Jueves, 11 de Agosto de 2022 Cielo claro 13.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $140.98
Dólar Blue: $297
Política

La oposición denunció a Aníbal Fernández y Agustín Rossi por encubrimiento en la causa del avión iraní-venezolano

Los diputados de Juntos por el Cambio Ricardo López Murphy y Gerardo Milman denunciaron al ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, y al interventor de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Agustín Rossi, por las declaraciones que realizaron respecto al avión iraní-venezolano.

López Murphy y Milman acusaron a los funcionarios por el supuesto encubrimiento del caso del avión que se encuentra varado en el Aeropuerto de Ezeiza. Así, consideraron que “ante estos sucesos de extrema gravedad que ponen en jaque la paz y la seguridad de la región y de nuestro país”, los dos funcionarios nacionales “han intentado desde un primer momento no sólo ocultar las verdadera dimensión de esta misión en nuestro país, sino que han ensayado excusas con relación a la tripulación del avión con clara intención de encubrir este desembarco”.

[Aníbal Fernández y Agustín Rossi] han ensayado excusas con relación a la tripulación del avión con clara intención de encubrir este desembarco.

Sobre el avión

Ambos consideraron que se trata de “un avión al servicio de organizaciones terroristas y la identidad de un miembro vinculado directamente con las Fuerzas Quds”, en referencia al piloto del avión, Gholamreza Ghasemi, que, según el informe del FBI, pertenece a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

“El comandante del avión Gholamreza Ghasemi, pertenece sin lugar a duda a la organización terrorista Quds que se desempeña al servicio de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, cuerpo que participa en actividades terroristas en todo el mundo”, denunciaron los funcionarios de JxC.

El comandante del avión Gholamreza Ghasemi, pertenece sin lugar a duda a la organización terrorista Quds que se desempeña al servicio de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, cuerpo que participa en actividades terroristas en todo el mundo.

“La acusación también involucra a miembros de la organización terrorista de Hezbollah por ser los ejecutores, organización que hoy opera en la Triple Frontera y que se encuentra íntimamente vinculada a las Fuerzas Quds”, resaltaron.

“Tanto los iraníes responsables del atentado terrorista a la sede de la AMIA (insistimos altos miembros del Gobierno Iraní) así como Hezbollah han sido designados como terroristas por Argentina e inscritos en el Registro Público de Entidades y Personas vinculadas a actos de terrorismo y su financiamiento (ver RePET - Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación) lo que impone actuar que inmediatez y severidad”, sostuvieron.

Las acusaciones contra Fernández y Rossi

Milman y López Murphy recordaron, en el documento, que Fernández dijo que el nombre del piloto se trataba de un homónimo de un integrante de las fuerzas Quds y que Rossi dijo que los iraníes estaban arriba del avión para entrenar a los venezolanos sobre cómo pilotear un avión de esa envergadura.

“Nuestros funcionarios, no sólo han observado en público un comportamiento tendiente a ocultar toda la operación que tiene vínculos con organizaciones terroristas globales, sino a uno de los miembros de la organización”, señalaron.

“No podemos descartar que hayan desoído toda la información de inteligencia que los ponía al tanto de esta situación y que han admitido con plena consciencia el ingreso y la salida del avión (incluso hay versiones sobre esfuerzos de integrantes de PSA para que las empresas carguen combustible al avión cuando se lo negaron) para que el mismo pueda abandonar nuestro país sin dejar mayores rastros de la misión”.

“El deambular del avión y su tripulación, sin controles extremos y exhaustivos, incrementan los riesgos y dificultan la investigación”, sentenciaron. “Su procedencia desde Caracas, Venezuela, no contribuirán a poner demasiada luz al asunto pues el gobierno de Maduro brinda apoyo de todo tipo al Gobierno de Irán (más allá de la máscara aportada a Mahan Air por EMTRASUR) con proyectos vinculados a operaciones de inteligencia, armas, drones, narcotráfico y terrorismo por lo que lo que la información y controles no resultan confiables”, cerraron.