Martes, 21 de Mayo de 2024 Nubes 13.9 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.9 °C nubes
 
Dólar BNA: $929
Dólar Blue: $1230
Mundo

Francia festeja los 200 años del descubrimiento de la Piedra de Rosetta, la puerta de entrada de Occidente a Egipto

A 200 años del descubrimiento de la Piedra de Rosetta por parte de Jean-François Champollion, la Biblioteca Nacional de Francia inaugura mañana en París la exposición "el año Champollion", donde se mostrará el ingenio de los jeroglíficos del antiguo Egipto a través de algunos importantes elementos históricos.

Champollion es considerado "el padre de la egiptología", ya que en septiembre de 1822 logró descifrar el significado de la escritura jeroglífica a través de la famosa Piedra de Rosetta, un monumento grabado en tres idiomas: los jeroglíficos egipcios, griego y escritura demótica, una suerte de dialecto de la zona del Nilo. Su hallazgo permitió a la cultura occidental comprender las escrituras del antiguo Egipto.

"El año Champollion" exhibirá reproducciones de la Piedra de Rosetta, la carta en la que el historiador publicó sus descubrimientos y el "papiro de Prisse", una escritura que data de alrededor de 1800 a.C; entre otras cosas.

Con motivo del bicentenario de este hallazgo, la Biblioteca François Mitterrand presentará hasta el 24 de julio la "Carta al Sr. Dacier", en la que el historiador argumentaba su descubrimiento. Además, se exhibirán dos reproducciones de la Piedra de Rosetta, una en formato de grabado y otra de molde, ya que la original se encuentra en el Museo Británico. Además, se expondrá el "papiro de Prisse", una escritura que data de alrededor de 1800 a.C., la más antigua que posee la institución.

Champollion, el Padre de la Egiptología

Jean-François Champollion

La piedra fue un elemento clave en la historia. Champollion recibió una copia para que avanzara en las investigaciones que ya habían hecho otros aficionados por Egipto como Thomas Young, quien fue el primero en darse cuenta que algunos de los jeroglíficos representaban los sonidos de un faraón llamado Ptolomeo. Sin embargo, su aporte no fue mucho más lejos.

Cuando Jean-François publicó la "Carta al Sr. Dacier relativa al alfabeto fonético jeroglífico utilizado por los egipcios" (Bon-Joseph Dacier era el secretario de la Academia por aquel entonces), recibió muchos elogios, pero también críticas, como las de su antecesor, quien se indignó porque creía que se había "robado su idea".

La Piedra de Rosetta

Sin embargo, el investigador perfeccionó cada vez más su sistema y en 1824 publicó "Resumen del sistema jeroglífico de los antiguos egipcios", obra en la que explicaba concretamente como funcionaban estos símbolos: "La escritura jeroglífica es un sistema complejo, una escritura que es a un tiempo figurativa, simbólica y fonética en un mismo texto, en una misma frase y, debería decir, casi en una misma palabra".

Te puede interesar: Increíble hallazgo del Endurance, un barco que naufragó hace más de 100 años en la Antártida

Champollion procuró que sus descubrimientos llegaran a buen puerto, y por eso se dedicó a transmitir esos conocimientos. De esta manera, escribió una gramática y un diccionario de escritura faraónica, enseñó en el College de France y tuvo un rol importante como curador de Antigüedades egipcias en el Museo del Louvre. Hizo bien, ya que finalmente murió en 1832, con solo 41 años.