALBA a finales de agosto junto a la última y renombrada adquisición  Diego y Yo de Frida Kahlo,

La historia de la estafa es bastante compleja. Al parecer, la hija de Genevieve Boghici habría armado un complejo mecanismo para engañar a su madre que incluía a una vidente y demás empleados que solo en la primer semana lograron que les de cien mil dólares. Después la situación escaló hasta llegar a golpes contra la mujer para podes llevarse las obras de su casa.