Martes, 09 de Agosto de 2022 Muy nuboso 10.9 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 10.9 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $140.49
Dólar Blue: $291.33
Columnistas

Los USS 10 mil de Milei y una inflación que da miedo

Milei ya está influyendo aunque no esté todavía cerca del Poder Ejecutivo. El efecto se ve en las posiciones que está adoptando en público Juntos por el Cambio pero también en temas que empiezan a aparecer en deliberaciones en privado.

Milei

Un representante de grandes fondos de inversión del exterior consultó a sus clientes sobre qué les gustaría profundizar de este país que tantas veces les dio ganancias extraordinarias y tantas otras palazos inolvidables, y hoy atraviesa un nuevo precipicio entre salvarse y fundirse. Pensaba que le iban a pedir conocer a algunos ministeriables de la oposición. La respuesta sorprendió:

—Nos interesa escuchar a Javier Milei.

Sin tener claro si es que creen que tiene chances reales de llegar al gobierno como otras fuerzas disruptivas de extrema derecha lo han hecho en la región, o si se trata de curiosidad por la excentricidad del personaje que llegó merecer notas en The Economist y The Washington Post, el financista se dispuso a armar una charla con él como protagonista y le preguntó qué condiciones pedía.

Desde el entorno del economista de pelos revueltos que sacó 16% en la Ciudad de Buenos Aires y aparece en las encuestas con 20% de intención de voto para presidente si hoy fuera la elección, respondieron, sin vueltas: USS 10.000. En billete.

—¿Y si fuera un webinar, a distancia?

—Entonces, 5.

“Yo cobro eso”, confirmó Milei a Diario Con Vos, antes de aclarar que muchas veces “habla por el bronce”, es decir, sin cobrar nada. Esta charla finalmente no se hizo porque si bien su inglés es perfecto, dicen, pidió exponer en español para evitar malos entendidos al hablar de política, y a los interesados les pareció que así no cerraba.

Pero que lo que tenga para decir el líder de La Libertad Avanza sobre el futuro de la Argentina sea de interés para los tipos que manejan grandes sumas en inversiones globales revela el estado de situación. 

La inflación está volando a niveles no vistos desde 1991, y una doble interna tanto en un oficialismo que no da pie con bola y como en una oposición que no dirime liderazgos a un año y medio de una posible vuelta al poder hacen featuring con el enojo de un tipo que grita y putea.

El chisme, además, explica un poco por qué el ex asesor de Eduardo Eurnekian en la Corporación América se puede dar el lujo de sortear su sueldo de 340 mil pesos todos los meses. Con una exposición suya recauda, al dólar paralelo, el equivalente a $2 millones, cerca de seis salarios de legislador. 

Diez mil dólares es más que cuatro veces lo que cobra un economista profesional. Incluso hay inversores institucionales que tienen límites en lo que pueden pagar por una charla de este tipo porque hay topes que imponen sus programas de compliance, más aún si se trata de funcionarios públicos. Lo loco es que esos contratos del flamante diputado que denuncia la casta política no generen preguntas sobre posibles conflictos de interés al recibir semejantes sumas de dinero desde el sector privado.

Diez mil dólares es más que cuatro veces lo que cobra un economista profesional.

A propósito, otro número para medir el fenómeno del fanático liberal: en la última sueldo-fest se anotaron 2,5 millones de personas.

Aplausos y convenios

Como sea, Milei ya está influyendo aunque no esté todavía cerca del Poder Ejecutivo. El efecto se ve en las posiciones que está adoptando en público Juntos por el Cambio pero también en temas que empiezan a aparecer en deliberaciones en privado. 

“Yo no me voy a pelear con los jóvenes libertarios”, respondió Patricia Bullrich a Alejandro Fantino en un diálogo en el marco del Amcham Summit, la cumbre de rosca y expectativas de la Cámara de Comercio Argentino Estadounidense, con sigla que suena a tango. 

Mauricio Macri Noticias | Las últimas noticias en Mauricio Macri
Efecto. Bullrich, Macri y Larreta, con Vargas Llosa esta semana. JxC analiza suspender los convenios colectivos un año, en caso de volver al poder.

Allí, Bullrich se distanció fuerte de lo que había dicho en la apertura Horacio Rodríguez Larreta, sobre lo imperioso de ampliar los apoyos para gobernar. El jefe de gobierno porteño venía de afirmar antes también en la Fundación Libertad que “hay que tener agallas para dialogar”, a lo que la ex ministra de Seguridad devolvió: “Hay que tener agallas para cambiar y terminar con las mafias”. Pará pará pará, ¿vos me estás diciendo que Larreta es un tibio?, le hubiera podido retrucar Fantino ante tremenda bomba. Pero un aplauso coronó su sentencia, en línea con un mensaje que hoy la acerca mucho a Mauricio Macri, quien por otro lado viene pidiendo a su equipo que “ayude a Patricia a ordenarse”

Ahora, lo fuerte en las discusiones sobre un eventual programa de gobierno es la propuesta que llevó un ex ministro del macrismo hasta 2015. Puso sobre la mesa la idea de suspender con una ley de emergencia laboral la vigencia de todos los convenios colectivos de trabajo por el lapso de un año, y convocar a los gremios para rediscutir nuevos. “Si lo haces al revés, te bailan un año”, es la reflexión que acompaña una iniciativa como mínimo provocadora, que busca “limpiar” de costos las relaciones del trabajo.

