Lunes, 15 de Julio de 2024 Cielo claro 6.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 6.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $960
Dólar Blue: $1500
Política

Alberto Fernández: "Garantizar el pan en la mesa de los argentinos es fundamental"

Tras la aprobación del proyecto de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el presidente Alberto Fernández dio un discurso en el que anunció las medidas para luchar contra la inflación.

"La inflación es un fenómeno histórico en la Argentina, ha sido un callejón del que no podíamos salir",  señaló el presidente, que remarcó: "llevamos diez años consecutivos con dos dígitos de inflación".

Te puede interesar: Alberto Fernández habló tras la aprobación del acuerdo con el FMI y se refirió a su distancia con Cristina

La guerra contra la inflación

"La inflación es un fenómeno histórico en la Argentina, casi una maldición, un callejón recurrente del que pareciera ser imposible salir", sostuvo y añadió: "Llevamos diez años consecutivos con una inflación de dos dígitos. Cuando asumí mis funciones en diciembre de 2019, Argentina registraba una inflación que orillaba el 54 % anual".

No podemos seguir permitiendo que algunos aprovechen un momento de excepción para acumular ganancias en desmedro de la sociedad argentina.

Alberto sostuvo que, para combatir la inflación, "debemos acumular reservas, mejorar el crédito público, desacoplar los precios internos de los internacionales, trabajar sobre las políticas de ingresos y precios al mismo tiempo y tomar una batería de medidas en las que múltiples actores son imprescindibles".

"Necesitamos también fortalecer las expectativas. Esto solo lo conseguiremos si somos capaces de sentarnos en torno a una misma mesa, construyendo los entendimientos necesarios para construir el futuro. No podemos hacerlo mientras sigamos viviendo en un país en el que algunos, por las dudas, suben los precios con total desdén. No podemos seguir permitiendo que algunos aprovechen un momento de excepción para acumular ganancias en desmedro de la sociedad argentina", manifestó el presidente.

Te puede interesar: Alberto prometió que “el viernes empieza la guerra contra la inflación”

Sobre la guerra entre Rusia y Ucrania

"El mundo se ha visto convulsionado por un hecho muy desgraciado", señaló el mandatario sobre la guerra entre Rusia y Ucrania. "Esta guerra afecta básicamente al país que sufre esta agresión y a sus habitantes. Allí están las principales víctimas. Pero el impacto de la guerra se extiende, bajo otras formas, a todo el mundo", aclaró.

"Sería absurdo cargar en la guerra la culpa de nuestra inflación. Pero la verdad es que está incidiendo negativamente y causando mayores problemas", advirtió Fernández.

Sería absurdo cargar en la guerra la culpa de nuestra inflación.

"Rusia y Ucrania son dos países muy importantes en la producción mundial de cereales. Proveen casi el 30 % de las exportaciones mundiales de trigo y cerca del 80% de las exportaciones de aceite de girasol", recordó Fernández, que explicó cómo afecta esto a la Argentina. "Afecta a la producción de materias primas, centrales en nuestra alimentación cotidiana. Estoy hablando de la harina, el pan, los fideos y decenas de alimentos que consumimos en nuestra vida cotidiana. Por eso, rápidamente todos los países comienzan a procurar proveerse de ese bien y los precios rápidamente comienzan a subir"

[La guerra entre Rusia y Ucrania] afecta a la producción de materias primas, centrales en nuestra alimentación cotidiana.

"La tonelada de trigo costaba, antes del 20 de febrero, el día en que estalló la guerra, menos de 300 dólares. El inicio del conflicto inició un alza inusitada que lo llevó a niveles récords", explicó Fernández, que precisó: "En la historia mundial nunca el trigo llegó a costar lo que costó en estos días, alcanzando valores superiores a los 400 dólares la tonelada".

"La formación de sus precios no depende, enteramente, de nosotros. Estos se forman en los mercados internacionales, cuyos valores han trepado y lo seguirán haciendo y, consecuentemente, ya están presionando sobre los precios internos", advirtió Fernández, que señaló: "El precio interno del trigo que se utiliza para el pan, que se estaba comercializando en torno a los 26.000 / 27.000 pesos por tonelada antes del 20 de febrero, se elevó rápidamente a valores superiores a los 30.000 pesos apenas iniciado el conflicto, y en los últimos días supera los 35.000 pesos por tonelada".

Las medidas frente a la guerra

"He tomado una decisión para proteger a los argentinos y argentinas de este fenómeno inesperado y que ojalá sea transitorio. He decidido constituir un fondo de estabilización con el objetivo de evitar el traslado de esta suba del precio internacional al precio que pagan los argentinos y argentinas", expresó el mandatario, que anticipó: "He instruido a mis ministros para que tomen las medidas necesarias y ellos serán los encargados de comunicarlas a partir de mañana".

He decidido constituir un fondo de estabilización con el objetivo de evitar el traslado de esta suba del precio internacional al precio que pagan los argentinos y argentinas

"Garantizar el pan en la mesa de las argentinos es fundamental y está en el centro de las decisiones que estamos tomando ante esta emergencia", justificó.

No vamos a dejar de controlar y fiscalizar precios, aplicar la ley de abastecimiento si es necesario.

Fernández delegó en sus ministros los acuerdos con diversos sectores: "He dado indicaciones a mis ministros y ministras para que construyan acuerdos con los diferentes sectores pero que no duden en aplicar todas las herramientas del estado para fijar y hacer cumplir las medidas necesarias. Ellos y ellas serán los encargados de mantenerlos informados diariamente sobre las medidas que se irán implementado desde este mismo momento". Además, señaló que dialogará "con cada gobernador y gobernadora y con todos los intendentes para que las medidas que adoptemos lleguen a cada rincón de la Argentina".

"Confiamos en encontrar acuerdos que ayuden a bajar la inflación y a garantizar el aumento del poder adquisitivo de los salarios. No vamos a dejar de controlar y fiscalizar precios, aplicar la ley de abastecimiento si es necesario y utilizar todos los instrumentos con los que cuenta el estado para cumplir con el objetivo de controlar los precios", concluyó.

Está pasando