Viernes, 12 de Abril de 2024 Lluvia moderada 18.2 °C lluvia moderada
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia moderada 18.2 °C lluvia moderada
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1005
Sociedad

"Sharenting": la privacidad no es un juego de chicos

redes sociales sharenting

Compartir el día a día en las redes sociales se volvió una práctica cotidiana. Basta con scrollear en el inicio de Instagram para saber qué hacen, sienten y piensan las personas a las que seguimos. Sin embargo, esta práctica puede ser peligrosa, sobre todo si hay niños involucrados.

“Sharenting” es el concepto que se usa para hablar de cómo padres y madres colapsan las redes con fotos y videos de sus hijos. Aunque puede ser una alternativa para compartir el paso del tiempo con familiares o amigos que están lejos –tendencia que se enfatizó con la pandemia–, también pueden volverse problemáticos si no se toman los recaudos adecuados.

“Sharenting” es el concepto que se usa para hablar de cómo padres y madres colapsan las redes con fotos y videos de sus hijos.

La psicóloga Gabriela Martínez Castro afirmó que los padres suben fotos de sus hijos “por narcisismo” y que esto tiene que ver con "sentirse importantes, con sentir que tienen hijos bonitos o inteligentes, sin saber los peligros que esto significa".

Marley lanzó un reality junto a su hijo Mirko.

Un estudio de la empresa de seguridad informática AVG reveló que 8 de cada 10 chicos de hasta seis meses ya tienen fotos en internet. Algunos de ellos -el 5 % de los menores de dos años- también tiene un correo electrónico o un perfil propio en Facebook.

8 de cada 10 chicos de hasta seis meses ya tienen fotos en internet.

Esta presencia en Internet crea una huella digital. ¿Qué es? Es el paso que una persona deja con su presencia en redes, a través de información, imágenes, videos, etcétera. Esta huella es difícil de eliminar, porque los datos se almacenan en distintos servidores y llegar hasta el último sitio en el que se guardó es una misión casi imposible.

Seguí leyendo: Día Nacional de la Lucha contra el Grooming: “6 de cada 10 niños y adolescentes hablan con personas desconocidas en Internet”

Influencers desde antes de nacer

La alegría desbordante que puede provocar un embarazo deseado puede llevar a que los futuros padres quieran compartir la noticia por todos lados. Sin embargo, algunas personas lo llevan hasta un extremo y crean cuentas de redes sociales específicamente para los niños que aún no nacieron.

Mica Viciconte y Fabián Cubero serán padres de Luca en mayo. Aunque el bebé aún no nació, ya tiene cuenta de Instagram. En los posteos, los futuros padres comparten fotos de ecografías, de cómo va creciendo en el vientre de su mamá para los más de 130 mil seguidores que esperan su nacimiento (y que incluso crearon cuentas en las que replican el contenido como sucede con las celebridades).

https://www.instagram.com/p/CXpAKHOO4-E/

Esta práctica, además de exponer a los bebés al ojo público incluso antes de nacer, puede llevar a que "los padres de otros bebés sientan que no son lo suficientemente buenos padres, que no los cuidan lo suficiente, que no los visten igual de lindos" y por consiguiente "autorreprocharse, sentir que no son suficientes", expresó Martínez Castro. 

El ejemplo paradigmático de menores que son “influencers desde bebés” es Mirko, el hijo de Marley. Más allá de la exposición mediática y de sus participaciones en los realities que protagoniza su papá, Mirko tiene una gran presencia en redes sociales. Cuenta con 5,6 millones de seguidores en Instagram y sus posteos son furor.

Los padres suben fotos de sus hijos por narcisismo, para sentirse importantes y  sentir que tienen hijos bonitos o inteligentes. (Gabriela Martínez Castro)

En la misma línea, Luciana Salazar convirtió a su hija Matilda en una “fashion icon”. Su cuenta @lovingmatilda tiene más de 300 mil seguidores y su biografía la presenta como "it baby".  

https://www.instagram.com/p/CXhqtMiNJ6Q/

"Hay un efecto contagio" que generan los padres influencers, porque "los otros padres intentan mostrar a los hijos lo más bonitos que puedan para competir", aseguró Martínez Castro.

Los que deciden no compartir

La cocinera influencer Karina Gao (@monpetitglouton) adoptó una política según la cual solo muestra a sus hijos hasta que cumplen dos años. En su cuenta de Instagram, explicó que tomó esta medida junto a su marido "por seguridad, por privacidad y porque quizás ellos no quieren". "Cuando puedan opinar mejor, ahí veremos nuevamente", sostuvo. 

