Lunes, 08 de Agosto de 2022 Lluvia ligera 11.6 °C lluvia ligera
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Lluvia ligera 11.6 °C lluvia ligera
 
Dólar BNA: $140.49
Dólar Blue: $291.33
Columnistas

Los nombres de Scaloni para tomar Qatar por asalto

Para el Mundial de Qatar la lista de cada selección será seguramente de 26 futbolistas y no de 23 como hasta ahora por temor a algún brote de Covid. Ya había pasado en la Copa América del año pasado cuando viajaron 28 futbolistas, cinco más de los habituales. Mientras algunos jugadores ya están confirmados, Lionel Messi a la cabeza, hay un grupo, corto, pero intenso, que ve en esta ampliación la última chance de sacar boleto.

Una de las principales novedades para Corea-Japón 2002 fue el pedido de retirar la camiseta 10 del seleccionado en homenaje a Diego Maradona. Ariel Ortega, que la había usado en Francia 1998, iba a jugar con la 24. Cuando FIFA no autorizó la movida, le dieron el número más emblemático a Roberto Bonano, pero Maradona intervino y el jujeño volvió a su número original.  La otra fue la incorporación de un jugador más para que la lista sea de 23 futbolistas.

Qatar 2022 será el primer torneo con cinco cambios y 26 jugadores, como continuidad de dos de las medidas adoptadas por el coronavirus. Muchos jugadores tendrán ahora más chances de meterse en una lista que, como Lionel Scaloni reconoció el año pasado, se repite en un 80%, 90%, ya casi sin margen para las sorpresas.

El arco

Una de las dudas será si esta ampliación llevará al entrenador a llevar tres o cuatro arqueros. En la Copa América del año pasado fueron cuatro: Emiliano Martínez, Franco Armani, Juan Musso y Agustín Marchesín.

Dibu no solo será el titular sino que es el primer eslabón de la columna vertebral de un equipo que sigue con Cristian Romero, Rodrigo De Paul y Messi. El hombre del Aston Villa debutó el año pasado dos partidos antes de la cita continental y no salió más. Cada vez que estuvo disponible jugó. Con solo 16 partidos en la mayor es el arquero que llega con más consenso a una Copa del Mundo en este siglo.

Una de las dudas será si esta ampliación llevará al entrenador a llevar tres o cuatro arqueros.

El primer suplente sea seguramente Franco Armani, que llegó en la misma condición a Rusia 2018 y terminó atajando en los últimos dos partidos tras el error grosero de Wilfredo Caballero contra Croacia. Titular desde entonces, un PCR positivo lo dejó afuera contra Colombia por Eliminatorias el año pasado y se produjo el debut de Martínez. Cada vez que Dibu no juega, la primera opción es el de River.

Juan Musso pareciera ser el tercer elemento asegurado, aunque casi no haya jugado. Un tiempo contra Marruecos en 2019 y la primera titularidad contra Bolivia el año pasado son sus únicos antecedentes, aunque es convocado con regularidad y fue parte del plantel campeón en 2021.

Si hubiese un cuarto arquero, las opciones son varias: Marchesín fue parte de la rotación en los últimos años, pero no fue convocado este año. Esteban Andrada y Agustín Rossi fueron llamados una vez, pero el partido de Gerónimo Rulli contra Ecuador podría inclinar la balanza a su favor. Cuando debutó hace diez años mucho se hablaba de su futuro, pero recién en los últimos dos años se consolidó en la elite, si bien siempre tuvo rodaje en Europa. El título en la Europa League con Villarreal, donde metió un penal y atajó el decisivo, lo posicionaron. Poco probable parece el llamado para Walter Benítez, muy asentado en el Niza francés y que podría ser convocado al seleccionado galo.

Línea de cuatro

Hay ocho nombres que están cerrados: Nahuel Molina y Gonzalo Montiel como laterales derechos; Romero, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Lisandro Martínez como centrales; Marcos Acuña y Nicolás Tagliafico en el costado izquierdo.

Todo indica que Scaloni podría incluir a otro marcador central.

