Martes, 28 de Junio de 2022 Cielo claro 13.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 13.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $130.14
Dólar Blue: $238
Opinión

La aclaración de Tenembaum sobre Sturzenegger y Cositorto

Tenembaum Sturzenegger

Ernesto Tenembaum se refirió hoy sobre el comentario que hizo ayer acerca del expresidente del Banco Central Federico Sturzenegger y aclaró que la metáfora utilizada no era la correcta.

El conductor de ¿Y Ahora, Quién Podrá Ayudarnos? recibió ayer el llamado del economista y hoy pidió perdón al aire: “La verdad que uno acá con la impunidad del micrófono, a veces, dice cualquier cosa”, se justificó entre risas.

“Ayer lancé una frase con un nombre propio y era incorrecta la metáfora”, expresó en Radio Con Vos. El periodista comentó que Sturzenegger, con las LEBAC, “no prometió un interés que no podía pagar y si se devaluaba tenía cómo hacerlo”.

Leé también | Tenembaum: “Si Sturzenegger está libre, Cositorto debe estar libre”

Por último, Tenembaum aseguró que Sturzenegger, que se comunicaba desde Harward, le afirmó que no se "afanó un mango" con las LEBAC. A raíz de esto, el periodista remarcó que su frase era una exageración para hacer explotar una idea.

La polémica se generó ayer tras la detención del CEO de Generación Zoe, Leonardo Cositorto. El periodista había dicho: "Lo detuvieron por nabo y me parece un mártir del capitalismo". "Si Sturzenegger está libre, Cositorto debe estar libre. Aparte, él no le piso una pistola a nadie para que invierta plata", había declarado.

Escuchá qué dijo en ¿Y Ahora, Quién Podrá Ayundarnos?

Más leídas
Sociedad

Hace (¿es?) el personaje de un tipo creído, pero triste. Sus entrevistas tienen cientos de miles de reproducciones. Cómo se "desgorilizó". Y por qué el "rebordismo" también es militancia.

Columnistas

Detalles exclusivos sobre por qué no está el formulario de la segmentación de tarifas. Además, pedidos de auxilio hasta a las prepagas para que compren bonos de la deuda.

Columnistas

Hackeo Fitness es un proyecto que promueve el ejercicio, pero también busca desterrar los mandatos por lograr un ideal de belleza inalcanzable y, supuestamente, saludable.