Domingo, 23 de Junio de 2024 Nubes 13.2 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.2 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Política

La justicia argentina descubrió que el avión venezolano-iraní sería de una empresa vinculada al terrorismo

Cecilia Incardona, la fiscal a cargo de la causa del avión venezolano-iraní, detectó que el avión pertenecería a Qeshm Fars Air, una empresa iraní, y no a Emtrasur ni a Iran Mahan Air. Qeshm Fars Air se encuentra dentro de la lista negra de terroristas de Estados Unidos. Entre otros datos, la justicia encontró una tarjeta del piloto con el nombre de esta empresa.

Según el Tesoro de Estados Unidos, tanto Iran Mahan Air como Qeshm Fars Air sirven al gobierno de Irán para "fomentar la violencia regional a través del terrorismo", con programas de distribución de armamento. Para Estados Unidos, Irán utiliza esas aerolíneas para "transportar soldados y material bélico hacia destinos internacionales".

La fiscal argentina explica que hay documentación que probaría que el avión pertenece a Qeshm Fars Air, y la inspección ocular de la aeronave dio indicios de que podrían confirmar esa teoría.

De acuerdo a los tripulantes venezolanos del controvertido avión, este es de Emtrasur, una empresa subsidiaria de Conviasa, la aerolínea estatal venezolana. Por eso, reclaman la devolución del Boeing 747 a su país. Sin embargo, la fiscal argentina explica que hay documentación que probaría que el avión pertenece a Qeshm Fars Air, y la inspección ocular de la aeronave dio indicios de que podrían confirmar esa teoría.

Además, dentro del avión encontraron un colgante de cuello con la inscripción Qeshm Fars Air, con una credencial a nombre del capitán, Gholamreza Ghasemi. Este último, quien se encuentra demorado en Buenos Aires, sería incluso el CEO de esta compañía, según comunicaron desde Estados Unidos.