Lunes, 28 de Noviembre de 2022 Cielo claro 25.4 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 25.4 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $172
Dólar Blue: $320
Sociedad

Murió la estudiante de medicina agredida en Cipoletti

María Agustina Fernández, la estudiante de medicina de 19 años agredida en Cipoletti el domingo pasado durante una entradera, murió anoche, confirmaron los médicos del hospital Pedro Moguillansky.

La joven fue brutalmente golpeada durante un robo en su casa de Cipolletti, Río Negro. El hecho sucedió el domingo por la noche cuando un grupo de delincuentes ingresó al domicilio de su amigo mientras Agustina estaba sola.

La madre de la joven había contado el lunes que su hija estaba en estado crítico a causa de un traumatismo de cráneo. En el último parte médico no presentaba mejoras, seguía con actividad cardíaca y respirando solo asistida por un respirador.

El hospital de Cipolletti donde se encuentra la joven estudiante de medicina

En la noche fatal, Agustina se encontraba en la casa de un vecino con el que se había juntado a comer. El joven salió de la vivienda a comprar empanadas y la estudiante quedó sola. Fue justo en ese momento cuando ingresaron los delincuentes y se encontraron con la estudiante.

Los ladrones se llevaron dos teléfonos celulares y una suma cercana a los mil dólares. Sin embargo, antes de irse, golpearon brutalmente a la joven y la dejaron con muerte cerebral.  Su amigo llegó alrededor de las 22 hs. a su casa y la encontró desvanecida en el suelo, con un corte profundo en la cabeza y varias heridas en las manos.

Las expectativas ya eran malas.

Madre de la joven

Ante la confirmación de la triste noticia, un grupo de vecinos se concentró en el hospital de Cipolletti a las 22 hs.

“Vinimos volando, de la peor manera, sabiendo que las expectativas ya eran malas”, dijo la madre de Agustina, oriunda de la provincia de La Pampa.

La joven se encontraba viviendo en Río Negro desde marzo para estudiar la carrera de medicina en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCo. “Se estaba acomodando, le estaba yendo bien y estaba haciendo amigos. Vino acá con toda la esperanza", dijo su mamá.

Está pasando