Viernes, 12 de Agosto de 2022 Cielo claro 13.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $140.98
Dólar Blue: $297
Sociedad

Cara a cara con un detective privado: por qué nunca lava su auto y otras anécdotas

Daniel, como se hace llamar para preservar su identidad, es un detective privado y sigue a quienes sus clientes le indican. Su tarea no es legal en Argentina, pero asegura que nunca trabaja por su cuenta para después extorsionar a alguien, si no que siempre es a partir de un pedido.

"Ahora de acá tengo que ir a seguir a una persona a pedido de su mujer, sospecha de infidelidad. Ya tenemos una pista, ahora vamos, filmamos, sacamos fotos en vivo y en directo y ya está. La pista la conseguimos por un proceso de contactos, datos, y después todo tipo de seguimiento. Necesito saber donde trabaja, a que hora sale de la casa y cuál es su auto", contó en Pasaron Cosas.

El hombre mencionó algunos detalles de su profesión, que a diferencia de nuestro país, es legal en otros de la región como Brasil, Uruguay, Chile o Paraguay. Por ejemplo, afirmó que el 90% de los llamados son por infidelidad, mientras que el otro 10% son por robos o para buscar personas. En este sentido, aseguró que hoy en día lo llaman más hombres que mujeres por la primera opción.

El hombre se pone loco, porque estamos en un país muy machista, donde el hombre cree que él puede y la mujer no, y capaz, hasta vienen con la amante.

El detective sobre las reacciones de los hombres cuando se enteran que les fueron infieles

A su vez, contó cómo reaccionan las personas cuando se enteran de su boca que sus parejas les son infieles: "Los citamos en la oficina. Las mujeres están más frías, los hombres empiezan a romper todo. Una vez uno se desmayó. El hombre se pone loco, porque estamos en un país muy machista, donde el hombre cree que él puede y la mujer no, y capaz, hasta vienen con la amante".

También mostró algunos de sus elementos de trabajo, como pequeñas cámaras escondidas en lapiceras o llaves de autos, aclaró que no usa armas, y explicó que cobra por día de trabajo, independientemente de que la operación resulte exitosa o no.

"Daniel", el detective privado.

Entre las anécdotas que narró sobre este particular trabajo, afirmó que nunca lava su auto a menos que lo requiera para su trabajo, porque "si tengo que ir a Moreno, calle de tierra, no puedo tener el auto limpito", por lo que se limita a hacerlo cuando tiene que ir a otro tipo de locaciones donde se maneja un status más alto.

En esa línea, relató un truco que usó hace pocos días: "Me paré en plena Recoleta, y hay cámaras por todos lados. Entonces compré una bolsita de hielo seco, se la puse al tanque de agua del auto, salió humo, y llamé al auxilio. Como el auxilio tarda como 4 horas, tengo ese tiempo para estar. Si viene un policía le digo que el auto levantó temperatura, y ya los vecinos vieron que estaba con el problema".

Un hombre me llamó para que siga a la mujer. Ella salió de un hotel y estaba con su padre, y cuando se vieron le dijo 'hola hijo, ¿qué mejor que papá?'

Sobre los trucos que está acostumbrado a utilizar, recordó que sus comienzos en la materia fueron con un primo que se dedicaba a lo mismo, cuando él era colectivero. En esos tiempos, cuando no tenía los instrumentos que tiene hoy, "rompíamos una cartera de hombre y metíamos la cámara en un agujerito". "Una vez me tenía que quedar 12 horas en San Telmo. Me disfracé de linyera, me puse una latita y me quedé frente al edificio con la camarita".

Para cerrar, contó una increíble historia sobre un hombre que lo contrató para seguir a su mujer, a la que él después contó que vio entrar a un hotel con otra persona: "Se me acerca y sube con un revolver. Yo le dije que no, se lo saco, y cuando sale el auto me dice que era el auto de su papá. Arrancamos, nos pusimos a la par y bajamos las ventanillas. El papá lo ve y le dice 'hola hijo, ¿qué mejor que papá?'. Me quedé helado. Casi le devuelvo el arma para que haga lo que quiera", contó. Y agregó: "Me llamó otro día y me dice 'ahora entiendo por qué en las fiestas desaparecían mi papá y mi mujer'".