Viernes, 19 de Agosto de 2022 Cielo claro 17.0 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 17.0 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $142.84
Dólar Blue: $294
Ambiente

Día mundial sin tabaco: Por qué fumar daña el medio ambiente

En 1987 la Organización Mundial de la Salud (OMS) instituyó el Día Mundial sin Tabaco para llamar la atención mundial hacia la epidemia de tabaquismo y sus efectos letales. Cada 31 de mayo en todo el mundo se divulga información para tomar consciencia sobre las nocivas consecuencias de fumar, tanto para la salud como para el ambiente.

De acuerdo con la OMS, la epidemia mundial de tabaquismo mata anualmente a casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600 mil son no fumadores que mueren por respirar humo ajeno.

En el informe titulado El tabaco y su impacto medioambiental: una visión de conjunto, la OMS habla por primera vez sobre los efectos de este producto en la naturaleza, además evalúan el costo sanitario y económico del tabaco, allí se dan algunos datos reveladores:

  • Los residuos de tabaco contienen más de 7.000 sustancias químicas tóxicas que envenenan el medio ambiente, algunas de ellas cancerígenas para el ser humano.
  • En el humo de tabaco se liberan miles de toneladas de productos cancerígenos para el ser humano, sustancias tóxicas y gases de efecto invernadero, y los residuos de los productos de tabaco son el tipo de basura más numeroso.
  • Cerca de 10.000 millones de los 15.000 millones de cigarrillos vendidos diariamente en el mundo se desechan al medio ambiente.
  • Las colillas de cigarrillo representan entre el 30% y el 40% de los objetos recogidos en las actividades de limpieza costera y urbana.
  • El humo del tabaco también afecta a los animales, por ejemplo, los perros que conviven con fumadores pueden contraer enfermedades como sinusitis, cáncer de pulmón, tumores, alergias severas y fatiga crónica.

El informe también reveló que cada año se destruyen unos 3,5 millones de hectáreas de tierras para cultivar tabaco, se emiten 84.000.000 de toneladas métricas de dióxido de carbono a la atmósfera que aumentan la temperatura del planeta, y se utilizan 22.000.000.000 de litros de agua para fabricar cigarrillos.

Un mar de colillas

Las colillas de cigarrillo son la principal causa de basura en el mundo. Estas están compuestas por filtros de acetato de celulosa, un derivado del petróleo utilizado para diluir y enfriar el humo inhalado por los fumadores. Sirve también para atrapar parte del alquitrán que contienen los cigarrillos.

En lo que respecta en limpieza urbana y de playas, se trata de entre el 30 y 40% de los residuos recogidos. Aproximadamente, en el mundo entero se desechan 4.5 trillones de colillas de cigarrillo por año en todos los rincones de la Tierra.

En el mundo entero se desechan 4.5 trillones de colillas de cigarrillo por año en todos los rincones de la Tierra.

Según la organización estadounidense Ocean Conservancy, tan solo una colilla de cigarrillo puede contaminar hasta cincuenta litros de agua potable. Este daño es por la enorme cantidad de sustancias que la componen, entre las que destacan: nicotina, alquitrán, arsénico, plomo y los hidrocarburos poliaromáticos. Una vez que estas sustancias se desintegran , se convierten en micropartículas, que rápidamente se esparcen en la tierra o en el agua confundiendo a los peces y a los mamíferos marinos. Los animales los ingieren como si fueran alimento, alterando su ciclo biológico y provocando en muchas ocasiones su muerte.

Residuos peligrosos

La Universidad Nacional de San Luis (UNSL), Estados Unidos, analizó diversos tipos de cigarros: mentolados, light, de tabaco rubio o negro, para determinar que tanto el humo como los filtros contienen altos niveles de cadmio.

El cadmio es un metal tóxico, dañino para el medio ambiente y la salud, por eso alertaron acerca de que sus colillas tendrían que ser tratadas como residuos peligrosos. Además, las que llegan a ser tiradas en zonas forestales, sin ser apagadas correctamente, suelen ser causantes de gran cantidad de incendios.