Jueves, 13 de Junio de 2024 Cielo claro 20.2 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 20.2 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1285
Sociedad

Una importante clínica porteña fue clausurada por arrojar residuos a la vía pública

Caballito

Una clínica médica de Caballito fue clausurada por la policía luego de detectar que se arrojaban residuos patogénicos a la vía pública. Además, encontraron irregularidades en habilitaciones y permisos ambientales.

Se trata de una clínica llamada Deragopyan ubicada en Avenida Acoyte 200 en Caballito y cuentan con otra sucursal en Belgrano. La investigación fue ordenada por la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (Ufema).

El procedimiento comenzó en la vía pública cuando la policía revisó la basura e identificaron que, en su contenido, había material patológico.

"Se logró establecer los dichos de las denuncias efectuadas por vecinos de la zona, en el momento exacto cuando empleados de la clínica llevaban del interior de la misma hacia la vereda, bolsas de basura que simulaban contener residuos sólidos comunes, cuando en realidad contenía material patogénico descartado, como jeringas y otros materiales descartables con claros rastros de sangre y otros fluidos", informaron fuentes oficiales del Ministerio de Seguridad.

El procedimiento comenzó en la vía pública cuando la policía revisó la basura e identificaron que, en su contenido, había material patológico y se mezclaban los residuos comunes con los hallados, entre otros materiales peligrosos.

Por otro lado, las autoridades observaron "irregularidades en habilitaciones y permisos ambientales". Frente a esto, decidieron clausurar el lugar con la colaboración de organismos de control del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo a lo dispuesto por la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (Ufema), la Policía Federal realizó un acta contravencional a los responsables de la clínica por infracción al artículo 56 del Código Contravencional del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Está pasando