Martes, 09 de Agosto de 2022 Muy nuboso 10.9 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 10.9 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $140.49
Dólar Blue: $291.33
Política

A quiénes y por qué les pegó CFK en su discurso

La vicepresidenta Cristina Kirchner dio un discurso de más de una hora en una sede de la CTA en el Día de la Bandera. La expresidenta aprovechó para apuntar contra algunos funcionarios del gobierno.

Ayer, Avellaneda fue la sede de un acto multitudinario que tenía como fin la celebración del Día de la Bandera y de la figura de Manuel Belgrano. La principal oradora fue la propia Cristina, invitada por el exsecretario general de CTERA y actual diputado del Frente de Todos, Hugo Yasky. La vicepresidenta decidió hacer un discurso centrado en la situación económica durante sus dos presidencias y en la crisis económica actual.

Cristina dedicó gran parte de la charla a comparar las políticas económicas de sus dos gobiernos y el de Néstor Kirchner con las actuales, y aprovechó la ocasión para criticar la gestión de los funcionarios en materia económica. "No es que la economía argentina no produzca dólares. La economía argentina produce dólares que se evaden bajo muchísimas formas", señaló.

Cristina Kirchner dio un discurso en la sede de la CTA en Avellaneda

“El Gobierno debe pensar cómo articular más adecuadamente el Banco Central, el Ministerio de Producción, AFIP y la Aduana. No estaría sucediendo porque hay un festival de importaciones desde hace tiempo, no es tan difícil controlar esto y se deben dar estrategias", remarcó. 

Con su discurso, la vicepresidenta hizo alusión a funcionarios del gobierno de Alberto Fernández. Algunos de ellos, bastante sorpresivos. Dos de los apuntados fueron Mercedes Marcó del Pont, quien está al frente de la AFIP, y Miguel Pesce, actual presidente del Banco Central.

La aplicación de las políticas sociales no puede seguir tercerizada.

Cristina Kirchner

Se trató de una crítica indirecta hacia ambos funcionarios, que introdujo cuando calificó al Estado de "estúpido", precisamente porque "no articula la información que tiene el Banco Central con la información que tiene la AFIP para poder desarticular y desarmar la estafa en la Argentina".

Cristina también se dirigió indirectamente contra Claudio Moroni, el ministro de Trabajo, a quien ha criticado en otras oportunidades. "Carlitos Tomada fue un gran Ministro de Trabajo y sí… gran Ministro de Trabajo. Extraordinario Ministro de Trabajo", señaló. Sin referir a Moroni, la vicepresidenta alabó la gestión de Tomada sin siquiera hacer una mención sobre el actual ministro de Trabajo.

Otro momento clave del discurso fue cuando apuntó contra los movimientos sociales en general y contra el Movimiento Evita, que conduce Emilio Pérsico en particular. “Los piqueteros en la República Argentina son hijos de las políticas neoliberales de los años ´90. No nacieron con ningún gobierno populista. Fueron producto de los altos índices de desocupación y de la falta de oportunidades". Luego, la vicepresidenta advirtió que "el Estado nacional debe recuperar el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas".

Creo que el Gobierno debe pensar cómo articular más adecuadamente el Banco Central, el Ministerio de Producción, AFIP y la Aduana.

Este comentario cayó muy mal entre los líderes de los movimientos sociales y las respuestas no se hicieron esperar. De hecho, Juan Grabois, referente de Patria Grande, publicó un tuit en el que afirma que los movimientos sociales son una creación heroica de los excluidos. Y luego finalizó su publicación con un comentario muy enigmático: "Garcas hay en todos lados. Hoy había un par ¿no? Unidad y debate. Me va". Aún no se sabe a quién estaba haciendo referencia Grabois, pero no es forzoso suponer que estaba apuntando contra la vicepresidenta.

Otro de los señalados por Cristina fue el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. La vicepresidenta habló sobre el proyecto que obtuvo media sanción en el Senado, que tiene el objetivo de repatriar a la Argentina los dólares que fueron fugados. En este marco, en un tono mucho más moderado, señaló que hay una falta de iniciativa para aprobar ese proyecto en Diputados.

Además, Cristina valoró la llegada de Daniel Scioli a Ministerio de Desarrollo Productivo. "Tengo expectativas de que pueda reencausar y reenderezar las cosas", dijo la expresidenta sobre el reemplazo de Matías Kulfas.

Pese a la apología de la unidad deslizada hacia el final del discurso, no deja de llamar la atención que, en cada una de sus intervenciones públicas, Cristina apunte contra viejos y nuevos funcionarios de un gobierno que ella misma integra. Ello, sumado a las respuestas de los movimientos sociales, muestra que la sociedad es mucho más compleja de lo que Cristina cree, y que expresar "lo que la gente quiere" es una tarea imposible, plagada de las tensiones con las que convivimos permanentemente.