Martes, 05 de Julio de 2022 Cielo claro 10.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 10.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $132.54
Dólar Blue: $252
Política

Tres momentos de tensión con la Corte en la historia argentina reciente

La historia argentina reciente atravesó una serie de conflictos entre la Corte Suprema de Justicia y el gobierno que, a causa de la discusión por la composición del Consejo de la Magistratura, cobran nuevamente importancia.

Menem y Alfonsín: la creación del Consejo de la Magistratura

En el marco del Pacto de Olivos firmado entre Unión Cívica Radical representada por el expresidente Raúl Alfonsín y el Partido Justicialista que encabezaba el presidente Carlos Menem en 1994, ambos partidos políticos se comprometían a impulsar una reforma constitucional. Esta reforma introdujo una serie de cambios a nivel institucional. Uno de los más importantes fue la creación del Consejo de la Magistratura.

Con la creación del Consejo, el radicalismo se aseguró que la designación y remoción de jueces ya no esté en manos del peronismo. A cambio de esto, Menem pidió la incorporación de la reelección del cargo de presidente.

Antes de la creación del Consejo, los jueces eran designados a través del Congreso, cuya mayoría la tenía el peronismo. Con la creación del Consejo, el radicalismo se aseguró que la designación y remoción de jueces ya no esté en manos de su rival político. A cambio de esto, Menem consiguió que se incorpore la reelección del cargo de presidente.

Néstor Kirchner y el conflicto con los miembros de Mayoría automática

En junio de 2003, a pocos días de haber asumido, Néstor Kirchner inició un fuerte enfrentamiento con miembros de la Corte Suprema. A través de una cadena nacional, el entonces presidente pidió al Congreso que acelerara los enjuiciamientos políticos de algunos integrantes de la Corte que habían sido fuertemente cuestionados por su falta de imparcialidad durante los años de gobierno de Menem.

Queremos una corte suprema que sume calidad institucional y la actual dista demasiado de hacerlo", dijo el entonces presidente Néstor Kirchner. 

"Pedimos con toda humildad, pero con coraje y firmeza que los señores legisladores, que el Congreso de la Nación, marquen un hito hacia la nueva Argentina preservando a las instituciones de los hombres que no están a la altura de las circunstancias, señaló Kirchner y agregó: "la gobernabilidad no puede ser sinónimo de acuerdos oscuros, manipulaciones políticas o pactos a espaldas de la sociedad".

El grupo de magistrados de la Corte que fallaban a favor de Menem recibió el nombre de Mayoría automática y estaban liderados por el presidente del tribunal supremo, Julio Nazareno. "Queremos una corte suprema que sume calidad institucional y la actual dista demasiado de hacerlo", a causa de "la triste célebre mayoría automática que con su accionar afecta seriamente a su prestigio y a la posibilidad de que contemos con una justicia independiente y digna", finalizó Kirchner.

El grupo de magistrados de la Corte que fallaban a favor de Menem recibió el nombre de Mayoría automática y estaban liderados por el presidente del tribunal supremo, Julio Nazareno.

Luego de esta cadena, el Congreso avanzó con el juicio político contra Nazareno, quien decidió renunciar a su cargo antes de que comenzara el juicio de destitución. En diciembre de 2004, fue removido Eduardo Moliné O`Connor, quién se convirtió en el primer juez de la Corte Suprema de Justicia en ser destituido por el Senado de la Nación. El mismo camino siguieron los jueces Guillermo López y Antonio Boggiano. El presidente de la Corte fue reemplazado por el reconocido jurista, Eugenio Raúl Zaffaroni.

Leé también: Germán Martínez, duro con la Justicia: "Todavía cuesta desarmar la estructura armada por la Corte menemista" 

Cristina y la reducción de los miembros de la Corte 

Tres años después del conflicto entre Néstor y los miembros de Mayoría automática, Cristina Kirchner protagonizaba una nueva tensión con la Corte Suprema. En 2006, la exsenadora impulsó un proyecto de ley para que la Corte retornara a su número histórico de 5 miembros.

La percepción de la sociedad en cuanto a que la Justicia no funciona no tiene que ver con que haya nueve, siete, cinco, cuatro, tres o dos miembros en la Corte", afirmó la entonces senadora Cristina Kirchner. 

"La percepción de la sociedad en cuanto a que la Justicia no funciona no tiene que ver con que haya nueve, siete, cinco, cuatro, tres o dos miembros en la Corte", afirmó la exsenadora y agregó: "la percepción de la sociedad es que no hay para los sectores menos privilegiados una administración de justicia que llegue en tiempo y forma".

En 1990, Menem aumentó el número de miembros de la Corte de 5 a 7. De modo que, reducir la cantidad de integrantes implicaba volver a la composición original, tal como fue gestada en 1860. 

Más leídas
Columnistas

El Ministerio de Economía está vacante. Esta noche fría del 2 de julio el Gobierno busca alguien que se haga cargo de un país con una inflación hacia arriba del 70% y dólares paralelos que pasan los $ 250, un 100% más que el oficial.