Domingo, 23 de Junio de 2024 Nubes 13.9 °C nubes
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Nubes 13.9 °C nubes
 
Dólar BNA: $945
Dólar Blue: $1300
Cultura & Espectáculos

Hernán Casciari: "Me estoy haciendo muy viejo respecto a casi todo"

El escritor Hernán Casciari visitó Mejor País Del Mundo y conversó sobre Orsai, la comunidad y espacio cultural que creó a partir de la editorial y revista con el mismo nombre, pero que hoy es mucho más grande que eso. Al comenzar la entrevista, contó que un chico que lo había mencionado en televisión en un delirante vínculo mentiroso que lo unía con Leonardo Cositorto, hoy trabaja con él porque le atrajo su ironía y desparpajo.

En este sentido, dijo que está empezando a buscar gente más joven porque no le gustaría que Orsai se convierta "en un nicho de cincuentones". "Me estoy haciendo muy viejo respecto a casi todo. Entonces intento que pueda renovarse. Hay un montón de gente nueva que irá renovando cuestiones, y nosotros seguiremos mirando desde la experiencia. La idea es que las novedades no nos sean ajenas", afirmó.

De esta manera, dio lugar a la explicación de lo que es Orsai: "Todo lo que hacemos va por la colectora, no por la autopista de la industria. No existe la publicidad ni el subsidio. Es una revista que existe solo si hay lectores. El día que no haya, hacemos los bolsos y nos vamos. Tratamos de hacer las cosas si del otro lado hay un receptor. Ahí emitimos, si no, no".

Yo confió que si lees dos cuentos míos en PDF, un librito te compras. Y si no es para vos, es para un regalo. Pero no te vas a aburrir con esos dos que te regalé"

Por eso, Casciari remarcó que tanto sus libros como las tiradas de la revista se imprimen y tienen un costo importante, pero que al mismo tiempo se pueden conseguir de manera gratuita en formatos digitales. "Es tener confianza en lo que escribo. Yo confió que si leés dos cuentos míos en PDF, un librito te comprás. Y si no es para vos, es para un regalo. Pero no te vas a aburrir con esos dos que te regalé", indicó.

Esta definición del escritor generó un debate en la mesa: ¿Los medios necesitan sí o sí pauta para mantenerse? Al respecto, Casciari dio su opinión: "Los medios que intentan convencernos de que necesitan más, en realidad quieren ganancia. Orsai no pretende ganancia. Mientras la gente cobre su sueldo y los colaboradores sus honorarios, ya está. No es que me llevo todos los meses la teca que sobra. No sobra nada, pero tampoco queremos que sobre nada".

"Cuando buscás el rédito, ya no hacés una revista de cultura, estás viendo cómo se incrementa ese patrimonio, y el rédito termina siendo tu juguete. El dueño se enoja o esta contento con el rédito, no con el medio. Nosotros desde el inicio aclaramos que no queremos jugar con el rédito. Imprimimos hasta donde todos cobraron. Nunca vamos a dejar de vender 6 mil. Sabemos que se vende y que es un hobby hermoso, todos cobran, y genera un prestigio necesario para que Orsai sea otras cosas: película, teatro, serie".

Los medios que intentan convencernos de que necesitan más, en realidad quieren ganancia. Cuando buscás el rédito, es divertido. Entonces ya no hacés una revista de cultura, estás viendo cómo se incrementa ese patrimonio.

Hace un tiempo, Orsai comenzó a realizar también otro tipo de producciones, como un documental: "Veníamos con una peli, una miniserie que estamos terminando, y nos faltaba la no ficción. Un día Justina Bustos contó lo que le pasó en Islas Mauricio y me pareció muy interesante por muchos motivos".

Lo que sucedió con la actriz, que va a dirigir el documental, fue que quedó un mes atrapada en ese lugar por la pandemia, aunque Casciari aseguró haber visto algo más allá del hecho concreto, que quizás no suena tan atractivo: "Hay algo en la mirada de Justina que resuena cuando escuchás la historia. Una chica acostumbrada a ser mirada, se dieron vuelta y la dejaron de mirar". 

Te puede interesar: Hernán Casciari financió una película de manera independiente: “Hay que salir de las endogamias empresariales”

Para terminar, el invitado contó la historia que devino en la producción de la miniserie "Canelones", que está basada en un cuento suyo y que está en la última etapa. La historia trata de una broma telefónica que -aparentemente- hizo en su adolescencia a una señora mayor, lo que más tarde le generó mucha culpa. A partir de eso, reflexionó sobre las pequeñas mentiras y el disfrute de ellas.

"Fue el inicio de la culpa. En el momento que corté me di cuenta de ese pequeño placer raro que después genera culpa. Nunca se me va de la cabeza la maldad como sistema de vida, pero ahora voy con una nena de 5 años y no puedo ser así de hijo de puta. Después están los sociópatas que no pueden controlarlo. Pero todos estamos siempre pellizcándonos para no hacer esas cosas".