Domingo, 26 de Mayo de 2024 Nubes 10.2 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 10.2 °C nubes
 
Dólar BNA: $932
Dólar Blue: $1220
Cultura & Espectáculos

"El INCAA es una mutual de productores de cine", expresó Pablo Avelluto, exministro de Cultura

Pablo Avelluto

En los últimos días entró en agenda el debate por de la financiación del cine nacional mediante el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), como consecuencia de una movilización hacia la institución  que reclamaba –entre otras cosas– la renuncia de su director,  Luis Puenzo. En ese sentido, Pablo Avelluto se expresó sobre la convocatoria y dijo que "no fue toda la industria audiovisual, eran unos pocos".

El INCAA tiene presupuesto para producir doscientas películas al año, pero el 90% de la taquilla del cine argentino la conforman cinco películas. 

El INCAA es el organismo encargado de financiar las producciones independientes de cine argentino y se financia mediante dos canales: los impuestos pagados por las grandes productoras de televisión y el 10% de todas las entradas de cine compradas en el país. El problema, según Avelluto, es que el instituto se convirtió en una "mutual de productores" que aprueban "todas las películas".

La Ley de Cine argentina, sancionada en 1994, es elogiada por cineastas de todo el mundo. Según el ministro –y luego secretario– de Cultura durante el gobierno de Mauricio Macri, el problema es que "la tasa de aprobación de proyectos es del 90%, casi todo lo que se presenta en el INCAA se aprueba". 

"El INCAA tiene presupuesto para producir 200 películas al año, pero el 90% de la taquilla del cine argentino la conforman cinco películas. Y el 95% de las películas las miran unos pocos", dijo Avelluto en Radio Con Vos.

Te puede interesar: “Si no renuncia Puenzo, mañana nos manifestaremos de nuevo”, advirtió el director Fernando Krichmar

Como la ley fue sancionada hace casi treinta años, no tiene en cuenta a las plataformas digitales, sumamente importantes para la industria audiovisual en estos tiempos. Es por esto que ninguna de estas contribuye con impuestos al desarrollo del cine nacional, cosa que Avelluto no dudo en defender: "No estoy de acuerdo con ponerle un impuesto a las plataformas", expresó.

Está pasando