Viernes, 19 de Agosto de 2022 Cielo claro 17.0 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 17.0 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $142.84
Dólar Blue: $294
Sociedad

"La indignación es muy grande", dijo la presidenta del centro de estudiantes del Nacional Buenos Aires

Nacional Buenos Aires

El Colegio Nacional Buenos Aires vive días de mucha tensión luego de que el centro de estudiantes tomará la institución porque exigen la expulsión de un docente al que acusan de maltratador, y un empleado de mantenimiento condenado por el abuso sexual de una menor.

En este sentido, Victoria Liascovich, presidenta del centro de estudiantes, difundió una carta sobre la toma del Colegio Nacional Buenos Aires. “Las asambleas de los tres turnos, realizadas el miércoles 22/6, para decidir sobre la moción de tomar el CNBA, fueron multitudinarias; tuvieron una participación de cientos de estudiantes, de todos los años. En ellas salió casi unánimemente la decisión de tomar el edificio”, explicó. 

No tomamos el edificio para perder clases. Lo hacemos para que nuestros reclamos tengan la repercusión que se merecen.

A su vez, la presidenta del centro de estudiantes aseguró que demandaron al docente para que no tenga más contacto con los estudiantes porque, si bien este individuo no tiene horas de docencia a cargo, no deja de pasar por el colegio en su condición de coordinador general del Departamento de Educación física. 

Por otro lado, Liascovich explicó que este docente fue sumariado hace años por amenazar con “bajarle todos los dientes” a un alumno que difundió el hecho de que él seguía cuentas de pornografía “teen” en Twitter. “Era vicerrector y jefe de departamento, y además era y es importante en el entramado político de la actual conducción del colegio”, agregó.

Sobre el empleado de mantenimiento, la presidenta del centro de estudiantes reveló que se llama José Sebastián Báez, un no docente condenado a tres años de prisión en suspenso por delito sexual agravado a una menor de edad con la que convive.

Por último, Liascovich exigió que exista una formación obligatoria de educación sexual integral para todos los docentes, no-docentes y autoridades del colegio, tal como la Ley Micaela (Ley 27.499) extendida en el Colegio Nacional Buenos Aires.

No tomamos el edificio para perder clases. Lo hacemos para que nuestros reclamos tengan la repercusión que se merecen: un abusador de una menor de edad y un violento que ya fue sumariado, recorren alegremente nuestros claustros. La rectoría intenta difamar nuestra medida, porque en repetidas reuniones que la propia rectora señala, jamás ha planteado una solución sobre el docente que sigue en funciones y en contacto con menores, apelando siempre a que la jubilación está próxima”, concluyó en su carta.