Martes, 05 de Julio de 2022 Nubes 10.4 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 10.4 °C nubes
 
Dólar BNA: $132.07
Dólar Blue: $260
Economía

¿Cómo sobrevivir a un mercado bajista?

Bitcoin

Eran las 4 de la tarde de un jueves cuando ingresé a la tienda de Yana, una emprendedora armenia que vive hace años en Buenos Aires. En su local trabajaba Sohane, una costurera venezolana, y ellas estaban atendiendo a un cliente llamado Agnar, un joven noruego de 18 años.

Todos ellos estaban en Buenos Aires por motivos distintos pero confluyeron aquella tarde en el barrio porteño de Villa Crespo para realizar una operación comercial, la cual podría haber sido pagada con criptomonedas. De esta forma Agnar no tendría que haber cambiado sus euros por pesos, Yana no tendría que haber cambiado esos pesos a dólares para protegerse de la inflación y Sohane no tendría que haber vuelto a cambiar los pesos de su salario para enviar dinero a su familia en Venezuela.

El ecosistema cripto está cambiando la vida de muchas personas y situaciones cotidianas como estas van a ser un caso de uso frecuente en un futuro cercano.

En estos momentos de fuertes bajas, los medios de comunicación suelen expresar sentimientos negativos porque es lo que el público quiere escuchar, explotan los miedos tienen que ver con nuestra condición humana. Miedo a lo desconocido, miedo a perder algo, en este caso algo que nos importa mucho, el dinero. Por eso usan imágenes como esta:

FUD y FOMO

FUD (Fear, Uncertainty and Doubt, en español miedo, incertidumbre y duda) FOMO (Fear of Missing Out, miedo a perderse algo) son 7 letras muy frecuentes entre los usuarios de criptomonedas. Podemos ver que el miedo, ya sea a perder una oportunidad o a perder dinero, siempre está presente. Solo tenemos que aprender a convivir con él.

Los mercados financieros viven en ciclos infinitos de subas y correcciones. Durante los dos últimos años Bitcoin subió muchísimo. Todos los activos financieros pasan por momentos burbujeantes con muchísima euforia y especulación, luego vienen las correcciones y toma de ganancias.

Nada sube para siempre

De la etapa de la vida en la que te encuentres depende la forma en la que transites una situación así: los más jóvenes, que son la mayoría de los usuarios cripto, tienen toda la vida por delante para recuperar lo perdido. A los que somos un poco más grandes nos enseña a descubrir el verdadero valor de los proyectos a largo plazo.

Lo interesante es que nuevamente volvemos a hablar de una tecnología que nos interpeló y nos hicimos muchas preguntas acerca de nuestra libertad, de nuestro dinero y sobre todo nos mostró que ahora mismo el mundo está cambiando y vimos que hay muchas oportunidades para un país tan postergado como el nuestro.

Un gran punto que tienen los bear markets es que expulsan a los especuladores que no les interesa la tecnología blockchain ni el empoderamiento social que permite a las personas crecer económicamente.

Las criptomonedas, al ser una nueva tecnología, generan muchísima abundancia. Lógicamente en el corto plazo es muy difícil saber qué puede suceder: pueden subir o bajar. (Aquí es importante remarcar que la inversión en criptomonedas es altamente volátil, si querés invertir es recomendable entrar con una cantidad que, si se pierde el 100%, vos vas a poder dormir tranquilo. Tampoco inviertas en estos activos el dinero que vas a usar para el alquiler o gastos importantes).

Cuando ampliamos la visión y miramos el largo plazo es mucho más fácil de ver adónde vamos. Blockchain es una tecnología que genera inclusión financiera: llega a personas que muchas veces no tienen ni una cuenta bancaria por lo tanto no acceden a los productos financieros más elementales de un banco tradicional y de esta forma ven reducidas sus chances de progresar.

