Domingo, 07 de Agosto de 2022 Muy nuboso 13.2 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 13.2 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $139.89
Dólar Blue: $293
Cultura & Espectáculos

Tom Quintans, cantante de Bestia Bebé: "Iorio es el mejor letrista y el mayor músico de Argentina"

Bestia Bebé

A Tom Quintans le cuesta hacer entrevistas presenciales porque, cuando no está tocando, se la pasa cuidando a sus hijos mellizos de dos años. Por eso, tras insistirle que nunca es lo mismo por teléfono o por Zoom, nos cita al café que está en la esquina de su casa, en la llamada “Tierra Santa” de Boedo.

Pero le cuesta, también, porque cree que los periodistas buscamos sólo frases gancheras y las sacamos de contexto. “Una vez me empezaron a preguntar de política y yo aclaré que no era politólogo, que hablaba como cualquiera, y me pusieron de título 'Vocalista de Bestia Bebé: No soy un politólogo'”, dice y suelta una carcajada.

Se pide un café con una medialuna que luego me regala. Es el último día de junio y se le ve relajado, pícaro y risueño. Dice que está contento y, de cierta forma, lo transmite, lo que es un buen augurio para quienes vayan a ver a Bestia Bebé este viernes 8 de julio , que tendrán su primera vez en el Centro Cultural Konex.

-¿Qué van a tocar el viernes?

-Vamos a seguir presentando nuestro álbum Gracias por Nada, pero es nuestra primera fecha propia del año acá en Buenos Aires. Antes sólo tocamos en festivales, en el Complejo C y antes en el festival Camping. Ahora la fecha es nuestra y la gente que va, va a vernos a nosotros, entonces podemos tocar más temas. Estas fechas así son las mejores fechas para ver a las bandas.

-Pero los festivales también tienen su encanto. Este año, por ejemplo, ya se confirmó que tocan con los Arctic Monkeys en Primavera Sound

-Sí. Eso está buenísimo. Es un festival que originariamente se hace en Barcelona y que por primera vez se va a hacer en Argentina. Un golazo, porque además vamos a tocar en el festival mismo, no en las fechas aparte. O sea, vamos a compartir escenario con todas las bandas. Desde el punto de vista del marketing está bueno. A la prensa y a mucha gente le llama la atención y nos dicen ‘che que bueno que toquen acá’. Nos pasó cuando tocamos en el Lolapallooza; todo el mundo nos hablaba de eso. Entonces a la banda le ayuda mucho. Después, en lo que respecta al show no es tan bueno porque en un festival puede pasar cualquier cosa. Que a la banda le toque salir a las doce del mediodía y que no haya nadie o a media tarde con un montón de gente esperando a otra banda, cualquier cosa. Es divertido porque habrá muchas bandas que nos gustan. Primavera Sound es un festival en el que ya toqué una vez, en Barcelona, con Go Neko!, que es otra banda en que estaba, y es buenísimo, de los mejores del mundo. Tiene una curaduría muy afín con lo que hacemos nosotros.

-Pero ahora te veo más entusiasmado con la fecha en el Konex

-Es que es esta semana y es otra cosa. En un festival es casi como una muestra de lo que hacés, porque podés tocar media hora o menos. Por lo menos para una banda como la nuestra. Este viernes, en cambio, vamos a tocar lo que se nos cante y con nuestra gente. Estamos haciendo cosas nuevas, pero todavía no tenemos nada para presentar. Seguimos con el chip del último disco y vamos a repasar temas que nos gustan de los otros.

-Vienen, además, de una gira por Chile y Perú ¿Cómo les fue por allá, tienen muchos fans?

-A Chile es la tercera vez que vamos. Fuimos hace cinco años a un festival que se suspendió y terminamos tocando para salvar la fecha. Tuvimos un montón de problemas y fue todo medio malo. Después fuimos en 2019, con las Ligas Menores, que son más conocidos allá, fueron más veces, entonces también fue medio acotado. No habíamos tenido una fecha así, nuestra y buena, como la de ahora. La verdad es que fue un montón de gente, mucha más de la que esperábamos, conocían las canciones, cantaban un montón y hacían pogo. También salimos de Santiago y fuimos a otras ciudades: a Quilpué y a Concepción. Era una deuda que teníamos.

-¿Y en Perú?

