Lunes, 26 de Septiembre de 2022 Cielo claro 19.3 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 19.3 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $153
Dólar Blue: $286
Mundo

Soros advirtió que "nuestra civilización puede no sobrevivir" a la guerra entre Rusia y Ucrania

El multimillonario George Soros advirtió que la invasión de Rusia a Ucrania podría ser el comienzo de otra guerra mundial, lo que se suma a las políticas restrictivas de China por la pandemia, que afectan la economía mundial.

"La mejor y quizás única manera de preservar nuestra civilización es derrotar a Putin lo antes posible. Eso es lo esencial", indicó Soros en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. Y agregó: "La invasión puede haber sido el comienzo de la Tercera Guerra Mundial y nuestra civilización podría no sobrevivir a ella".

Soros apuntó contra Rusia y China por sus "regímenes represivos" (uno por la guerra y el otro por las fuertes restricciones por la pandemia) y los describió como la "mayor amenaza para la sociedad".

El húngaro de 91 años advirtió que hay "temas que preocupan a toda la humanidad, como combatir las pandemias y el cambio climático, evitar la guerra nuclear, mantener las instituciones globales, que han tenido que pasar a un segundo plano" antes situaciones como la guerra, y que por eso "nuestra civilización puede no sobrevivir".

Su discurso estuvo centrado en el auge de los "regímenes represivos" del presidente ruso, Vladímir Putin, y el presidente chino, Xi Jinping, llamando a los dos países la "mayor amenaza para la sociedad abierta". En este sentido, indicó que ambos líderes han cometido "errores alucinantes": "Putin esperaba ser recibido en Ucrania como un libertador, Xi Jinping se apega a una política de Covid cero que posiblemente no se pueda sostener".

Soros -cuya organización filantrópica, Open Society Foundations, financia grupos que promueven la justicia, la democracia, los derechos humanos y la política progresista- afirmó que en el caso de China los confinamientos persistentes interrumpirán las cadenas de suministro, lo que podría mantener elevada la inflación en todo el mundo y crear una depresión global.