La periodista de espectáculos Lola Cordero explicó el motivo por el cual no sube fotos de sus hijas o, si lo hace, es "con el rostro tapado y con su permiso". "Cuando llegó la preadolescencia empezaron a manifestarme que no se sentían cómodas", contó la periodista, que señaló que, si bien sus hijas tienen redes propias, "en mis redes se sienten mas expuestas y prefieren ellas supervisarme y darme permiso a mí".

"Yo soy su madre pero no son de mi propiedad para hacer lo que yo quiera, las respeto siempre, si me dicen que no es no", reflexionó Cordero, que agregó: "Mi trabajo no son mis hijas, así que trato de no mezclar sus vidas con mi exposición". "Lo que quiera subir tiene que ver mas con lo orgullosa que me siento de ser la mamá de ellas pero si eso les hace mal, no se comparte en redes y punto", señaló.

Creo que los que somos papás y mamás el día de mañana tendremos que pagar facturas, la exposición es una de ellas. Nuestros hijos responderán si tienen algo 'que cobrarnos'. (Lola Cordero)

La periodista también opinó sobre los famosos que constantemente comparten la vida de sus hijos en redes. "Cada uno es adulto para saber lo que expone de sus hijos, solo creo que los que somos papás y mamás el día de mañana tendremos que pagar facturas, la exposición es una de ellas. Nuestros hijos responderán si tienen algo 'que cobrarnos'", sentenció.

Peligros y consecuencias

La psicóloga Dana Ponce, especializada en niñez y adolescencia, sostuvo que “una sobreexposición” de los niños en redes sociales “termina influyendo en la construcción de la personalidad y en la constitución psíquica”. La especialista hizo hincapié en la forma en que la mirada del otro “influye en la construcción de una autopercepción, autovaloración y autoestima”.

Seguí leyendo: Ansiedad y depresión: una pesadilla de los jóvenes ignorada por el Estado

Por su parte, Martínez Castro afirmó que "los peligros tienen que ver con la construcción de la personalidad" pero también con "situaciones de seguridad que se están dando: secuestros, ciberbullying, todo lo que implica saber mucho acerca del otro".

Sharenting - Eduka2.es - Blog de Educación

Según un estudio de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), el 56% de los padres publica fotografías potencialmente vergonzosas de sus hijos, sin tener en cuenta el posible impacto sobre sus vidas, lo que puede provocar ciberbullying.

Te puede interesar: Ciberbullying: el acoso escolar en la virtualidad

Qué dice la Justicia

El avance de las redes sociales ha llevado a que casos de "sharenting" lleguen a la justicia. Una jueza de Familia del Juzgado N°1 de Tigre ordenó a una influencer que se abstenga de seguir publicando imágenes o videos de sus hijas menores de edad en una cuenta de Instagram que la demandada creó para tal fin.

El 56% de los padres publica fotografías potencialmente vergonzosas de sus hijos.

La demanda fue presentada por el padre de las menores que indicó que, sin su consentimiento, la madre estaba compartiendo fotos de sus hijas con un fin comercial.

Es importante poder conversar con los niños sobre de qué manera utilizar las redes sociales. (Dana Ponce, psicóloga)

El padre de las menores argumentó que las hijas no tienen la edad suficiente como para tener su propia cuenta y, aunque pueden tener consciencia de que su madre comparte sus fotos, no están en condiciones de tener noción del contexto en que esto sucede.

Consejos para padres

Ponce recalcó que, “independientemente de cuál sea nuestro rol dentro de la crianza y la educación de los niños, tenemos que pensar en el costo-beneficio de este tipo de exposiciones”. “No es una simple foto bonita o un video cariñoso y divertido sino que es el develamiento de cuestiones que hacen a la identidad de la persona y hacen a la mirada del otro que no siempre es tierna, contemplativa, positiva”, afirmó la licenciada.

“Como adultos referentes tenemos el deber y la responsabilidad de resguardar y regular ese uso", sostuvo Ponce, que ejemplificó:  "Supongamos que es un video de un menor bailando: no sabemos a quién le va a llegar porque no tenemos control absoluto de quiénes son las personas que consumen ese tipo de publicaciones".

Leé más: Cuánto tardarías en leer todos los términos y condiciones de las redes sociales

La especialista consideró que es importante "poder conversar con los niños sobre de qué manera utilizar las redes sociales", para que entiendan "cuáles son las posibilidades” que aparecen “porque podemos recibir comentarios positivos o negativos de un otro”.

Está pasando