Acá dependerá de donde querrá reforzar Scaloni. Montiel puede jugar de central, Martínez de lateral y de volante central como lo hace en Ajax, mientra que Acuña y Tagliafico pueden ser volantes por su costado. Todo indica que podría incluir a otro marcador central. Quien comenzó jugando la clasificación a Qatar y cerró contra Ecuador es Lucas Martínez Quarta, titular hasta la llegada de Romero. Juan Foyth estuvo ausente a principio de año por lesión, volvió en esta doble fecha, donde jugó 15 minutos, pero no estaría entre las prioridades.

La zona media

De no mediar lesiones o bajos rendimientos, el tridente De Paul-Leandro Paredes-Giovani Lo Celso es una suerte de rezo laico para Scaloni. Tres jugadores que fueron enganches, reconvertidos en volantes mixtos con quite y posibilidad de armado son el eje desde donde parte la presión de Argentina para atacar. Los primeros recambios son Guido Rodríguez y Alejandro Gómez, ausente esta semana por una lesión, pero con los dos pies adentro del avión rumbo a Qatar. Otro que puede jugar en el medio es Nicolás González, que alterna en ataque y también es un número puesto.

Exequiel Palacios partiría con la ventaja de estar desde el principio del ciclo. De hecho, fue titular en el primer partido, un 3-0 contra Guatemala en Los Ángeles. Tiene 18 partidos, la mayoría desde el banco, es un híbrido entre la marca de De Paul y la técnica de Lo Celso, pero con buena capacidad de llegada. Dos lesiones en los últimos años, una con Argentina y otra con Bayer Leverkusen, le sacaron rodaje, pero viajaría.

La novedad de esta fecha fue Alexis MacAllister, titular en los dos partidos, que ganó en consideración. Lo querían ver en los juegos contra Colombia y Chile, pero un Covid positivo lo sacó.  Con menos marca que sus competidores, dio muestra de sacrificio en pos de cumplir su tarea y en detrimento de su fuerte, que es con la pelota de frente al arco rival. Sería uno de los pocos nombres de reciente convocatoria en pelear un lugar. La versatilidad de los defensores quita chances a otros medios como Nicolas Domínguez.

Messi, Lautaro ¿y quién más?

El capitán y el goleador del Inter tienen su titularidad asegurada. Solo falta definir al tercer delantero, siempre partiendo de la base que el esquema más usado por Scaloni es 4-3-3.

Ángel Di María, en gira despedida e idolatría asegurada tras el gol a Brasil, es una chance fuerte, con González como competidor. Sacando a estos cuatro, esta es la zona donde más margen para las sorpresas puede haber. Ante el retiro de Sergio Agüero y la carencia de un relevo natural para Martínez, Julián Álvarez asoma con chances reales de viajar. Si bien no es ni el mismo biotipo, ni juega igual, puede moverse por todo el frente de ataque, bajar para conducir y presionar en defensa. Además, capitalizó el partido con Ecuador convirtiendo su primer gol en el seleccionado.

Esta es la zona donde más margen para las sorpresas puede haber.

Los Correa, Ángel y Joaquín, no tienen un lugar asegurado. Si bien son recurrentes sus convocatorias y fueron campeones en la Copa América, no terminan de ser opciones confiables. El hombre del Atlético no juega muchos minutos y se diluye cuando ingresa, mientras el del Inter falló en el partido contra Venezuela, que se presentaba accesible y donde malogró, al menos, tres situaciones de gol. Más atrás aparecen Lucas Alario y Lucas Boyé, que coinciden más con el tipo de jugador que es Lautaro, pero uno nunca terminó de capitalizar sus chances y el otro recién fue convocado ahora. Más lejos y sorpresivamente se queda Giovani Simeone. El hijo del Cholo está teniendo un muy buen año en Verona donde está tercero en la lista de goleadores de la Serie A con 15 goles en un equipo que navega la mitad de tabla. La gran incógnita sigue siendo Paulo Dybala, ausente en Brasil, en conflicto con Juventus y sin química con el seleccionado, pero con un talento poco frecuente.

Con los rivales asegurados, solo faltan definir los intérpretes de lo que puede ser el último Mundial de Lionel Messi. Scaloni tiene casi completo el panorama, pero debe ajustar detalles para definir a todos los compañeros que secunden al capitán.