Miércoles, 19 de Junio de 2024 Algo de nubes 17.0 °C algo de nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Algo de nubes 17.0 °C algo de nubes
 
Dólar BNA: $944
Dólar Blue: $1262
Cultura & Espectáculos

El policía que le disparó a Chano se defendió: fue el "último remedio"

A un año de la noche en la que le disparo a Santiago "Chano" Charpentier en un confuso episodio, hoy Facundo Amendolara hizo su declaración indagatoria mediante un escrito. Allí, el policía de la bonaerense explicó que dispararle al cantante fue el “último remedio para salvar su vida ante tan desaforado ataque”.

Junto a sus compañeros Vanesa Flores y Mariano Giaccio de la Estación de Policía Parada Robles, el 25 de julio del año pasado alrededor de las 23 horas, Amendolara llegó al domicilio de Chano. Los policías habían sido alertados por un llamado al 911 donde la madre del cantante solicitaba ayuda. En la casa del barrio privado Parque La Verdad, encontraron al cantante -acompañado de Marina Charpentier y un psiquiatra de OSDE- atravesando un “cuadro psicótico” con “excitación psicomotriz” asociados a un probable consumo de sustancias psicoactivas.

Cuando “Chano” me vió, vino corriendo hacia mí empuñando en alto la cuchilla mientras me gritaba, totalmente alterado, “¡Te voy a matar!”.

Facundo Amendolara

La escena cobró tensión y terminó con Amendolara disparándole Chano en su abdomen. Por ese hecho el hombre de 28 años está imputado por lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario policial, delito que tiene prevista una de pena de entre 3 y 15 años de prisión. En este contexto, el policía hoy presentó un escrito ante el fiscal Alejandro Irigoyen, a cargo del expediente.

"Cuando “Chano” me vió, vino corriendo hacia mí empuñando en alto la cuchilla mientras me gritaba, totalmente alterado, “¡Te voy a matar!”. Comencé a retroceder rápidamente sin sacarle la mirada mientras desenfundaba mi arma reglamentaria y le gritaba “¡Tirá el cuchillo!, ¡Tirá el cuchillo!”, cuidando no caerme mientras corría hacia atrás, porque estaba todo embarrado por las lluvias de los días anteriores y porque no podía ver bien ya que no había luz en el jardín, pero “Chano” cada vez se me acercaba más. Cuando estuvo aproximadamente a un metro y medio de distancia, ya a punto de alcanzarme con la cuchilla (de 30 cm. de longitud), le disparé como último remedio para salvar mi integridad física, para salvar mi propia vida, ante tan desaforado ataque. “Chano” recibió el disparo en la zona del abdomen, cayó hacia adelante sobre el pasto, con el cuchillo en la mano, mientras seguía gritando que me iba a matar. Lo miré al Principal Giaggio, y le dije, '¡No tuve otra, Jefe! ¡No tuve otra!'"

Con el patrocinio de Fernando Soto, Amendolara reconstruyó: “El doctor Gonzalo Caliguri (el psiquiatra de OSDE) nos contó que vio cómo Chano amenazaba con matar a su madre con el cuchillo que tenía en la mano, abalanzándose contra ella, mientras la insultaba y la echaba de su casa”.

El policía aseguró que ante la decisión de Caliguri de trasladar a Chano para ser internado, los policías tuvieron que colaborar para que se subiera a la ambulancia.

Una vez en el Otamendi Chano fue intervenido tras haber perdido el bazo, un riñón y parte del páncreas a causa del disparo. Cuando Amendolara supo que el cantante respondía favorablemente luego de las operaciones, le envío un mensaje transmitiéndole que se alegraba de qué esté bien. A lo que el cantante le devolvió el gesto y le aseguró que ya no había rencores.

Al salir de ese delicado momento, Chano comenzó un proceso de recuperación por sus adicciones pero rápidamente volvió a los escenarios, sufrió una descompensación y ahora volvió a ingresar a un centro de rehabilitación.

Luego de la declaración de su defendido, Soto expresó que estaban a la espera de que el policía sea sobreseído, teniendo en cuenta que cuando la Justicia negó el pedido lo hizo explicando que faltaba la declaración indagatoria.

Está pasando