Sábado, 24 de Febrero de 2024 Muy nuboso 23.6 °C muy nuboso
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Muy nuboso 23.6 °C muy nuboso
 
Dólar BNA: $884
Dólar Blue: $1085
Columnistas

Un mapa de barmaids para planificar salidas feministas

Mapa de Barmaids & Afines

¿Dónde estaba el 40% de mujeres y disidencias que estudiaba para ser bartender pero que no se veía en las barras y cocinas de los bares? Con esa inquietud, y con el objetivo de generar una comunidad dentro del rubro gastronómico femenino, la periodista Laura Marajofsky creó el Mapa de Barmaids & Afines; una idea que nació con la intención de visibilizar y ubicar en un mapa a las mujeres y disidencias que trabajan en el sector gastronómico pero que hoy en día abarca una enorme cantidad de iniciativas nucleadas bajo tres aristas: Género, Salud y Formación.

El proyecto surgió a fines del 2017 e implicó un arduo camino de producción y aprendizajes al calor de los reclamos y crecimiento del movimiento feminista en las calles. Comenzó como una plataforma de búsqueda que se estructura bajo tres conceptos: quién está detrás de un proyecto gastronómico, qué hace y dónde. Además, hay información de más de 600 mujeres y disidencias y se puede filtrar por provincias. Hay cinco centros estratégicos: Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Tucumán y Santa Fe y se puede buscar por categorías (té-mate, cerveza, vino, café, destilados, cocina, emprendedora).

Esa idea original se fue abriendo a otras producciones. Hacer sondeos, escuchar experiencias, recopilar testimonios, generar alianzas y armar charlas, protocolos y capacitaciones son sólo algunas de las acciones que fueron apareciendo necesariamente a partir del trabajo de campo que llevaron adelante.

“Que trabajemos de esta forma es un emergente de lo que fue pasando orgánicamente con el proyecto estos últimos cuatro años, de lo que fue sucediendo a nivel cultural, con los movimientos y las redes femeninas y feministas, y también por supuesto con la evolución propia de la gastronomía, sector muy golpeado post pandemia”, señala Marajofsky y agrega: “El Mapa para mí es una referencia en términos de poner temas en agenda y entender cuáles son los desafíos y necesidades dentro de la industria gastronómica hoy en día”.

Así, se convirtió en un multiproyecto que, dentro de las diversas propuestas en las que están pensando, tienen un gran desafío: desarrollar una aplicación que sirva como herramienta para organizar salidas y contemple variables de inclusión y diversidad, género, protocolos, capacitación y consumo responsable, entre otras aristas.

Nocturnidad con perspectiva de género

La noche no es la misma para los varones que para las mujeres y disidencias. Cuando media el alcohol, aparecen situaciones de riesgo, abuso y no consentimiento para el segundo grupo. Por eso, que una iniciativa feminista se cuele en ese ámbito es crucial para dar respuestas a esas problemáticas y generar un cambio.

Las desigualdades se viven a los dos lados de la barra. Muchas veces, en bares y hasta citas, las identidades feminizadas se sienten incómodas, presionadas o directamente acosadas. Pero detrás de la barra también aparecen estas violencias, perpetradas por compañeros, jefes o clientes; y se suma a la alarmante precarización laboral que hay en el sector.

De acuerdo a la Encuesta de Género en Gastronomía realizada por Mapa de Barmaids & Afines, casi un 33% sufrió algún abuso en su trabajo y un 84,5% conoce otras mujeres o disidencias que estuvieron en situaciones de abuso físico o psicológico en su trabajo. Las brechas y el techo de cristal que se perciben en todos los ámbitos no son excepción en la gastronomía: según la misma encuesta, al menos un 65% sintió alguna vez que no se le daba iguales oportunidades a cuenta de su género.

¿Cómo actuar frente a estas estadísticas? ¿Qué acciones podían generar un cambio tangible? Como primera medida, en 2019 desde el Mapa de Barmaids & Afines realizaron una campaña de concientización y contra la violencia machista en bares de CABA de la mano de la Dirección General de Protección de la Mujer (GCBA) y, juntxs, realizaron tres capacitaciones de género para personal de bares y otros (los más de 65 espacios que participaron se pueden encontrar en la plataforma). Ya de manera independiente, durante el 2021 cerraron un grupo interno y dan capacitaciones a empresas y plataformas internacionales.

A esa acción concreta fueron sumando otras, como generar redes de contención para denunciar violencia laboral; trabar alianzas con distintas organizaciones para poder llevar adelante esas causas (como con la red de abogadas feministas ABOFEM y, próximamente, con la Red de Psicólogxs Feministas); y generar espacios de charla, debate y hasta de actividad física para trabajar en torno a la salud mental en el mundo gastronómico.

Poco a poco, el proyecto se fue convirtiendo en un lugar clave para acercarse con dudas, problemas y pedidos de ayuda por parte de las mujeres y disidencias que trabajan en el sector. “Hay una miríada de cuestiones que hacen que la noche se vuelva un lugar realmente complejo para las feminidades y para mujeres y disidencias en torno a cuestiones vinculadas a la violencia y con su integridad, por supuesto, física. En ese sentido, por supuesto, que no es casual que exista una red de apoyo y de contención y de denuncia y un proyecto como el Mapa”, reflexiona Marajofsky.

De las cocinas a las mesas

Consagrado como el principal espacio de referencia en temas de género en gastronomía para el personal de esa industria, recién ahora pueden empezar a proyectar sus iniciativas hacia afuera: para lxs consumidores.

¿En qué medida influye que un local esté atendido por mujeres y disidencias a la hora de elegir dónde salir? ¿Cómo buscar espacios seguros en casos de acoso o maltrato? ¿Qué lugares son inclusivos para la comunidad LGBTTIQ+ y habilitan dinámicas feministas?, son algunos de los disparadores que apuntalan el desarrollo que están llevando adelante en este momento: crear una aplicación para que las personas puedan encontrar espacios seguros y con perspectiva de género a la hora de salir de noche.

La idea surgió también en comunidad, poniendo sobre la mesa las demandas de lxs consumidorxs. En sus redes sociales, Marajofsky preguntó cuáles eran las principales cuestiones a tener en cuenta para planificar una salida: el 36,4% contestó que buscaba “espacios seguros para todes”; el 30%, lugares atendidos por o de mujeres; el 17,5% que fueran inclusivos para el colectivo LGBTTIQ+ y, el 16%, que estuvieran capacitados en género.

Mapa de Barmaids & Afines

Con esas premisas, el objetivo es desarrollar un mapa similar al que ya existe para visibilizar la labor femenina en el sector gastronómico pero en formato de app, y para elegir sitios que tengan una perspectiva feminista. En ese sentido, Marajofsky señala: “El proyecto tiene casi cinco años y recién estamos empezando a desarrollar esto, lo que da una idea de que es una evolución cultural: es una discusión que se puede dar recién ahora y que pusimos en agenda desde el Mapa”.

Después de años de empuje, el proyecto logró no sólo mostrar dónde estaban esas mujeres y disidencias que querían dedicarse a la industria gastronómica, sino también abrir el juego para poner sobre la mesa las necesidades e intereses de lxs consumidores. A la par del crecimiento de los feminismos, el Mapa de Barmaids & Afines sienta las bases para que también en la nocturnidad prime la perspectiva de género.

Está pasando