¿Qué reacción generaría en sindicatos que ya están en guardia por cuatro años de pérdida de poder adquisitivo? Hoy rigen regulaciones escritas en 1977, se exasperan en la oposición, y todas las actividades están cruzadas por la tecnología.

Las afirmaciones de que “no habrá tiempo” y de que hará falta un plan de shock en “100 horas” alientan este tipo de medidas, consideradas por sus impulsores como cruciales para estimular el empleo. De hecho, sugieren acompañarlas con la eliminación de cargas patronales por un tiempo. Entienden, aunque no haya mucha experiencia que los avale, que eso gatillaría un boom de empleo porque se quitaría el cuco de los juicios laborales

Hay al menos cuatro exponentes económicos trabajando en el mundo de JxC, y que en última instancia según el liderazgo político definirán el camino a seguir. Hay tres que son orgánicos: Hernán Lacunza y Luciano Laspina por el PRO, y Eduardo Levy Yeyati por la UCR. Afuera, jugando de outsider apartidario, Carlos Melconian, que genera no pocos recelos en el espacio.

Yo no sé mañana

Igual, imaginar escenarios para 2023 es audacia tamaño aeropuerto. La aceleración de la inflación produce monstruos en una sociedad que no vivía tres meses de costo de vida tan alto desde 1991. El 6% de abril, después del 6,7% de marzo y el 4,7% de febrero, y antes de un muy probable 5% o más en mayo no tiene registros desde 2002 para acá. De hecho, en marzo de hace veinte años la inflación había sido 10% pero en los meses siguientes bajó a 4 y a 3. Cosquillas en los esfínteres.

El quilombo que ya traíamos, más la inflación de salida de la pandemia que afecta al mundo y el impacto en comida y energía de la invasión rusa en Ucrania delinean un contexto que no permite esperar que la macro dé resultados y llama a las sobreactuaciones de la micro.

Tras el discurso de Cristina Kirchner en Chaco con suelta de nombres de secretarios de Comercio Interior de ayer y hoy, su último funcionario de ese área hasta 2015, Augusto Costa, entró en acción.

Imaginar escenarios para 2023 es audacia tamaño aeropuerto. La aceleración de la inflación produce monstruos en una sociedad que no vivía tres meses de costo de vida tan alto desde 1991.

El hoy ministro de la Producción del gobierno de Axel Kicillof mandó desde la provincia de Buenos Aires inspecciones a las oficinas de Mastellone-La Serenísima y de Molinos Río de la Plata por el incumplimiento de un programa nacional como Precios Cuidados. En las empresas dicen que nunca había ocurrido ese cruce de jurisdicciones. 

Inédito. Nunca habían ido inspectores de la provincia de Buenos Aires a intimar a empresas por incumplimientos de Precios Cuidados, un programa nacional.

El comunicado de Costa destaca que fue en reacción al “magro abastecimiento” del acuerdo de precios que hay que recordar ideó él mismo en 2014. Los supermercados le dan la razón: dicen que hay menos de 60% de cumplimiento en góndolas porque los proveedores eligen llevar su mercadería a los supers chinos, donde pueden aumentar 45% más, porque es tierra de nadie en materia de controles. Teléfono para el actual secretario Roberto Feletti, que había prometido sumar los comercios de cercanía en su lucha contra la inflación. En las grandes superficies, en su origen Precios Cuidados incluía menos de 200 productos y había un 80% de abastecimiento. En enero pasado eran 600. Y ahora son 1200 según la lista, pero falta de todo.

A todo esto, Feletti tampoco pudo poner en marcha todavía el fideicomiso para amortiguar el precio del pan por la disparada del trigo. El viernes recién estaban por hacer el primer giro de dinero a los molineros para abaratar la bolsa de harina de 25 kilos que llega a la panaderías. La medida se había anunciado el 3 de marzo. 

Metas guachas

Escenario menos malo ante este panorama: que la inflación vaya aflojando lento, algo parecido a lo que espera el ministro de Economía, Martín Guzmán, y cierre el año en algún punto entre 65 y 75% a fin de año. Dramático para ser el horizonte optimista.

Imagínate el alternativo: que la remarcación no afloje y todo escale aún más. Se puede “construir una hiperinflación” con mala praxis, escribió Marina Dal Poggetto en Clarín. Trancu. En ese caso la opción de un recambio en el Palacio de Hacienda puede dejar de ser solo un sueño de La Cámpora, ante la urgencia de presentar un plan de estabilización para tratar de ordenar la cosa antes del fin del mandato, pensando en una onda Plan Austral que pudiera dar oxígeno. Son ideas que le acercan al Presidente aunque nadie sabe si tendría la fortaleza política para encarar una estrategia así.

La situación es delicada porque además todo depende de otras voluntades para que haya relativa calma. Por ejemplo, de los bancos: hace falta que le sigan prestando al Tesoro a cambio de bonos atados a la inflación y no dejen de hacerlo por temor a una reestructuración. De lo contrario se pueden ir al dólar y alimentar los dólares paralelos y te la regalo. 

Y también todo estará atado a la buena onda del FMI, que tiene que mandar los dólares cada trimestre si se cumplen con las metas del acuerdo. La consultora PxQ mandó a sus clientes un monitor que tiene en rojo rojisimo la posibilidad de incumplir con la acumulación de reservas comprometidas en el segundo trimestre.