Miércoles, 29 de Mayo de 2024 Nubes 11.6 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 11.6 °C nubes
 
Dólar BNA: $935
Dólar Blue: $1210
Sociedad

Cuántas veces cambió el huso horario en Argentina

El diputado de la UCR Julio Cobos propuso cambiar el huso horario actual (-3) y llevarlo a -4. No es la primera vez que se toma una medida similar en la Argentina: ya hubo más de 50 modificaciones desde 1930.

El sistema mundial de husos horarios se estableció en 1884 y utilizó al meridiano de Greenwich como referencia. Argentina lo adoptó en 1920, de acuerdo a un hilo de Twitter del investigador del Conicet Diego Golombek, quien expuso en la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de Mendoza a favor del proyecto de Cobos.

A la Argentina, según el mapa de husos, le corresponde "el -4 (o sea, 4 horas al oeste de Greenwich)" en casi todo el territorio nacional. "Hay una franja al oeste que incluso queda en el huso -5", indicó Golombek.

Te puede interesar: Crisis energética | Julio Cobos propuso cambiar la hora oficial de Argentina

"Los países van cambiando las líneas y horarios de acuerdo con consideraciones que cambian con el tiempo. Así, la Argentina comenzó en 1930 a alternar horario de verano (zona horaria -3) con horario de invierno (zona horaria -4), aduciendo beneficios energéticos", explicó el especialista, que agregó: "Si contamos las alternancias verano invierno, en Argentina hemos cambiado la zona horaria unas 57 veces". 

Desde mediados del siglo XX, en que se estableció en -3, Argentina se convirtió en uno de los países en los que la hora oficial no es la que indica el huso horario que le corresponde por su posición geográfica. Si bien hubo decenas de cambios en el medio -el último en 2009-, actualmente es ese el horario que rige y que se intenta volver a cambiar.

La crisis energética como motivo del cambio

El ahorro energético ha sido uno de los motivos que impulsó el cambio de horario en diversos momentos históricos.

La crisis del petróleo de 1973 llevó a que, en enero de 1974, el huso horario de verano pasó a ser de -2 por tres meses, un valor que no había sido utilizado antes. ​Tras ese lapso, se mantuvo por 14 años en -3.

En 1988, una crisis eléctrica durante el gobierno de Raúl Alfonsín llevó a que el gobierno anunciara la adopción del horario de verano con huso -2, que finalizaba en marzo, cuando el país volvía a -3.

Más cerca de la actualidad, en 2004, la Argentina atravesó otra crisis energética, esta vez provocada por la distribución de gas natural. A diferencia de las anteriores, esta crisis tuvo lugar en invierno y llevó a distintas provincias a tomar una determinación respecto al horario: Mendoza estableció como hora oficial -4 por el invierno de ese año, recuperando -3 en septiembre. Esta iniciativa fue tomada también por San Luis, Catamarca, Tucumán, La Rioja, Santa Cruz, San Juan, Chubut y Tierra del Fuego, aunque a fines de junio 5 de esas provincias dieron marcha atrás.

En 2007, el gobierno lanzó el Programa nacional de uso racional y eficiente de la energía a través del decreto 140/2007​ que incluyó, entre otras medidas, la implementación del horario de verano.​