Como comenta siempre Santi Siri, lo que está en juego en estos momentos es la Fe. Cuando vemos que el precio se hace pedazos, podemos volver a los fundamentos porque los que estamos en esto nos motiva tener un sistema financiero descentralizado en donde los pequeños individuos no estemos presos de las grandes corporaciones de información que lucran con nuestros datos y con nuestra identidad (al momento de escribir este artículo, Instagram bloqueó mi cuenta hasta que le indique mi edad, seguramente para enviarme publicidad teledirijida mientras miro memes).

No llegaste tarde

Dejame decirte que es temprano, aún falta que muchas personas conozcan esta tecnología. Estamos realmente ante una época bisagra, un cambio de paradigma. Es muchísima más la gente que está por descubrir esto que los que no, y vale muchísimo la pena que se involucren porque hubo muchas personas, muchas vidas, muchas familias que de repente pegaron saltos y transformaciones impensadas en su realidad: yo soy uno de ellos.

Cripto creció en todas las variables: desarrolladores, emprendedores y usuarios. El ecosistema crece día tras día y su adopción en Argentina tiene mucho que ver con las respuestas que da a los problemas económicos que tiene el país desde hace más de 80 años.

Todas las monedas están considerablemente más grandes y maduras, la gente está ahí, la comunidad creció muchísimo en estos años, mucho más de lo que era en el bear market de 2017, cinco años atrás cuando entré al universo cripto tuvo lugar una suba fenomenal del precio de Bitcoin que fue de mil dólares a veinte mil dólares para luego caer estrepitosamente. Era un momento muy similar al actual, había mucha confusión, mucha incertidumbre y miedo: el famoso FUD. La gran diferencia con aquel bear market es la cantidad de personas que se involucraron en el transcurso de estos años. Yo tuve el gran privilegio de ser alumno del Dr. Daniel Rybnik, quien antes de esa fenomenal suba de Bitcoin nos explicaba con ejemplos cómo se organizaba el sistema de nodos y cómo funcionaba la minería de Bitcoin

En la Nueva Argentina los únicos privilegiados son los niños

Como siempre remarca Santi Siri: “Creo que ayuda a entender que lo que hablamos está ocurriendo, mientas más te acercas a las nuevas generaciones, que son quienes más están en contacto con este tipo de tecnología, más lo vas a ver”.

Los niños, adolescentes y jóvenes, nativos digitales, entienden de una forma súper natural el funcionamiento de las nuevas tecnologías, al verlos a ellos interactuar con ella se puede observar que los más chicos usan y demandan estos servicios, cuando ellos crezcan seguramente se seguirán vinculando a través de esta nueva forma de organización en redes y al hacer esta observación podemos inferir que si las futuras generaciones lo usan, esta será una tecnología súper demandada en los próximos años.

Otra situación que se da en los bear markets es que se desnudan estafas y los esquemas piramidales caen (aquí es importante remarcar que no es recomendable invertir en protocolos que aseguren rentabilidades extraordinarias teniendo que dejar tu dinero un tiempo determinado y sin que esté claro qué inversión se hace con el dinero: es altamente probable que te encuentres frente a un Ponzi). En contextos de euforia y altamente especulativos es importante buscar proyectos que tengan alto nivel de legitimidad y alto nivel de comunidad. Eso se detecta si uno se transforma en usuario de ese proyecto en el que está invirtiendo, probablemente a largo plazo sean esas las apuestas resistentes a todo, los bull y los bear markets.

“Buy Bitcoin and HODL”

Muy fácil en la teoría, pero aguantar los años es realmente difícil, aguantar la que venga no es fácil, muchas personas que he conocido en este mundo a quienes admiro mucho coinciden en que la mejor movida hubiese sido siempre el HODL (simplemente comprar y guardar).

