Martes, 23 de Julio de 2024 Bruma 12.3 °C bruma
 
Lunes, 11 de Octubre de 2021 Bruma 12.3 °C bruma
 
Dólar BNA: $967
Dólar Blue: $1445
Cultura & Espectáculos

Yamir Antiman, el rapero preso que saldrá a tocar en vivo: "Soy un ejemplo de superación"

El rapero Yamir Antiman, que se encuentra cumpliendo su condena en la cárcel de Campana, contó en Pasaron Cosas cómo será la salida excepcional del próximo 19 de marzo, que le permitirá hacer una presentación en vivo en el Teatro Colonial.   

Alojado en el penal de Campana desde mayo del 2019, donde cumple una condena por Asociación Ilícita, Yamir Antiman ya compuso más de 45 temas, editó 19 videoclips y firmó contrato con un disquera. El artista, de 34 años, el 19 de marzo saldrá en forma "extraordinaria" - gracias al contrato que tiene con la productora de los Serantoni-  para dar un show en vivo en el teatro Colonial de Avellaneda.

Antiman, que está preso desde el 15 de mayo de 2019 por asociación ilícita y terminará su condena en septiembre del 2023, empezó a crear sus canciones estando detenido.

Cualquier lugar es un buen lugar para volver a empezar.

Por las restricciones de la pandemia los presos dejaron de tener visitas y, para poder atravesar el aislamiento, tuvieron acceso a teléfonos celulares. Así llegó la app MultiTrack (que graba secuencias musicales aficionadas) a su vida. Yamir recordó que durante ese tiempo, adentro del penal, no había colegio ni cancha: "estábamos encerrados sin acceder a los espacios habituales, así que empecé a depositar mi tiempo tiempo ahí".

En cuanto a los estigmas que tiene la vida penitenciaria en la sociedad, el artista reflexionó: "Realmente la cárcel no está tan lejos de la sociedad. Nadie está exento de terminar detenido".

Preparándose para tener oportunidades al recuperar la libertad, "para no sentirse avasallado", Antiman aseguró que "cualquier lugar es un buen lugar para volver a empezar".

Cómo transformó el pabellón en un estudio improvisado

"Al tema Lo que hice de mi vida lo grabé abajo de un acolchado, sentado en la cama con un celular, logrando una mínima acústica", reconstruyó el músico que, hoy por hoy, accedió a una computadora con micrófono y a una placa de sonido. "Dentro del pabellón armé un mini estudio precario con maderas y frazadas, así puedo lograr algo de calidad", contó.

Dentro del pabellón armé un mini estudio precario con maderas y frazadas.

A su vez, explicó que en el espacio que comparte con sus compañeros dentro del penal "se rompió con la cultura tumbera". "Los chicos participan de los videoclips, comparten mi música y la difunden en las redes. Ven lo que significa incorporar el arte, acá hay un clima que no es el habitual dentro de un pabellón de cualquier cárcel".  "Soy un ejemplo de superación- observó Antiman- Hay chicos que se tiraron a cantar y les pude contagiar mi arte".

El contacto con el público: redes sociales y consejos

En constante contacto con la gente, gracias a las redes sociales, el artista aseguró que las personas le cuentan lo que les genera su música. "Mi público es de los barrios bajos, de las cárceles, se sienten identificados".

Si yo tuviera fueros no estaría preso.

A su vez, reconoció que al lograr cierta confianza le cuentan de sus vidas y le piden recomendaciones. "Quieren salir a robar porque sus padres están sin trabajo". Sin embargo, explicó que desde su lugar intenta transmitir otro mensaje.

Leé también: Stop Motion: del nicho artístico a la masividad del trap

"Las verdaderas personas que le hacen mal a la sociedad no están en las cárceles -observó-. Si yo tuviera fueros, no estaría preso".

Escuchá la entrevista completa acá:

 

Está pasando