Miércoles, 17 de Agosto de 2022 Cielo claro 13.6 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.6 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $142.52
Dólar Blue: $292
Sociedad

El impactante testimonio de otra mujer que declaró haber sido abusada por Sebastián Villa

Una nueva declaración complica a Sebastián Villa en la causa que lo investiga por abuso sexual. Se trata de una joven que fue invitada a la casa del futbolista la misma noche en la que Tamara Doldan, ex pareja del futbolista, denunció la violación que sufrió.

La joven, identificada como F., se presentó el pasado jueves en la UFI N°3 de Esteban Echeverría y relató que el futbolista de Boca Juniors intentó abusarla sexualmente. “Me arrancó la bombacha, le decía que no, pero él seguía”, contó.

El nombre de F. figura en los registros de ingreso al Country Venado II, donde vive Villa. Pero los investigadores no solo la citaron por esto, sino porque su amiga Noelia la mencionó en su declaración.

La declaración que complica a Villa

“Esa noche salí del boliche ‘Kapital’ en San Telmo, de trabajar con mi mejor amiga. También estaba la novia del seguridad de Villa, apodado Vikingo. Él le dijo a ella que los jugadores de Boca estaban ahí en el country y que necesitaban presencia y que nos pagaban el Uber. Eran cerca de la 1 de la mañana, porque era pandemia y cortaban temprano los boliches. Entonces fuimos a Canning, llegamos a Venado II (donde vive Villa) e ingresamos”, explicó F.

Luego detalló lo que vio antes de ingresar a la casa, propiamente dicha: “Nos abrió la puerta Vikingo. En otro Uber creo que fueron otras dos chicas, solo me acuerdo de una. La recuerdo porque también tuvo relaciones en esa fiesta con Villa”.

“Cuando entramos estaba todo apagado, había whisky y otras bebidas. En ese momento, él salió de la pieza con Tamara. Vikingo nos dijo que tomemos lo que queramos, que nos acomodemos y pusieron música. Nos pusimos a tomar, a bailar y Villa bailaba con las chicas, Tamara estaba ahí con él. Estuvimos un rato ahí. En un momento él se fue a la cocina con una de las chicas, que no recuerdo el nombre y estuvo ahí con ella, tuvieron relaciones. Cuando quisimos ir a la cocina, Vikingo no nos dejó pasar porque dijo que estaba con una chica”, continuó F.

“En el living yo le dije a Villa si me regalaba una camiseta, yo soy hincha de Boca. Me dijo que sí. Ahí estaba Vikingo con su novia y Sebastián me dijo que había una en la habitación. Me agarró del brazo y de dos empujones me metió, fue dos segundos. Cerró la puerta y me empezó a besar, yo le dije que no quería estar con él, que solo quería la camiseta. Me quería besar, yo me quería correr y el me besaba igual en la boca”, expresó.

“Cuando intento salir de la pieza, me empujó a la cama. Forcejeamos, él igual me agarraba de los brazos y me empujaba. No entendía que le decía que no, estaba muy borracho. Después, se bajó los pantalones y se subió encima mío. Cuando yo quería abrir la puerta, Villa me empujaba a la cama”, relató.

“El en un momento me arrancó la bombacha. Le decía que no pero él seguía. Me tenía agarrada de los brazos y, si bien me apoyaba, no llego a penetrarme porque yo me corría. Le pedía que se pusiera el preservativo o que se sacara el buzo. Eso lo hice para que ocupe sus manos y yo poder salir de la habitación”, contó.

F. contó que, gracias a los reiterados esfuerzos que hizo, logró abrir la puerta. Del otro lado, al igual que en la denuncia que hizo Tamara, estaba Vikingo, el empleado de seguridad, controlando que nadie pudiera entrar ni salir. “Cuando abro mi amiga estaba del otro lado diciéndole a Vikingo que abra la puerta y Vikingo me dijo que ´yo trabajo para Villa, no para vos´. Mi mejor amiga me dijo que nuestros amigos nos estaban esperando afuera en el auto y nos fuimos.”.

Por qué no denunciará al futbolista

La víctima declaró que conoció al futbolista colombiano en una presencia en Puerto Madero, en un departamento. "Fui con otras dos amigas y cuando se terminó la fiesta ahí, él dijo que vayamos a su casa en Canning. El ahí estaba bien, normal, nos llevamos bien. Yo estuve con el la primera vez que nos pagó la presencia, el día de Puerto Madero, pero lo hice porque yo quise. Pero no la pase bien y nos fuimos. Él es bruto, te ahorca y te pega cachetazos, al momento de tener relaciones sexuales”, relató.

Pese a su relato, la joven de 23 años se negó a denunciar a Sebastián Villa por el abuso. “No. yo trabajo en boliches, lugares donde van jugadores de fútbol y esto me podría afectar. Yo quiero seguir con mi vida y olvidarme”, explicó. Sin embargo, su declaración sí será una pieza fundamental en la causa que tiene a Tamara Doldan como víctima.