Lunes, 22 de Julio de 2024 Nubes 13.0 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.0 °C nubes
 
Dólar BNA: $968
Dólar Blue: $1440
Mundo

Renunció Sheryl Sandberg, la poderosa número dos de Meta

Después de estar 14 años en el puesto, quien fuera la segunda de Meta -la compañía matriz de Facebook-, Sheryl Sandberg dio un paso costado para dedicarse a su familia y a sus tareas de filantropía. A partir de ahora, el rol vacante será desempeñado por el español Javier Oliván.

“Cuando acepté ocupar este puesto en 2008, pensé que iba a estar aquí durante cinco años. Catorce años después, es tiempo para el próximo gran capítulo de mi vida”, publicó en su cuenta oficial la directora de operaciones, considerada por muchos la mano derecha del fundador de Facebook Mark Zuckerberg.

Sandberg desea dedicar más tiempo a su fundación que está enfocada en becar mujeres y facilitar la creación de ambientes que promuevan la igualdad dentro de las empresas.

La autora de Lean in (”vayamos adelante”), -libro en el que desarrolla ideas de feminismo corporativo-, explicó que desea dedicar más tiempo a su fundación que está enfocada en becar mujeres y facilitar la creación de ambientes que promuevan la igualdad dentro de las empresas. "Es lo más importante para mí por el momento crítico que viven las mujeres", expresó.

Alumna en Harvard del economista Larry Summers, Sandberg acompañó a su maestro cuando estuvo al frente del Banco Mundial y después en el Departamento del Tesoro, donde fue su jefa de Gabinete durante la Administración de Bill Clinton.

En 2001, Sandberg inició su aventura en el sector tecnológico, cuando comenzó a trabajar en Google. Allí ayudó a desarrollar el sistema de publicidad que aparecía junto a las búsquedas que arrojaba el servicio. Siete años después, se convirtió en la primera directora de operaciones de Facebook, un cargo desde donde desarrolló la forma de monetizar el tiempo que gastaban los 2.800 millones de usuarios en la plataforma

Está pasando
Columnistas
La DAIA tildó a Alejandro Bercovich de "terrorista" después de que el periodista criticara la actitud pública del presidente de la AMIA, que había cruzado al movimiento feminista y a los organismos de derechos humanos.