Miércoles, 08 de Febrero de 2023 Cielo claro 27.5 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 27.5 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $197
Dólar Blue: $377
40 años de la Guerra de Malvinas

A 40 años de Malvinas | Ardiles: cuando el sueño de Wembley mutó en pesadilla

Ardiles

“En nuestras filas está Ossie Ardiles... ha tenido un sueño durante un año o dos: que un día jugaría en Wembley. Ahora su sueño se hace realidad”. Ese es el climax de "Ossie´s dream (Spurs are on their way to Wembley)", el tema que sacó el Tottenham Hotspur para celebrar su clasificación a la final de la FA Cup de 1981, donde derrotó al Manchester City 3-2 con dos goles de Julio Ricardo Villa. El tema lo escribió Dave Peacock del dúo Chas and Dave, y tras el título, los jugadores fueron a cantarlo con la banda a Top of the Pops, el mítico programa que la BBC produjo durante 42 años y donde tocaron los Rolling Stones, The Who y Led Zeppelin.

El título del single hacía alusión a Osvaldo Ardiles, conocido como "Ossie" en Inglaterra. Junto a Julio Villa, ambos llegaron al Reino Unido luego de ganar el Mundial 1978 y fueron los primeros argentinos en la isla. Cuatro años después, el sueño de Wembley mutó en pesadilla

El 3 de abril de 1982, cuando se jugó la semifinal Tottenham-Leicester, el Reino Unido lanzó la Operación Corporate como respuesta a la invasión a las Islas Malvinas del día anterior.

Ardiles y Villa en el Tottenham.

El 3 de abril de 1982 el Tottenham le ganó 2-0 al Leicester y clasificó a la final de la FA Cup, donde defendió el título y derrotó al Queens Park Rangers el 27 de mayo. En esa semifinal Ardiles fue titular, pero Villa no jugó. Mientras los hinchas del Leicester lo abucheaban, los de su equipo gritaban “Argentina, Argentina” y hasta colgaron una bandera ya mítica que decía “Argentina can keep the Falklands, we’ll keep Ossie” (Argentina puede quedarse con las Malvinas, nosotros nos quedamos con Ossie).

Osvaldo Ardiles

Tras el partido, Ardiles se sumó a la concentración que César Luis Menotti había comenzado en febrero de ese año para el Mundial de España. El mismo día de la semifinal, el Reino Unido lanzó la Operación Corporate como respuesta a la invasión del Ejército argentino a las Islas Malvinas del día anterior. Villa decidió no jugar la final por el conflicto y Ardiles padeció la guerra como ninguno de sus compañeros. 

A Ardiles lo marcó el 1° de mayo, cuando comenzaron formalmente los combates, la Fuerza Aérea tuvo su bautismo de fuego y su primo José Leonidas, dos años menor, murió.

Argentina debutó en España ´82 el 13 de junio contra Bélgica y perdió 1-0 con gol de Erwin Vandenbergh. Un día después, el ejército argentino se rindió y terminó la guerra. Sin embargo, a Ardiles lo marcó el 1° de mayo, cuando comenzaron formalmente los combates, el día que la Fuerza Aérea tuvo su bautismo de fuego y su primo José Leonidas, dos años menor, murió. Inicialmente no hubo registro de qué fue lo que pasó con el Dagger C-433 del primer teniente Ardiles, solo la certeza de que no había vuelto. Su padre, con la mediación de su sobrino futbolista, viajó al Reino Unido, pero no obtuvo información de las autoridades británicas, que lo recibieron en la sede del Foreign Office.

Ardiles viajó con Villa a Malvinas, visitó el cementerio de Darwin y se emocionó cuando encontró el nombre de su primo en el mausoleo.

Todo cambió cuando Osvaldo recibió una carta. Llevaba la firma de Bertie Penfold, el militar británico que desde su Sea Harrier había hecho explotar el avión de su primo. “Una carta muy linda, muy larga en la que me decía lo que había pasado. Él había visto explotar el avión, así que no había posibilidad de que mi primo hubiera sobrevivido”: así lo resumió en White, Blue and White, el documental de la serie 30/30 de ESPN estrenado en 2014, en la víspera del Mundial de Brasil. Para esta producción Ardiles viajó con Villa a Malvinas, visitó el cementerio de Darwin donde están enterrados los caídos argentinos y se emocionó cuando encontró el nombre de su primo en el mausoleo.  

Al tiempo que la guerra amanecía, Santos Benigno Laciar recuperaba el título mosca de la Asociación Mundial de Boxeo en Mérida, México, con un knock out técnico contra el local Juan Herrera. También se producía el primer Argentina-Inglaterra atravesado por la tragedia. En Lisboa, el seleccionado masculino de hockey sobre patines demolió 8-0 a Inglaterra en el debut del Mundial en Portugal. El sanjuanino Daniel Martinazzo, el "Maradona sobre ruedas", campeón en San Juan 1978, hizo tres goles y, junto al mendocino Jesús Da Pra, ambos categoría 1960, fueron convocados para ir a pelear, pero pidieron permiso para incorporarse después. Argentina finalizó tercera y los jugadores no tuvieron que ir a Malvinas.

El presidente del Consejo Federal de AFA, Juan Domingo Propato, afirmó que incorporarían a las islas al organismo, mientras que los presidentes de Boca y River, Martin Noel y Rafael Aragón Cabrera, barajaban la posibilidad de un superclásico en Malvinas y hasta la revista Goles hizo una tapa de Eduardo Saporiti y Héctor Córdoba con un mapa de fondo promocionando el partido. 

Los presidentes de Boca y River, Martin Noel y Rafael Aragón Cabrera, barajaban la posibilidad de un superclásico en Malvinas y la revista Goles hizo una tapa para promocionar el partido.

Al menos doce futbolistas pelearon en las islas, de los cuales Omar De Felippe, actual entrenador de Atlético Tucumán, es el más conocido y, junto con Luis Escobedo, los que tuvieron las carreras más largas. Juan Gerónimo Colombo llegó a Estudiantes de La Plata de la mano de Carlos Bilardo a fines de marzo de 1982, pero casi no pudo entrenar ya que el 15 de abril llegó a Puerto Argentino.

Colombo, que estuvo detenido en el buque Canberra, contó que con los soldados británicos el fútbol también era tema de conversación diario. En el lugar donde los argentinos retiraban la comida habían colocado fotos de Villa y Ardiles con la camiseta del Tottenham. “Para mí, fue un buen gesto de ellos. Un guardia con el que pude hablar me regaló un recorte con una nota a Villa”, rememoró Colombo, que se retiró a los 26 años producto de una lesión de rodilla que tuvo años atrás.

Tras la Copa del Mundo, Ardiles no soportó la presión y pidió que lo cedieran al PSG donde, admite, jugó su peor fútbol. Luego volvió al Reino Unido, jugó en Tottenham y otros tres equipos, se retiró en 1991 en Swindon Town y actualmente reside en Londres, como desde 1978. Cuando la guerra era una quimera y el único peligro eran los defensores ingleses. 

Está pasando