Viernes, 12 de Agosto de 2022 Cielo claro 14.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 14.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $140.98
Dólar Blue: $297
Mundo

Ecuador: Lasso rompió el diálogo con el líder de la protesta indígena

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció que no volverá a conversar “con quienes pretenden secuestrar la paz”, con lo que rompió el diálogo con el líder de la protesta indígena, Leonidas Iza.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) encabeza, desde el 13 de junio, una protesta indefinida en contra de la administración de Lasso. La decisión del Ejecutivo sucede en respuesta a la muerte de un militar en un ataque a una caravana que Lasso atribuye a los manifestantes.

El anuncio de Lasso

“El país ha sido testigo de todos los esfuerzos que hemos hecho para un diálogo fructífero y sincero. No vamos a negociar con quienes mantienen al Ecuador como rehén”, dijo Lasso, en cadena nacional. Y afirmó que las conversaciones no pueden continuar mientras “no existan las garantías necesarias”.

El presidente cuestionó puntualmente al titular de la Comisión de Nacionalidades Indígenas (Conaiue), Leonidas Iza, “quien solo defiende sus intereses políticos y no los de sus bases” y prometió que el Ejecutivo volverá a la mesa “cuando se cuente con legítimos representantes de todos los pueblos y nacionalidades“, consignó la agencia Sputnik.

El presidente Lasso fue enfático en decir que no dialogará más con Leonidas Iza e hizo un llamado a las comunidades indígenas: “A nuestros hermanos indígenas: ustedes merecen más que un chantajista como líder. Un terrorista que los ha engañado a ustedes y a todo un país. No vamos a negociar con quienes tienen al Ecuador como rehén”. Además, Lasso aseguró que “solo cuando se cuente con legítimos representantes de todos los pueblos y nacionalidades del Ecuador, que busquen verdaderas soluciones y estén abiertos a un diálogo real y franco, regresaremos a la mesa de diálogo”.

Lasso también se refirió a los cierres de ruta que aún continúan en el país y dijo que la negativa de los manifestantes de permitir el paso de los vehículos que transportan oxígeno a los hospitales en Azuay, una provincia al sur del Ecuador, tendría consecuencias mortales: “Estamos a horas de que mueran personas por la falta de oxígeno. Es un acto criminal jugar con la vida de inocentes”, dijo.

Qué dijo la Conaie

La mañana de este martes estaba previsto que continuara el diálogo que había empezado la tarde anterior. Luego de dos horas de espera, el diálogo inició sin los delegados de la Presidencia. Sin embargo, al conocer que Lasso iba a pronunciarse se hizo un receso. Apenas unos minutos antes de que el presidente se dirigiera a la nación, la Conaie publicó que: “insistimos en nuestra postura de reanudar con el diálogo a las 14:00, el Movimiento Indígena pide además garantizar todo este proceso, el respeto absoluto de las partes y continuar la mesa de diálogo”.

Las conversaciones se celebraban en la Basílica del Voto Nacional, una iglesia ubicada en el Centro Histórico de Quito. Los representantes del movimiento indígena que estaban en el lugar instalaron una televisión para escuchar el mensaje de Lasso, donde le puso fin al diálogo.

El hecho que puso fin al diálogo

El pronunciamiento de Lasso fue la respuesta inmediata a la muerte de un militar y a las heridas provocadas a otros 12 en un ataque a quienes custodiaban camiones cisterna en una ruta de la Amazonía, hecho que el Gobierno atribuyó a los grupos indígenas que protestan hace poco más de dos semanas.

"Mi solidaridad con la familia (…) de José Chimarro, militar asesinado esta madrugada por manifestantes violentos que atacaron a un convoy que transportaba combustible", escribió en su cuenta de Twitter el ministro del Interior, Patricio Carrillo.

“Otro estallido violento de la Conaie, la antítesis del Estado de derecho. La degradación conlleva a que pocos quieran imponer su voluntad. Una sociedad que no reacciona con la administración de justicia está condenada a vivir sufrimientos permanentes", acusó el funcionario.

Tras 16 días de protestas, los manifestantes mantienen rutas cerradas, que hacen difícil trasladar alimentos, insumos médicos y gas de uso doméstico, por lo que varias ciudades experimentan escasez, sobre todo la capital, Quito.

De acuerdo con datos del Servicio de Seguridad Integral ECU911, hay 17 provincias en el país con problemas de abastecimiento, sobre todo en la Sierra centro y en la Amazonía.

Según datos oficiales, hasta el lunes se habían registrado, durante las protestas, 218 policías heridos, 29 secuestrados y luego liberados, 144 detenciones, 4.440 eventos de alteración del orden público, 65 vehículos policiales con daños, 18 motocicletas con daños, entre otros.

Se necesitan 91 votos para la destitución de Lasso, una cifra que la correista Unes parece lejos de tener, mientras la Fiscalía anunció la apertura de una investigación por el presunto delito de delincuencia organizada, tras las denuncias en la Asamblea de presuntas presiones para la votación.