Martes, 27 de Febrero de 2024 Muy nuboso 22.7 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 22.7 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $885
Dólar Blue: $1080
Política

Boleta Única de Papel: cómo viene el poroteo en el Senado

El proyecto de ley pasó a la Cámara de Senadores, donde el oficialismo cuenta con mayoría para poder frenarlo. Pero, ¿quiénes podrían votar a favor y quiénes se opondrían?

Boleta Única

La Cámara de Diputados votó a favor del proyecto de ley de modificación del Código Nacional Electoral sobre Boleta Única de Papel. La iniciativa impulsada por la oposición, que propone instrumentar este sistema para las próximas elecciones presidenciales, se aprobó ayer con 132 votos afirmativos, 104 negativos y 4 abstenciones.

Así, el proyecto de ley pasó a la Cámara de Senadores, donde el oficialismo cuenta con mayoría para poder frenarlo. Aunque aún no se sabe quiénes acompañarán la propuesta de Boleta Única de Papel y quiénes no.

En este sentido, la presidenta del Senado, Cristina Kirchner, ya había expresado su rechazo al proyecto de ley en varias oportunidades. "Es un pedazo de papel con una cantidad tremenda de partidos donde sólo se conoce al primer candidato. Una boleta donde vos votás una lista Diputados pero no sabés si hay chorizos, si hay ajos", declaró el pasado 6 de mayo.

Sin embargo, dentro del bloque oficialista hay senadores que pueden sorprender con su voto. El jujeño Guillermo Snopek, el correntino Carlos Espínola y el entrerriano Edgardo Kueider se han manifestado a favor de la Boleta Única de Papel en el pasado y podrían ser fundamentales en la aprobación del proyecto.

En síntesis, la Cámara Alta cuenta con 72 legisladores y la oposición debe contar con 37 votos afirmativos para lograr la mayoría absoluta de esta reforma electoral. Juntos por el Cambio suma 33 senadores, más el rionegrino Alberto Weretilneck y la cordobesa Alejandra Vigo, se alcanzarían 35. Por eso, necesitan del apoyo de alguno de los senadores del Frente de Todos.

Cabe señalar que ante la aprobación del proyecto de Boleta Única, no se descarta un eventual veto presidencial. Aunque la oposición también advierte que el proyecto podría ser “dormido” en comisiones como ocurrió con la reforma electoral de 2016.