Viernes, 21 de Junio de 2024 Nubes 14.6 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 14.6 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Sociedad

Hombres 5.0: Los nuevos papitos

De la misma manera que nos pasa a las Mujeres 5.0, les sucede a los Hombres 5.0 y más. Todos a esta edad tenemos mala prensa. Parece ser que los 50 traen aparejado una lista completísima de declives, pérdidas, duelos, nostalgia de lo que fue como si no hubiera futuro, nuevos dolores físicos, frases trilladas de queja constante, arrebatos de mal humor, el cansancio, la pérdida de memoria, el aumento o disminución de peso. Los sofocos no solo marcan cambios propios de la edad, es la tan temida andropausia, en fin… algo sin fin.

¿Cómo son los hombres a los 50? Para ellos la llegada de los 50 años supone entrar en una etapa difícil porque sufren cambios físicos, psicológicos, fisiológicos y en sus relaciones sexuales. Es decir, se trata de un cambio brusco en su vida diaria, unido a la sensación de que su juventud está desapareciendo.

El reconocido escritor Stephen King, gran maestro del terror ( y en su última película descubrimos que era de Independiente, tema aparte ), pero también del humor negro, nos regaló una irónica frase: “Hay hombres que crecen o solo alcanzan la mayoría de edad”, por la cual la madurez está en línea de fuego.

Ahora bien, ¿qué entendemos por hombre maduro? ¿Cuáles son los comportamientos que los diferencian de aquellos que no lo son? Más allá de términos relacionados que no expresan lo mismo, como la seriedad o la responsabilidad, es un poco complicado ser objetivos con este término. La madurez a los 50 no es algo definido, es una forma de vivir con los cambios que se presentan, los cuales pueden ser muy positivos.

Hay hombres que crecen o solo alcanzan la mayoría de edad.

Stephen King

La madurez en general con ser un sujeto prudente o en su sano juicio, pero también se refiere a un hombre que disfruta de sus capacidades con plenitud, que ha alcanzado un determinado equilibrio emocional, estabilidad, prudencia y autonomía; y que además tiene un largo camino hacia la ancianidad sana y plena.

Es cierto que no todos los Hombres de 50 años crecen, pero no por eso quiere decir que maduren.  El verdadero Hombre 5.0 si lo es y ve la cara positiva de la vida y de su porvenir.

Ya no pierden el control como lo hacían de jóvenes, pueden manejar sus emociones desde otro lugar. No actúan de forma visceral dejándose arrastrar por lo que sienten. La mayoría, sienten, piensa y luego actúan en consecuencia.

Saben y son responsables de sus propios actos como algo indispensable. Por eso decimos que han logrado un nuevo equilibrio asumiendo sus consecuencias, y pueden entender sus errores como nuevas oportunidades.

El autoconocimiento al que llegan, después de un análisis exhaustivo de sí, favorece su relación con los otros, no solamente consigo mismo. Es plenamente consciente de quién es, reconoce sus debilidades, fortalezas y su potencial.

Los hombres 5.0 son capaces de perdonar, olvidar y seguir adelante con su vida.

En general actúan de forma segura, sin tratar de imponer su punto de vista, manejan su ego en forma más equilibrada, mostrando en todo momento una actitud calmada, coherente y respetuosa.

Los hombres 5.0 son capaces de perdonar, olvidar y seguir adelante con su vida.

Pero a su vez, esa misma seguridad en sí mismo hace que no se preocupen especialmente en quedar bien con todo el mundo. No les interesa mostrar una actitud complaciente hacia el otro, respetan al otro pero sin mendigar atención. Se conocen y actúan según su satisfacción personal, siendo esta su verdadera motivación. En lugar de contentar a los demás, seguirán su propio camino, buscando mejorar y crecer en la dirección elegida.

Son realistas pero no por eso se conforman con lo que tienen o dejan de cambiar aspectos de la vida que ya nos les sirve o han dejado de motivarlos. Se animan a cambiar y modificar lo que ya no va con sus vidas.

“Vivo en esa soledad que es dolorosa en la juventud, pero deliciosa en los años de madurez”.

-Albert Einstein-

Ahora bien, ¿qué sucede con el Hombre 5.0 y el amor?

Por un lado, un hombre 5.0 maduro y con todas las letras sabe estar solo cuando es necesario, no le tiene miedo a la soledad pero tampoco a estar en pareja, por lo cual es una excelente compañía en el amor, ya que no ve a su pareja como una demostración del macho alfa que la cultura le demandó tantos años, sino más bien, como una verdadera figura amorosa para compartir y disfrutar de la vida.

Por lo general, aunque valoran la buena compañía, no necesitan estar con otras personas para sentirse bien. Si son introvertidos, han aprendido a socializar y si por el contrario, son extrovertidos, han descubierto cómo estimularse.

Tanto en el amor como en las relaciones de la vida cotidiana, han alcanzado un grado de empatía con el otro que es sumamente interesante.

Poseen una mayor capacidad para ponerse en el lugar del otro y comprenderlo desde allí. Su historia de vida, sus propios conflictos y su camino al autoconocimiento les han hecho entender que todos estamos atravesamos por nuestros procesos y son muy sensibles a esta realidad. Si tu pareja es un Hombre 5.0 lo más probable es que sea una persona empática a la cual poder recurrir cuando tenemos un problema y que con su escucha y análisis nos ayude a enfrentarlo.

Si tuviste la suerte de encontrarte cara a cara con un verdadero Hombre 5.0, no lo dejes ir, son los nuevos papitos del futuro!!

 

Está pasando