Jueves, 18 de Abril de 2024 Cielo claro 14.1 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 14.1 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1030
Sociedad

Fanáticos religiosos hicieron un ritual para "curar gays" en un histórico bar

Un grupo de fanáticos religiosos realizó un ritual homofóbico para "curar" gays en un histórico bar de Mendoza. "Salva a los jóvenes del infierno de la homosexualidad", gritaban.

En Mendoza, fanáticos religiosos fueron a un bar históricos para realizar un ritual "exorcista. Se trata de un lugar en donde funcionan The Bar, un mega boliche que se llena de jóvenes todas las noches y Queen Disco, una conocida fiesta drag.

Este lunes, cinco religiosos llegaron en taxi a las puertas del bar en la ciudad mendocina de Guaymallén. De acuerdo con vecinos que viven en la zona, las personas comenzaron a realizar un ritual extraño con el fin de "curar" a jóvenes gays y lesbianas que asisten a ese boliche.  

Ya no tolero posturas religiosas que nos toman como enfermos.

La "Turca" Nicoletti, dueña del bar

"Yo no estaba presente, pero me avisaron los vecinos que de repente llegaron dos autos con personas de entre 65 y 70 años. Eran cinco mujeres y un hombre, que se colocaron con las manos en alto y comenzaron a hacer gestos, rezos y oraciones" advirtió una mujer, que vive cerca del lugar.

Dyhzy, el hije de Alberto Fernández, en una de las fiestas organizadas en Queen Disco en Mendoza

"Según el relato de mis vecinos, con los que convivimos a las mil maravillas, esta gente gritaba 'Dios, salva a los jóvenes del infierno de la homosexualidad', mientras tiraban un líquido contra la pared. Estuvieron un rato y se fueron. Las cámaras de seguridad tomaron todo", concluyó la vecina.

La dueña del boliche, Ana Laura "Turca" Nicoletti, dijo: "La verdad es que yo he acudido a la Justicia. Ya no tolero posturas religiosas que nos toman como enfermos. Soy una mujer absolutamente respetuosa. Uno puede no estar de acuerdo con el estilo de vida de otro, pero el respeto es la base de todo. Yo respeto al otro, y demando el mismo trato. ¿Quiénes son para venir a importunar la paz de mis queridos vecinos, para venir a molestar a mi boliche?", siguió la Turca Nicoletti.

Luego, Nicoletti agregó que "esto en un primer momento puede ser tomado como algo gracioso o de color, y es cierto que podemos caer en el error de hacer humor y restarle importancia, pero estas cosas son graves. Todo fanatismo es peligroso", concluyó.

Está pasando