Lunes, 17 de Junio de 2024 Cielo claro 15.9 °C cielo claro
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Cielo claro 15.9 °C cielo claro
 
Dólar BNA: $943
Dólar Blue: $1280
Sociedad

La polémica "ley de etiquetado" de Twitter

Por Juan Tenembaum

Twitter, como buena parte de Internet, nació con el objetivo de darle una voz a miles de personas que, hasta el momento, no la tenían. O, al menos, no tenían una voz individual con la que gritarle al éter las cosas que le iban pasando. Si bien tuvo algunos momentos de gloria, como su rol en la organización de la primavera árabe, incluso con su triste final, en los últimos años el rol de Twitter en la política comenzó a ser ampliamente discutido. 

La viralización de fake news, el supuesto rol de cuentas falsas en las campañas de Donald Trump, el Brexit y Boris Johnson, y las denuncias contra falsos usuarios, bots y callcenters pusieron a Twitter en la mira de ciertos sectores de la política europea y de los Estados Unidos. La situación llegó a su punto álgido en el 2021, cuando la empresa suspendió la cuenta del mismísimo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

A partir de la invasión que Rusia impuso sobre Ucrania, Twitter largó una campaña de "etiquetado" de cuentas que, según la empresa que fundó Jack Dorsey, están afiliadas de una u otra manera al aparato de información del gobierno de Vladimir Putin. Entre ellos, la red social identificó al periodista de Sputnik y Página/12, Marco Teruggi, al reportero uruguayo Sergio Pintado, y a la periodista española Esther Yañez como "medios afiliados al gobierno de Rusia". 

Según los lineamientos oficiales de la plataforma, se identifican con estas etiquetas a "medios en los cuales un estado ejerce control editorial del contenido a través de recursos financieros, presión política directa o indirecta, y/o control de su producción y distribución". "Las cuentas que pertenecen a entidades mediáticas asociadas a un estado, sus editores en jefe y sus empleados jerárquicos recibirán la etiqueta", explica Twitter.

Sin embargo, los casos previamente mencionados no están contemplados en las políticas oficiales de la empresa. En cambio, son periodistas que trabajan en medios financiados por un estado u otro, pero no necesariamente tienen la línea editorial de sus empleadores. En algunos casos, el mero hecho de decir que trabajás para Sputnik o RT puede significar que Twitter te ponga la etiqueta. Una vez que tu perfil está marcado de esta manera, Twitter reduce el alcance de tus publicaciones y no recomienda las cuentas, metiéndose con la fuente de ingresos de cualquier periodista gráfico: sus lectores. 

Teruggi, uno de los afectados, expresó: "El domingo pasado, la Unión Europea anunció que iban a prohibir a RT y a Sputnik, y el lunes me llegó la notificación de que mi cuenta había sido identificada como medio afiliado al gobierno de Rusia". "Eso -añadió- le pasó a varios periodistas de Sputnik y, en Francia, a muchos de RT". Destacó: "Yo trabajo para cuatro medios distintos, uno de los cuales es Sputnik".

No hay canales de Twitter para reclamar por esta circunstancia, que es grave porque te asocian a un gobierno en guerra, y además es falso. (Marco Teruggi)

"Desde el 2020, Twitter tiene la política de poner a algunos medios que están afiliados a algún gobierno, y ahora lo ampliaron a cargos jerárquicos, que yo no soy", planteó Teruggi. "Mi cuenta -añadió- es personal, no tiene ninguna relación con el gobierno de Rusia, ni financiera ni editorial". Además, contó que "no hay canales de Twitter para reclamar por esta circunstancia, que es grave porque te asocian a un gobierno en guerra, y además es falso". El periodista contó que la etiqueta fue puesta en las cuentas de varios periodistas latinoamericanos, pero que también afectó a reporteros franceses y demás trabajadores de medios rusos.

"La política de acallarme no funcionó por la denuncia que hice", comentó Teruggi. Para el periodista, "hay un debate sobre las redes y, en contexto de guerra, las plataformas tomaron partido". "Las redes, como Twitter, están siguiendo los lineamientos de algunos gobiernos, y marcan: Twitter casi que acusa", comentó. Al mismo tiempo, criticó: "Twitter dice que otros medios, como la BBC, tienen independencia editorial, pero las agencias del estado tienen vínculos con sus gobiernos. Yo creo que acá hubo una idea de identificar con más fuerza a los gobiernos marcados como adversos a los Estados Unidos". Pocos minutos después de terminar la comunicación con Diario Con Vos, Twitter sacó la etiqueta de la cuenta de Teruggi, aunque esta permanece en la de otros periodistas.

El Foro de Periodismo Argentino (Fopea) criticó la medida de Twitter y planteó que el etiquetado representa "peligros para la integridad física de los colegas que encierra esa disposición, en un contexto de conflicto bélico como el que se atraviesa". Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, opinó que esta decisión de Twitter "es fascismo". "Es contrario a las libertades, es tener listas negras", afirmó el mandatorio.

Nuestro producto tiene que facilitar que las personas entiendan quien está detrás del contenido que ven, y cuáles son sus motivaciones e intenciones. (Yoel Roth, el jefe de "Integridad" de Twitter)

Desde Twitter, aclaran constantemente que el objetivo de estas polémicas etiquetas es "agregarle contexto a la conversación". Yoel Roth, el jefe de "Integridad" de Twitter, publicó: "A medida que las personas buscan información confiable en Twitter sobre la invasión rusa sobre Ucrania, nosotros entendemos y nos tomamos en serio nuestro rol". Agregó: "Nuestro producto tiene que facilitar que las personas entiendan quién está detrás del contenido que ven, y cuáles son sus motivaciones e intenciones". Sin embargo, la empresa no respondió a los reclamos de los periodistas latinoamericanos que, sin tener bajada de línea alguna desde Moscú, recibieron la etiqueta.