El público de allá es increíble, re locos. Fuimos a Chiclayo y luego estuvimos en Lima cuatro días al pedo mal. Nos clausuraron el local 15 minutos antes de tocar. No sabíamos qué hacer, pero la gente no se fue. Se decidió que se hacía en un lugar a 20 minutos en auto. Nosotros pensamos que ya había sido, que íbamos a tocar solos porque eran como las 12 de la noche, un jueves. Pero llegamos al nuevo lugar improvisado y estaba lleno. La gente había tomado taxis con otras personas que no conocían para llegar. Entramos y tocamos sin probar sonido, así como veníamos no más. Fue una cosa loca que no nos había pasado antes.

-¿Cómo lo pasan entre ustedes en estas giras?

-Somos una banda que se lleva bastante bien. Hay rispideces y discusiones, como en cualquier grupo humano. Lo mismo que si te vas de vacaciones con tus amigos, discutís. Pero nosotros nos llevamos bien. Somos amigos todos, no es que seamos 'conocidos' o 'compañeros de trabajo'. Somos amigos y nos divertimos. Nos gustan las mismas cosas.

-Ah, son como la Scaloneta en Ibiza

-Nos falta vestirnos de blanco. Eso lo veo un poco más falso. Tampoco se conocen tanto, nosotros llevamos más años. Y es más difícil tener una banda independiente que jugar en la selección argentina.

-¿Por qué?

-Porque ellos viajan en avión privado. Son multimillonarios. Nosotros tenemos que hacer todo nosotros: tomar los peores aviones, los más baratos para que rinda la gira.

-Pero tiene su mística ¿O no?

¿Mística? ¡Las pelotas! (Se ríe) No me gusta romantizar esas cosas.

-Entonces cuéntame la posta ¿Cómo llegan a fin de mes?

-¿De plata? Liquidados (se agarra la cabeza y se ríe). No, bien, contentos, hace mucho que no salíamos de gira. Igual todos tenemos otros ingresos, otros laburos. Yo vinculado a la música y los pibes también tienen otros trabajos. Dentro de todo, nuestro mayor ingreso es la banda, lo que no nos ha sido muy fácil de lograr. No te digo que vivimos de esto porque no es real, pero de a poco crecemos. Desde que existimos, siento que siempre hemos crecido. Todo esto que hemos hablado suma: la gira con nuevos públicos, vamos a hacer un Konex- que nunca lo habíamos hecho-, Primavera Sound, a fin de año nos vamos a España. Crecemos. No tanto como la deuda argentina, pero crecemos.

-Puede ser muy problemático crecer, lo dijo el presidente esta semana .

-Qué grande. Un incomprendido total (se ríe).

-Dices que les gustan las mismas cosas ¿Son todos futboleros?

Sí, pero somos uno de cada equipo grande: Boca, River, Independiente y yo de Racing. Ninguno es de San Lorenzo, pese a que nuestro centro de operaciones es acá en Boedo, acá nos conocimos, nos hicimos amigos y ensayamos hasta ahora, en la casa de mi hermano.

-¿Y la banda a qué club se parece más?

-Bestia Bebé es como Racing, obvio. Los otros no existen. Una banda con sentimiento, que está siempre presente, con aguante, que no baja los brazos.

"Bestia Bebé es como Racing, obvio. Los otros no existen. Una banda con sentimiento, que está siempre presente, con aguante, que no baja los brazos"

- Fuera de bromas, ¿Qué cambió para ustedes después de la pandemia?

-Es difícil porque te voy a hablar de mi mundo. La banda en sí es la misma. Ahora estamos retomando los planes que tuvimos que dejar. Creo que toda la industria cultural está haciendo eso. O las bandas, al menos. Recién ahora creo que volvimos a la normalidad de antes y la verdad es que no cambiaron muchas cosas, por suerte. Muchos hablaban de ‘la nueva normalidad’ y a mí me daba mucha bronca cuando decían eso. ¿Qué nueva normalidad, boludo? Si estábamos todos re intervenidos. Yo quería la normalidad de 2019. El año pasado hicimos shows con barbijo, con distanciamiento: una cagada total.

Lo que sí, veo muchas bandas nuevas. Eso está bueno, si esta apertura es un envión para que surjan nuevas bandas.

-¿Cómo cuáles?

- EL viernes nos van a telonear Los Buenos Vampiros de Mar del Plata, que son buenísimos. Me gusta también lo que hace Nina Suárez. Después hay una movida del trap que reventó. Nos gusta mucho Dillom, que tiene 20 años y ya va a tocar en Luna Park. Sacó un disco que me parece una obra maestra ¡El mejor disco de la historia argentina! En serio. Él es el mejor de lo que escuché. No sólo es que me guste, soy fan. Y está bueno que sea así, que los pibes saquen discos y toquen en Luna Park. Ojalá eso se de también para las bandas de rock y no tengamos que estar 20 años al ruedo antes.