Es fácil de decir HODL, sirve para vender tazas, remeras y gorritas pero luego de fuertes bajas no es sencillo de realizar y es complicado sostener la decisión. Es necesario ver que es realmente muy temprano, también prestar atención a la gran diversidad de proyectos que se desarrollaron con esta tecnología y los nuevos casos de uso que aparecieron como @Realtokdao creado por Matías Wepfer y Claudio Garber, dos visionarios emprendedores que apuestan a los proyectos de economías compartidas basadas en estos protocolos. Ellos están próximos a inaugurar un coworking llamado @lighthouse en Maldonado, Uruguay, que va a regirse por esta tecnología y la comunidad que se está desarrollando en torno a este proyecto es enorme. Tampoco olvidemos que tuvimos a Elon Musk hablando de criptomonedas y adoptando como mascota al Dogecoin, todo esto habla del enorme crecimiento que tuvo el ecosistema.

La matriz del capitalismo

Los mercados son impredecibles, si fueran predecibles no serían mercados. Y ésta es la matriz del capitalismo, el sistema capitalista funciona porque sabe distinguir ganadores de perdedores, el sistema admite fracasos. Si el sistema no admitiera fracasos estás hablando de un sistema de seguros como en general tienen los países socialistas donde quieren garantizarle a todos un medio básico, pero en esos países no pueden admitirse que un experimento sale mal, aunque los resultados negativos estén a la vista de todos, no se puede admitir el fracaso.

El capitalismo requiere de libertad de expresión para funcionar, permite detectar experimentos exitosos de fracasos. Es duro pero es lo que nos habilita a que adoptemos las mejores herramientas que logran los objetivos que se proponen y así la humanidad progresa. Por eso es importante ser usuario de esta tecnología y no tanto ser solo especulador de su precio, porque ser usuario es lo que va a fortalecer la convicción o la fe que tengas en ese proyecto.

Ser usuario es lo que va a fortalecer la convicción o la fe que tengas en ese proyecto.

Aún quedan 1,8 billones de personas en el mundo que no están bancarizadas y Argentina está adelantada respecto de otros países en la adopción masiva de estas nuevas tecnologías, ya que mientras el Primer Mundo está ocupado descubriendo como lidiar con la inflación, nosotros estamos mejor preparados para el mundo pospandemia porque requiere habilidades que los argentinos llevamos en nuestro ADN, adaptarnos rápido a los cambios, estar preparados para lo inesperado y ser resilientes. Nadie tiene que explicarnos el valor presente del dinero, todos sabemos que si queremos comprar algo nos tenemos que apurar porque en el futuro estará más caro, tenemos plena conciencia de algo que el Primer Mundo recién está descubriendo.

Una forma de darse cuenta que es temprano es hablando con amigos, familiares, compañeros de trabajo, van a ver que aún es algo muy nuevo y desconocido. A medida que estas tecnologías se vuelvan más populares, más problemas de la vida diaria van a resolver y más relevantes se van a volver en nuestro día a día.

En el futuro podrá haber días mejores y días peores en cripto, pero sin duda la tendencia de largo plazo es más y más adopción de la tecnología blockchain, porque por primera vez le da al mundo la oportunidad de tener una propiedad que nadie te puede quitar, dinero que nadie te puede congelar, fondos que nadie te puede robar, un activo en el que nadie puede decidir por vos. Fue increíble ver como creció el ecosistema en todos estos años y cómo se fue repitiendo tantas veces el mismo escenario de miedo, incertidumbre y duda que hacía pensar que todo terminó.

En este nuevo ecosistema se abrieron posibilidades laborales que antes no existían, actualmente tenemos muchos puestos de trabajo sin ocupar por falta de personal capacitado para esas tareas. Las criptomonedas son un catalizador para el cambio social, usemos la ventaja que tenemos a nuestro favor.

Más leídas
Columnistas

El Ministerio de Economía está vacante. Esta noche fría del 2 de julio el Gobierno busca alguien que se haga cargo de un país con una inflación hacia arriba del 70% y dólares paralelos que pasan los $ 250, un 100% más que el oficial.