Martes, 28 de Mayo de 2024 Niebla 8.6 °C niebla
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Niebla 8.6 °C niebla
 
Dólar BNA: $934
Dólar Blue: $1205
Géneros

Rita Segato explicó por qué actuaron así los violadores de Palermo

Segato

La antropóloga y escritora Rita Segato está en Chile para asistir a la toma de mando de Gabriel Boric este viernes. Como una de las pensadoras más lúcidas y profundas del feminismo, fue una de las seis personas invitadas- aparte del presidente- al cambio de mando, junto a dos madres de la Plaza de Mayo, León Gieco, Víctor Heredia y Pedro Aznar.

Y desde allá, explicó su decisión de celebrar en Valparaíso el Día Internacional de la Mujer y asistir a un acto expresamente político. "Me inspeccioné y sentí esperanza. Por eso vine. Boric ha actuado con gran inteligencia y ha tratado de desmarcarse de consignas que nos han llevado a movernos en círculo durante los últimos años. Quiere ejercer una creatividad mayor y lo veo buscar en las mujeres ese camino", dijo.

En conversación con Radio Con Vos, Segato además se refirió a la violación en grupo que se produjo en Palermo  que ha conmovido e interpelado a la sociedad argentina. La antropóloga explicó que los seis muchachos porteños, que están detenidos y procesados, actuaron de una forma "maligna" y "perversa" para llevar a cabo "una programación corporativa" masculina.

"Para un hombre no existe nada más importante que la mirada de otro hombre sobre sí. El hombre actúa para los hombres. Esa es su programación", dijo.

Para un hombre no existe nada más importante que la mirada de otro hombre sobre sí. El hombre actúa para los hombres. Esa es su programación

Segato dijo que los violadores "deben ser tratados con severidad" y "ser apartados de la sociedad porque no están preparados para vivir entre nosotros", pero al mismo tiempo, se debe entender "cómo y porqué han sido programados para hacer lo que hicieron".

Te puede interesar: ¿Por qué un violador no es un “monstruo”?

La antropóloga explicó que esta "programación" los inhibió de "pensar y sentir", y en su lugar los empujó a "actuar mecánicamente para contentar la mirada de sus pares, la mirada de fratria, la mirada de la corporación. Si se empezó a violar, no se puede parar porque hay que cumplir con el otro hombre, hay que demostrarle que se es hombre".