-Aparte de él, ¿Escuchas la movida del trap?

No, ni a palos. Siempre me gustó el hip hop, pero más noventoso. Los Beastie Boys, Dr. Dre, Ice Cube. Igual, no me gustan las cosas por ser nuevas o viejas, esa clasificación viene después. Yo escucho y si me gusta, me gusta.

-El rock alternativo, sin embargo, ya no pega tanto en los más jóvenes

-No. Nosotros hace 10 años que tocamos. Él Mató toca hace 20. La mayoría del público que nos viene a ver es de nuestra edad y para abajo, entre 20 o 30 años. No sé si es una música que pegue mucho en los adolescentes. Creo que eso pasa porque cuando yo estaba en la secundaria podíamos ir a recitales. Ahora no podés, porque son todos para mayores de 18. O sea, puedes ir a recitales de bandas de afuera, pero al under, a los shows de barrio, no es tan común. Eso es lo que veo yo… aunque me cuestan los análisis sociológicos de la música.

-¿Y piensan abrirse a otros estilos de música, como Santiago Motorizado que para la banda sonora de Okupas presentó un show con cumbias y chacareras?

-Yo toqué la batería en ese show.

-¡Ah, bueeee!

-Pero te respondo. Creo que Bestia Bebé no. Jamás. Es divertido, pero nosotros no. Con Bestia Bebé no. O sea, creo que Santiago no va a hacer cumbia con Él Mató. Está bueno que las bandas mantengan su concepto.

-Pero antes el rock alternativo era más elitista. El Otro Yo, por ejemplo, gritaba en sus recitales que “la cumbia es una mierda” y había una suerte de grieta allí.

-Son unos pelotudos. Nunca compartí eso. Tengo amigos más grandes que contaban rivalidades que habían entre gustos de música ¡Qué boludeces esas! A mí me gusta la cumbia villera que es la que me parece más divertida. Después la más clásica, la colombiana, me aburre un poco más. Pero no tengo nada contra eso. Aldana, de todas formas, demostró que no sólo era pelotudo, también era un hijo de puta.

-Fue el primero de una ola de escándalos en torno a abusos sexuales relacionados con rockeros ¿Cómo los afectó a ustedes?

-Creo que ahora ya no es lo mismo. Eso ayudó a que se visibilicen un montón de maltratos, que siguen pasando, pero menos. Las cosas ya no pasan así no más en nuestro entorno. Y cambió mucho la escena: hay muchas más bandas con chicas, aunque por ahí no les dan tanta bola por ser bandas de mujeres. Pero hay mucha gente tratando de que eso no pase más y que haya igualdad.

-¿Cambió también la figura del vocalista de una banda de rock?

-No, no creo. La estrella de rock no es algo malo de por sí: creerse una estrella de rock y tener actitud. Lo que está mal es abusar de alguien, faltarle el respeto a otra persona. Pero eso lo puede hacer el carnicero y la estrella de rock. Yo entiendo que hay una relación de poder que se da acá, pero no creo que pase por ahí: podés ser pomelo, pero no maltratar a nadie. Creo que pasa por por entender que no somos mejores que los que estamos abajo del escenario. Eso muchos se lo creyeron, lamentablemente. Pero no renegaría del rock star porque también es divertido.

-¿Cuáles te marcaron a vos?

- Montón: James Hetfield y Lars Ulrich de Metallica, a quienes vi ya seis veces. Liam Galagher también me gusta. Kurt Cobain, Dave Growl... los Rolling, por supuesto.

-¿Y de Argentina?

-Para mí el mejor letrista y el más grande músico de Argentina es Ricardo Iorio, pero bueno… es un personaje polémico. Yo de chico escuchaba Almafuerte, Hermética y siempre me pareció un tipo copado. Miraba a Cerati, a Fito Páez y a Charly García y pensaba que eran todo lo mismo, todo eso que llamaban el rock nacional me embolaba. En cambio, veía a Iorio por un camino diferente. Después ha dicho cualquier barbaridad y no estoy de acuerdo con muchas cosas, pero me parece un letrista genial.

"Ricardo Iorio es el mejor letrista y el mayor músico de Argentina"

-Es re facho el chabón

Sí, ahora dice cualquier cosa. Pero a mí me gustaba porque planteaba otro camino como rock star, como referente, de eso te estoy hablando, de la música. En esa línea también me gustaba Dos Minutos y Flema. Lo mío iba más por ahí. Y todavía va más por ahí.