Miércoles, 17 de Abril de 2024 Cielo claro 22.8 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 22.8 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $913
Dólar Blue: $1035
Política

Gabriela Cerruti aseguró que la codicia en un contexto de guerra y de crisis económica es "casi un acto criminal"

La semana pasada, el presidente Alberto Fernández anunció las primeras medidas en la “guerra contra la inflación”. Así, esta cuestión se convirtió en un tema central de gestión para el Gobierno, que busca contener los aumentos de precios.

En este sentido, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, apuntó contra los especuladores: “La codicia en un momento de guerra internacional y de crisis económica en la Argentina, saliendo de una pandemia, es casi un acto criminal”. “El presidente les ha indicado a los ministros ser implacables con los que buscan especular y sacar una renta extraordinaria en este momento", aseguró.

También te puede interesar | Alberto Fernández habló sobre las internas y sostuvo que “la unidad es absolutamente necesaria”

En diálogo con Argenzuela en Radio 10, dijo que "en algunos casos, con el 'por las dudas', hubo una remarcación de precios que no se condice con nada, ni con la guerra de Europa ni con el aumento de los costos en Argentina". A pesar de esta situación, Cerruti manifestó que el Gobierno está abierto a conversaciones con todos los sectores.

En medio de las internas del Frente de Todos y de las críticas de afuera que recibe la gestión de Alberto Fernández, declaró que "siempre es más sencillo ser opositor porque se puede cascotear libremente". "Pero gestionar y gobernar es un desafío diario y lo estamos llevando adelante con bastante entereza", expresó la portavoz.

https://twitter.com/gabicerru/status/1506262704843018246

Por último, Cerruti defendió el acuerdo con el FMI ya que era imprescindible para combatir la suba de precios en un contexto agravado por “los coletazos” de la guerra en Ucrania que “llegaron a la Argentina”. En este sentido, concluyó que, por eso, el Gobierno decidió retrotraer el precio del trigo a enero para “garantizar la harina y el pan”.